Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Chick Corea más que una nostalgia

La resurrección de Return to Forever.

Ha sido una idea grandiosa la del tecladista y compositor Chick Corea: resucitar a Return to Forever, grupo pionero de la década del 70, es mucho más que una decisión nostálgica. Combinando una cierta influencia latina con ritmos de rock y el virtuosismo del jazz, la fusión de Return To Forever suena especialmente vigente en el nuevo milenio. 

Vea también: Música y cine con Ernesto Lechner.

Esta es la segunda gira del grupo en años recientes, y los cambios en la alineación incluyen al guitarrista Frank Gambale en vez de Al Dimeola, y el agregado del francés Jean Luc Ponty (también de la escuela del jazz-rock de los años 70), que por unos meses ha abandonado su propia banda para poner su violín al servicio de Corea. El concierto de Los Ángeles comenzó con la pirotecnia instrumental de Medieval Overture, tema de apertura del disco de 1976 Romantic Warrior. Magnífico resumen de la estética de una banda que alterna un virtuosismo casi sobrenatural con tendencias místicas y climas cinematográficos: digamos, la versión jazzera de Pink Floyd. El bajo de Stanley Clarke sonó épico en Sorceress, mientras que Romantic Warrior fue lo mejor de la noche, gracias al estilo clásico de Corea en el piano acústico.  Sólo hubo un tema de Ponty, Renaissance, alargado y transformado por Return to Forever, sin el menor reparo hacia las convenciones comerciales. El público había venido al Greek Theatre buscando algo distinto, más profundo.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO