Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Adiós al 'Flaco'

El rockero argentino Luis Alberto Spinetta deja una discografía conmovedora que bien vale la pena descubrir.

Rockero argentino Luis Alberto Spinetta, el 'Flaco', durante un concierto.

Foto: Alejandro Kaminetzky/dpa/Corbis

Luis Alberto Spinetta, ‘El Flaco’, fue uno de los grandes exponentes del rock argentino.

Se fue demasiado pronto, de eso no cabe duda. Luis Alberto Spinetta, ‘El Flaco’, quizás el artista más trascendental de todo el rock argentino, falleció el pasado 8 de febrero en Buenos Aires. Tenía solamente 62 años.

Vea también: Las divas de la música brasileña.

Inspirado por Los Beatles y Bob Dylan —pero también por la literatura de vanguardia, las artes plásticas, el folklore y el tango— Spinetta encabezó uno de los primeros intentos de trasladar la estética del rock’n’roll a la sensibilidad latinoamericana. 

En 1969, el disco debut de su banda Almendra marca un antes y un después para el rock argentino. Temas como Muchacha Ojos De Papel y Plegaria Para Un Niño Dormido demuestran que los artistas latinos podían aportarle al rock un toque distinto; la melancolía a flor de piel, letras cargadas de simbolismo y la belleza del español. 

Durante los años 70, Spinetta grabó discos con dos bandas: Pescado Rabioso e Invisible. Ambas absorbieron las influencias de la época — el rock progresivo, la psicodelia y la fusión virtuosa del rock con el jazz. El disco Artaud, de 1973 —trabajo solista pero adjudicado a Pescado Rabioso— es considerado por muchos como la máxima expresión del rock argentino.

Pero fue durante la década del 80 que Spinetta cristalizó la versión más completa de su sonido personal. Con el grupo Spinetta Jade le dio un giro más melódico a su música, fusionando el pop con el rock, el jazz con una cierta mística folklórica y la inspiración de su barrio natal de Belgrano. Los cuatro discos que grabó con el grupo entre 1980 y 1984 (Alma De Diamante, Los Niños Que Escriben En El Cielo, Bajo Belgrano y Madre En Años Luz) incluyen temas emblemáticos del rock latino como Resumen Porteño y Ludmila. Su voz, dulce y frágil, y su enfoque poético de la música popular hacen que Spinetta sea algo inaccesible para los que lo escuchan por primera vez. Pero los que perseveran reciben una justa recompensa.

Durante las siguientes décadas, Spinetta grabó como solista y también con su nuevo grupo, Los Socios del Desierto. Aclamado como un prócer del rock nacional, colaboró con los mejores músicos de su país. En 2009, presentó un proyecto fascinante: Spinetta y las Bandas Eternas, concierto de cinco horas realizado en un estadio de fútbol, donde se presentó con cada una de las bandas que marcaron su carrera. Afortunadamente, el recital fue editado en formato DVD.

En diciembre de 2011, Spinetta habló públicamente sobre su lucha contra el cáncer de pulmón. El mensaje era sutil, cargado de optimismo, fiel a la personalidad del cantante. Pero la recuperación soñada no pudo llegar. De acuerdo a su petición, sus cenizas fueron esparcidas en el Río de la Plata.

Fuera de la Argentina, sólo los fanáticos del rock latino conocen la obra de Spinetta. Lo bueno del arte es justamente eso, su capacidad de trascender el paso del tiempo. Hoy, en la era digital, es más fácil que nunca acceder a la música del Flaco, una discografía conmovedora que bien vale la pena descubrir.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO