Gregory Peck: Impecable héroe hollywoodense

El centenario del actor que con su estilo noble y sincero llegó a la cumbre de su carrera.

El ideal

Pocos actores lograron expresar la esencia del héroe clásico hollywoodense —su nobleza, su capacidad de triunfar contra las fuerzas del mal— como Gregory Peck. El actor vivió 87 años y su filmografía incluye una extensa lista de grandes películas, principalmente entre los años 40 y 60. Eldred Gregory Peck nació hace 100 años en San Diego, California. De niño era tímido y su único amigo era su perro Bud, que lo siguió un día volviendo de la escuela y se quedó con él.

John Springer Collection/Corbis/Getty Images

Comienzos en el teatro

Peck se vuelve más extrovertido cuando empieza a hacer teatro mientras estudia medicina en la University of California, Berkeley. Continúa sus estudios de teatro en Nueva York y a principios de los años 40, consigue trabajo en el teatro, que en ese momento estaba necesitado de actores masculinos por el comienzo de la guerra. Peck había sufrido una lesión en la espalda y así se salva de la conscripción. En octubre de 1942 se casa con su primera esposa, la peluquera finlandesa Greta Konen, con quien tuvo tres hijos.

Ullstein Bild/Getty Images

De actor a estrella

Peck entra al cine por la puerta grande. Su debut es un protagónico interpretando a un guerrillero soviético en Days of Glory (1942), bajo la dirección de Jacques Tourneur. Su segunda película, The Keys of the Kingdom (1944), en el papel de un cura escocés que viaja a China para evangelizar a la población, le significa una nominación al Oscar, la primera de cinco. Desde ese momento, se establece como estrella de cine, entablando una estrecha relación con los estudios Fox.

20th Century-Fox/Getty Images

Llueven las nominaciones

Después de trabajar en Spellbound (1945) con el maestro del suspenso, Alfred Hitchcock —y vivir un romance con su compañera de reparto, Ingrid Bergman— Peck filma The Yearling, en 1946, recibiendo su segunda nominación al Oscar. La tercera llega un año después, bajo la dirección de Elia Kazan, en el polémico drama Gentleman’s Agreement, sobre un periodista que posa como judío para exponer el antisemitismo en EE.UU. El film ganó tres Oscar, incluso mejor película, pero ninguno para Peck.

Cortesía de Everett Collection

Primer fracaso

En 1947, vuelve a colaborar con Hitchcock, pero esta vez los resultados son mixtos. Acompañado por la bella italiana Alida Valli en The Paradine Case, Peck interpreta a un abogado inglés que se enamora de una mujer acusada de asesinato. La crítica señaló la dificultad del actor para dejar de lado sus gestos americanos. Fue un fracaso comercial y Peck diría más tarde que si pudiera quemar una película de su filmografía, elegiría esta.

Corbis/Getty

Un ‘rey’ para Peck

La cuarta nominación al Oscar llega en 1949, gracias a una película que Peck había rechazado inicialmente. El guion de Twelve O’Clock High, sobre la insostenible presión psicológica que sufren los pilotos estadounidenses encargados de bombardear la Alemania nazi, fue desarrollado durante varios años antes de caer en las hábiles manos del director Henry King. Peck se lleva de maravillas con el realizador, colaborando en las decisiones actorales. Filmaría otras cinco películas con él, más que con ningún otro director.

Mondadori Portfolio/Getty Images

Un bigote caro

En 1950, Peck protagoniza uno de los mejores wésterns en la historia del cine. Dirigida por King, The Gunfighter es sobre un legendario pistolero que busca alejarse de la violencia pero no lo consigue porque su reputación lo persigue. El actor aporta una intensidad notable al papel, incluso se deja crecer un bigote que provoca la ira de Spyros Skouras, presidente de Fox. Cuando la película no tiene éxito de taquilla, Skouras increpa a Peck: “Ese bigote nos costó millones de dólares”.

20thCentFox/Courtesy Everett Collection

Oferta de AARP

Diviértete cada día con reseñas de cine, música y libros, horóscopos y juegos

Únete a AARP hoy mismo y disfruta la vida un poco más

Getty Image

Amor definitivo

Los papeles de aventureros caballerosos, valientes y con principios éticos eran la especialidad de Peck. Para filmar Captain Horatio Hornblower (1951) se traslada a Londres a estudiar esgrima e historia naval. En 1952, trabaja con Susan Hayward y Ava Gardner en The Snows of Kilimanjaro, adaptación de Ernest Hemingway sobre un escritor de safari en África. Mientras tanto, se divorcia de Greta. En París conoce a la periodista Veronique Passani, quien sería su esposa hasta el final de su vida. Tuvieron dos hijos.

Michael Ochs Archives/Getty Images

La magia de Roma

En 1953, Peck filma una de sus mejores películas, una comedia romántica que hasta el día de hoy sorprende con su magia irresistible: Roman Holiday, junto a una brillante  Audrey Hepburn, en su primer protagónico. Hepburn y Peck comparten una química notable como una princesa europea que se escapa de su cortejo y visita Roma junto a un reportero estadounidense que encuentra en el camino. Dirigida por William Wyler en blanco y negro, incluye una escena inolvidable en “la boca de la verdad”.

Cortesía de Everett Collection

Éxito taquillero

Comienza los 60 filmando en la isla griega de Rodas uno de sus más grandes éxitos comerciales: la aventura militar The Guns of Navarone (1961). Su poder en Hollywood era tan grande, que eligió él mismo al director de la película, J. Lee Thompson. Navarone, donde comparte el reparto con Anthony Quinn, Irene Papas y David Niven, recauda $12.5 millones, la película más taquillera del año. Peck obtiene un porcentaje de las ganancias con el que se compra una lujosa casa en Cap Ferrat, al sur de Francia.

Cortesía de Everett Collection

Se convierte en productor

Su siguiente proyecto lo maneja a través de su propia compañía de producción, Melville Productions. Cape Fear es un thriller mórbido y brutal, filmado en blanco y negro por el director J. Lee Thompson. Se trata de un abogado (Peck) que es aterrorizado junto a su familia por un convicto recientemente liberado y sediento de venganza (Robert Mitchum). Durante la filmación de una pelea, Peck demuestra el poderío de su fuerza física cuando le pega una trompada a Mitchum y lo deja dolorido por varios días.

Silver Screen Collection/Getty Images

El ‘ruiseñor’

Llega el momento de la consagración absoluta, la película definitiva de Gregory Peck y un momento de alto vuelo para el cine de Hollywood: To Kill A Mockingbird (1962), adaptación de la novela de Harper Lee, con guion de Horton Foote. Una historia de racismo, injusticia y esperanza que transcurre en la contradictoria Alabama de los años 30. Una película que parece haber sido diseñada especialmente para la nobleza de Peck. Hubiera sido escandaloso que no ganara el Oscar a mejor actor.

Universal History Archive/Getty Images

Años difíciles

La década de los 70 es particularmente dolorosa para Peck. En 1974, el fracaso de The Dove lo impulsa a dejar de trabajar en películas como productor. En junio de 1975, se suicida Jonathan, su hijo mayor, la tragedia más grande de su vida. Peck regresa al cine con una elección inusual pero acertada: The Omen (1976), excelente historia de terror generada como reacción al éxito de El exorcista, dirigida con aplomo por Richard Donner.

20th Century Fox/Cortesía de Getty Images

A la televisión

En 1956, Peck había filmado el que quizás fue su fracaso más interesante: una versión del clásico literario Moby Dick dirigida por John Huston. En 1998, regresa a la novela de Henry Melville —esta vez una miniserie— interpretando al padre Mapple, un papel que le significó solamente un día de trabajo. Es recompensado con un Globo de Oro a mejor actor de reparto en una producción televisiva. Peck sigue considerando guiones, pese a quejarse de que solo le ofrecen papeles de abuelo.

Cortesía de Everett Collection

Los años dorados

Peck termina su carrera presentando conferencias donde proyecta selecciones de sus películas, cuenta anécdotas y responde preguntas del público. También apoya a la biblioteca de Los Ángeles con una serie de lecturas públicas. Fallece el 12 de junio del 2003, a los 87 años, al lado de su esposa. Su estilo serio, sincero y reticente había pasado de moda a partir de los años 60. Pero la calidad de su trabajo nos recuerda el nivel artístico que Hollywood supo alcanzar en sus mejores momentos.

Catherine Lethold/AP

  • Pinterest
  • Google+

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

 

NO TE PIERDAS

 Mejores trajes de baño para el verano del 2016

Nicola Griffin: Nuestra heroína talla 16

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad