Skip to content
 

Cortos nominados al Oscar 2016

Siete países compiten en la categoría de Mejor Cortometraje de Ficción.

Este año, siete países compiten en la categoría de Mejor Cortometraje de Ficción (duración menor a 40 minutos) para los premios Oscar que entrega la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood. Llama la atención que, de los cinco cortos nominados, tres tienen lugar en zonas de guerra o conflicto; aunque uno de ellos (Ave María) se las ingenia para ser una comedia. Otro, Everything Will Be Okay, es un drama familiar tan desgarrador como el peor conflicto bélico. Solo uno de los trabajos nominados (Stutterer) tiene un final esperanzador. Si como es tradicional para la Academia, los cortos se eligen, entre otras cosas, por su habilidad para reflejar la realidad, el panorama que nos presentan los del 2015 no es nada alentador.

Shok

PAÍSES: Reino Unido y Kosovo
DIRECTOR: Jamie Donoughue

Ubicada durante la Guerra de Kosovo (finales de los 90), Shok se centra en dos niños albaneses de alrededor de diez años cuya amistad florece aun en medio de la devastación creada por los combatientes serbios. Oki tiene una bicicleta que logró comprar con sus ahorros vendiendo almendras; Petri, por otra parte, quiere comprarse una con el dinero que gana vendiéndole tabaco a los enemigos. En uno de sus intercambios, un soldado le quita a Petri la bicicleta de Oki, demostrándole que no puede confiar en los serbios. Furioso, Oki lo insulta, llamándolo traidor por hacer negocios con sus enemigos y rompe la amistad. Eventualmente los dos niños reinician su amistad, pero la brutalidad de la sistemática limpieza étnica de los serbios termina por alcanzarlos también a ellos y a su familia. Como en los mejores relatos bélicos, Shok se centra en la mirada infantil para demostrar que la consecuencia más devastadora de toda guerra es la pérdida de la inocencia.

Ave Maria

PAÍSES: Palestina, Francia y Alemania
DIRECTOR: Basil Khalil

El automóvil de una familia israelí que viaja por la Ribera Occidental se descompone en la carretera cuando el padre maneja precipitadamente tratando de que el sabbat no los agarre utilizando una maquinaria prohibida en ese día. El auto se impacta contra una estatua de la Virgen María afuera de un convento de monjas francesas. Las religiosas de la congregación, que han hecho votos de silencio, se ven obligadas a romperlos para poder auxiliar a los desconocidos. Por su lado, los israelíes también tienen que sacrificar sus creencias para poder hablar por teléfono (otro aparato prohibido en sábado por la religión judía ortodoxa). La primera compañía de taxis que llaman es árabe y el padre de familia se niega a usarlo porque piensa que es muy arriesgado. Cuando llama a una israelí, acaba peleándose también con el dependiente porque piensa que lo quiere estafar con la cantidad exorbitante que le pide. Por su parte, la abuela que tiene sed está más dispuesta que su propio hijo a pasar por alto sus creencias y tomar agua, aunque no sea kosher. El principal mérito de Ave Maria es que, sin tomar partido, presenta humorísticamente a través de una sencilla historia, el absurdo de las posturas inflexibles que llegan a tener todos los involucrados en ese conflicto de Medio Oriente.

Day One

PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Henry Hughes

Day One también nos habla acerca de la necesidad de sacrificar creencias para poder sobrevivir en otra parte del Medio Oriente. Inspirada en una historia real, trata sobre el primer día en Afganistán de Feda, una intérprete que trabaja para las fuerzas armadas estadounidenses en ese país. Los soldados irrumpen en la casa de una familia afgana, cuya mujer está a punto de dar a luz. Entre el grupo de estadounidenses se encuentra un doctor, pero el marido de la mujer se niega a que un hombre vea a su esposa y solo permite que la intérprete trate de asistirla. Sin entrar en la habitación el médico trata de darle instrucciones, pero el parto es más complicado de lo que esperaban. En una desgarradora escena, nos damos cuenta de que el bebé viene atravesado y que salvarle la vida pone en riesgo a la madre. Day One nos muestra una visión desoladora de la realidad en Afganistán.   

Everything Will Be Okay

PAÍSES: Alemania y Austria
DIRECTOR: Patrick Vollrath

Aunque no tiene lugar en una zona de guerra, Everything Will Be Okay es tan brutal como cualquier conflicto bélico. Un padre divorciado recoge a su pequeña hija de ocho años para tenerla a su lado un fin de semana. Todo ocurre natural y civilizadamente entre la expareja. No sabemos los detalles de la separación, pero se nos da a entender que la madre de Lea ya ha rehecho su vida y tiene a un nuevo compañero a su lado. La salida de padre e hija parece totalmente rutinaria: un simple paseo como cualquier otro en el que le toca tener a la niña. Poco a poco, nos vamos dando cuenta de que el padre tiene otros planes. A pesar de que la relación entre ellos es muy entrañable, Lea comienza a sospechar que hay algo diferente en esta. La película utiliza irónicamente en su título, una frase que a menudo se les dice a los niños, “Todo estará bien”, cuando se les quiere tranquilizar, pero la realidad acaba demostrando que no todo está bien y que, por más que las leyes traten de mediar entre la repartición del tiempo de los hijos, siempre hay alguien que sale menos beneficiado y que es inevitable que los más afectados sean quienes menos culpa tienen.

Stutterer

PAÍS: Reino Unido
DIRECTOR: Benjamin Cleary

Stutterer trata sobre un joven que padece de una terrible tartamudez, lo cual le impide incluso que se pueda comunicar por teléfono. Su caso se hace más patente cuando logra, tras una larga espera, que un ser humano le conteste después de una serie de grabaciones. Si todos hemos experimentado la frustración de darnos a entender con operadores impacientes, para Greenwood, la experiencia no es menos que agónica. Solitario y tímido, Greenwood, sin embargo, tiene una gran vida interior que puede plasmar por escrito en las redes sociales. Es a través de la computadora que ha entablado una buena relación con una muchacha. El diálogo cibernético con Ellie ya ha durado dos años cuando ella le informa que estará de visita en Londres y le gustaría conocerlo. Greenwood entra en pánico. Stutterer es el único de los cortos que se centra en el amor y tiene una resolución esperanzadora probando que, como dice el dicho, “Siempre hay un roto para un descosido”. 

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO