Skip to content
 

Guía paso a paso para comprar la bombilla adecuada

¿LED? ¿CFL? ¿E26? ¿A19? ¿Blanco cálido? ¿Luz de día fría? Las opciones pueden ser abrumadoras.

17 bombillos diferentes

VVOEVALE/GETTY IMAGES

In English

¿Alguna vez has ido a una ferretería grande a comprar una bombilla, has echado un vistazo a la enorme sección de iluminación y has decidido que tal vez acostarte al anochecer y levantarte al amanecer no es tan mala idea?

No te dejes intimidar por los cientos de opciones que encontrarás en las interminables filas de bombillas. La tecnología ha cambiado las bombillas para mejor: duran mucho más que antes, pueden producir diferentes intensidades de luz y algunas pueden incluso encenderse y apagarse con un celular, el movimiento o la salida del sol. Encontrar la adecuada solo requiere acostumbrarse a algunas características que las bombillas de antes no ofrecían. Comprar la bombilla equivocada puede significar otro viaje a la ferretería o, peor aún, un juego de bombillas que no puedes usar.

Tipos de bombillas

No hace mucho tiempo, si querías una bombilla, comprabas una incandescente, del tipo que creó Thomas Edison para el consumo comercial. Todavía puedes comprar bombillas incandescentes clásicas, que tienen un filamento cuyo brillo depende de la energía que pasa a través de la bombilla. Pero ahora tienes otras opciones:

  • Las bombillas de diodos emisores de luz (LED) fueron en su día la opción más cara, pero sus precios han bajado considerablemente. Puedes conseguir algunas bombillas LED de marca genérica con una luminosidad equivalente a la de una bombilla incandescente de 60 vatios por $1 o menos; las de marca suelen costar más. Las LED pueden durar unas 25,000 horas, mientras que las bombillas incandescentes duran aproximadamente 750 horas.  
  • Las luces fluorescentes compactas (CFL), esas bombillas fluorescentes con forma de espiral, también son más eficientes energéticamente que las bombillas incandescentes. Pueden durar unas 8,000 horas y cuestan entre $2 y $3 cada una. Dado que contienen pequeñas cantidades de mercurio, las CFL deben reciclarse. Algunas tiendas, como Home Depot y Lowe's, reciclan las CFL de forma gratuita.
  • Las luces halógenas son bombillas muy brillantes que suelen utilizarse para iluminar áreas pequeñas, como las encimeras de la cocina. Suelen durar unas 2,500 horas y se calientan incluso más que las bombillas incandescentes, por lo que debes esperar a que se enfríen antes de tocarlas.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


Sin embargo, lo que pagas por una bombilla es solo una parte del total. También debes tener en cuenta la frecuencia con la que tendrás que cambiar las bombillas y la cantidad de energía que utilizarás para encender la luz. Según la Consumer Federation of America, a lo largo de 10 años, el costo total —es decir, el costo de la bombilla y la energía para hacerla funcionar— de usar una bombilla incandescente de 60 vatios sumaría unos $70. (Ese costo también incluye la compra de varias bombillas incandescentes de reemplazo durante esa década). Una CFL cuesta unos $20 en el mismo periodo de tiempo y una LED cuesta un promedio de $13.70. La casa promedio tiene más de 20 bombillas, lo que significa que cambiar las incandescentes por las LED podría ahorrarte unos $1,100 en 10 años, o un poco más de $100 al año.

Luminosidad de la bombilla

No hace mucho tiempo, a la hora de comprar una bombilla lo más importante era cuántos vatios necesitabas: una bombilla de 100 vatios para leer, por ejemplo, o una de 60 vatios para una lámpara de mesa.

Sin embargo, un vatio es una medida de la energía que se necesita para encender una bombilla, no de su luminosidad. (Lleva el nombre de James Watt, inventor de la máquina de vapor). Muchas de las bombillas más nuevas están indicadas en lúmenes, que es la cantidad de luz que emite una bombilla específica, y eso se debe a que la mayoría de las bombillas más nuevas, como las LED, utilizan mucha menos energía que las incandescentes.

Por ejemplo, una bombilla incandescente tradicional de 60 vatios emite 900 lúmenes de luz y consume 60 vatios de energía. Una bombilla LED que emite 900 lúmenes de luz solo consume 15 vatios de energía. A continuación se incluye una tabla de conversión de vatios a lúmenes para las bombillas incandescentes. 

Vatios Lúmenes
40 W 600 lm
60 W 900 lm
75 W 1125 lm
100 W 1500 lm
150 W 2250 lm

Fuente: RapidTables.com

¿Qué tipo de calidez?

Las luces incandescentes de antes eran de un tono blanco, a menos que te gustaran las luces de fiesta de colores. Las nuevas bombillas, incluso las incandescentes, tienen una variedad de colores cálidos, que se miden en una escala de 1000 a 10000 kelvin (lleva el nombre de William Thomson, Lord Kelvin, quien descubrió el cero absoluto, la temperatura más baja posible).

Según el fabricante de bombillas Westinghouse, las temperaturas kelvin para aplicaciones de iluminación comercial y residencial se sitúan en una escala de 2000 K (blanco cálido) a 6500 K (luz del día):

  • Las bombillas en el rango de 2700 K son de color blanco cálido, consideradas acogedoras, y son ideales para salas de estar y cocinas.
  • Las bombillas en el rango de 3100 K a 4500 K son de color blanco frío, a veces con un matiz azul. A menudo se usan para baños, tocadores e iluminación exterior.
  • Las bombillas en el rango de 5000 K se llaman "luz de día fría" y son ideales para sótanos, garajes e iluminación de seguridad.  

La ubicación es lo más importante

Excepto si te gustan las alturas, las bombillas más duraderas son las que necesitas en lugares de difícil acceso, como la parte superior de una escalera. De nuevo, las bombillas LED serían tu mejor opción. Si decides utilizar una bombilla LED para ese foco montado bajo las vigas, asegúrate de elegir una que esté hecha para uso exterior.

Y no hace falta que te comportes como un héroe para reemplazar una bombilla. Si no te sientes seguro para subir a cambiar una bombilla de difícil acceso, pide ayuda a un familiar, un vecino o un empleado de mantenimiento.

Si la bombilla va a estar en un lugar cerrado, como una lámpara de pasillo con una cubierta de cristal que se encaja en el techo, o una lámpara de exterior que está protegida de la intemperie por una esfera de vidrio, necesitará una bombilla indicada para instalaciones cerradas. Las LED y las CFL no duran mucho en lámparas cerradas porque la acumulación de calor funde algunos de sus componentes.

Si piensas colocar una bombilla en un lugar donde pueda haber humedad, como un baño o un sótano, asegúrate de comprar una bombilla adecuada para lugares húmedos. Utiliza bombillas de exterior aptas para la humedad para las luces de los porches que estén resguardadas de la lluvia o el viento, y también en cubiertas con un voladizo que no permita la entrada de agua (de lo contrario, necesitarás bombillas aptas para la lluvia).


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


¿Qué tipo de características necesitas?

Las bombillas tradicionales tenían una sola característica: las enroscabas en el tomacorriente, encendías el interruptor y producían luz. Hoy, sin embargo, puedes comprar bombillas que:

  • Se regulan. No es exactamente una novedad, pero puedes comprar luces LED e incandescentes regulables. La mayoría de las bombillas CFL no son regulables, y esto se indica en la caja.
  • Escuchan. Algunas bombillas tienen wifi o Bluetooth, lo que significa que puedes encenderlas y apagarlas (o atenuarlas) o incluso cambiarlas a una amplia variedad de colores con un celular o un altavoz inteligente.
  • Se encienden solas. Algunas luces exteriores pueden apagarse al amanecer y encenderse al atardecer.
  • Vigilan. Algunas bombillas tienen sensores de movimiento, que ahuyentan a los intrusos y a la vida silvestre por igual.

Una nota final: las bombillas, en particular las luces halógenas, vienen en una gran cantidad de tamaños y formas. Afortunadamente, la clásica bombilla que se enrosca, en forma de pera, con la que todos estamos familiarizados, y que probablemente estés reemplazando, es fácil de identificar en los estantes de las tiendas. En la caja busca la descripción "E26" o "medium base" (rosca media/estándar), que indica que la bombilla se enroscará en un casquillo estándar, y "A19", que significa que la bombilla tiene el tamaño y la forma de una bombilla estándar. Si necesitas algo que no sea una bombilla E26 o A19 estándar y quieres ahorrarte otro viaje a la sección de bombillas, llévate a la tienda la bombilla que piensas reemplazar. 

 

John Waggoner escribe para AARP sobre temas financieros, desde presupuestos e impuestos hasta el Seguro Social y la planificación de la jubilación. Anteriormente fue periodista para Kiplinger's Personal Finance y USA Today, y ha escrito libros sobre inversión y la crisis financiera del 2008. La columna sobre inversión de Waggoner para USA Today se publicó en docenas de periódicos durante 25 años.