Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en entradas de cine


Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Encuentra un empleo hoy

Prescripción de medicamentos fuera de su botella

Ahorros en recetas

Programa exclusivo de Catamaran

Abuela, mamá e hija cocinando - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Celebra la Herencia Hispana

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

La hipertensión aparece sin aviso y es común en la población hispana

Cuando tenía apenas 30 años de edad Marisol González sufrió un desmayo en su casa y tuvo que ser trasladada de emergencia al hospital más cercano. Allí, la joven mujer se enteró que sufría de una enfermedad de la cual nunca tuvo síntomas y que casi le cuesta la vida: la hipertensión.

Vea también: Seis alimentos para controlar la hipertensión.

“Me caí en el baño con todo el peso de mi cuerpo y me llevaron a la clínica Gómez Patiño en República Dominicana donde me internaron por cinco días y descubrieron que tenía presión alta y desde ese tiempo padezco de esa enfermedad”, comenta González.

“Yo no sabía que tenía presión alta, porque es una enfermedad que no tiene síntomas, por eso es que le dicen el ‘asesino silencioso’. Ese es el gran problema. A mí sólo me daba dolor de cabeza, pero no era constante”, dice la mujer quien a pesar de tener antecedentes genéticos de problemas cardíacos —su padre murió a los 43 años de un infarto— nunca se chequeó la presión.

“Yo era muy joven y nunca pensé que podría  sufrir de eso”, aclara.

Hoy, a sus 66 años, esta dominicana que reside en El Bronx, NY, lleva más de tres décadas padeciendo de hipertensión, un mal que le ha hecho cambiar por completo su estilo de vida y por el que está obligada a tomar muchas medicinas todos los días debido a las complicaciones que le ha ocasionado.

“Me descubrieron que tengo un problema bastante serio con los riñones que fue producido por todos los años que llevo con presión alta. Se ven obligados a trabajar el doble y eso  los ha dañado”, indica.

Pero, la insuficiencia renal no ha sido la única complicación que ha sufrido esta mujer hispana debido a la hipertensión. “La presión alta me ha afectado el corazón también y hace muchos años me dio un infarto”, recuerda.

Según el doctor Mario J. García, jefe de Cardiología del Centro Médico Montefiore de El Bronx, la hipertensión es un desorden de la circulación muy común en la población hispana.

“Está asociada, al cabo de varios años, a eventos cerebro-vasculares y coronarios; los más notables son el derrame cerebral, el infarto al miocardio y el fallo cardíaco”, explica el experto.

El cardiólogo indica que en la mayoría de los casos, la hipertensión está relacionada con factores genéticos y familiares que aún no se conocen bien. “Hay personas que a pesar de tener un estilo de vida saludable y de hacer todo lo correcto, lamentablemente pueden desarrollar hipertensión, no es algo que se pueda evitar”, explica. También está asociada a la arteriosclerosis, la diabetes y la obesidad, así como al estilo de vida de cada persona.

“Malos hábitos como el exceso de ingestión de sal, el consumo excesivo de calorías y la falta de actividad física aumentan la probabilidad de desarrollar la enfermedad”, dice el doctor García.

El especialista asegura que las cifras de hipertensión en los hispanos son altas porque hay prevalencia de factores de riesgo como, por ejemplo, la diabetes y la obesidad, aunado a una dieta poco saludable y la falta de ejercicios.

Uno de los grandes problemas con la hipertensión es que pueden pasar muchos años sin que la persona presente ningún síntoma, por ello el galeno aconseja hacerse exámenes físicos con regularidad y chequearse la medida de la presión arterial por lo menos una vez al año.

“Eso se puede hacer en la oficina de un médico, en un centro de salud, y hasta en una farmacia. Si se detecta que hay un aumento en la presión es importante establecer una relación con un médico, un cardiólogo o un internista para que le de seguimiento y lo monitoree frecuentemente”, indica García.

“Obviamente una persona que tenga antecedentes familiares, como padres o hermanos que hayan sufrido de hipertensión, tienen probabilidades altas de sufrir la enfermedad, por ello esos pacientes tiene que monitorearse más frecuentemente”, insiste el especialista, quien agrega que “el riesgo de desarrollar la hipertensión va aumentando con la edad”.

En el 90% de los casos, la hipertensión no se puede curar, sin embargo, el doctor García asegura que la enfermedad se puede controlar con tratamientos y remedios y la persona puede llevar una vida prácticamente normal.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?