Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

sorteo

Gana las vacaciones de tus sueños. ¡Participa hoy!

becas para
hispanos

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad.

vencer el
hambre

Apoya la campaña de AARP para vencer el hambre en América.

campaña
Independencia financiera

encuesta

Preguntas y respuestas del
Seguro Social

Todo lo que necesitas saber sobre tus beneficios.

juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

Alerta sobre fraudes

Cupones que no deben usarse

Los cupones falsos pudieran costarle más que dinero.

Fraude con los cupones

— Mikael Damkier/Alamy

In English | Es un fraude que probablemente cause más problemas en la cola para pagar que en su cuenta de banco. Entonces, ¿por qué debe importarle la actual racha de cupones falsos ofrecidos por internet?

Porque si intenta usar uno, pudiera acabar pagando un precio muy superior al ahorro que lograría si el cajero lo acepta. Pudiera acabar en la cárcel.

Al ver que más y más consumidores recurren a internet para encontrar medios de estirar sus finanzas, los llamados "hackers" o piratas informáticos se han dedicado a explotar esa mina de fechorías, dando lugar a una auténtica explosión de cupones fraudulentos.

Es una jugarreta extraña, pues en la mayoría de los casos los que crean los cupones falsos no tienen manera de lucrar con ellos. El objetivo parece ser simplemente aumentar su reputación dentro de la comunidad de "hackers" al provocar un fenómeno que se ha manifestado en todo el país.

Sin duda, algunos de estos piratas se consideran Robin Hoods modernos, bandidos que ayudan a los pobres a robar a los comerciantes.

A continuación le explicamos cómo los cupones falsos le pueden perjudicar y por qué debe tener mucho cuidado al obtener cupones por internet.

Hacer clic en enlaces que le prometen cupones, especialmente si esos enlaces se anuncian por correo electrónico o en foros en línea, puede infectar su computadora con un programa maligno que les facilita a los "hackers" sus archivos, contraseñas y números de cuentas bancarias (si accede a estas en línea).

Una manera de casi garantizar que lo engañen es participando en una subasta de cupones por internet. Lo más probable es que los cupones sean falsos, y que nunca se los entreguen, aun si "gana" la subasta. Pero si lograra descargar los cupones falsos e imprimirlos, sus problemas apenas comenzarían.

Los "hackers" tratan de que los cupones sean tan realistas que pasen por los escáners de los comercios como si fueran de verdad. Pero a veces los escáners identifican los cupones falsos o alertan a los empleados.

¿Qué sucede entonces? En el mejor de los casos: una situación embarazosa. Le rechazan el cupón. O le prohiben comprar en esa tienda en el futuro. Y "a algunas personas las han arrestado por canjear cupones falsos", dice Bud Miller, de la Cupon Information Corporation (Corporación de Información sobre Cupones), grupo que representa a la mayoría de los fabricantes (de productos de belleza, alimenticios, etc.) que expiden cupones. La ley también persigue a los que crean cupones falsos.

Aun si tiene la suerte de que no lo detengan o avergüencen, hay un problema social que debe considerar. Cuando canjea un cupón falso, eso eleva el costo de operaciones de la tienda, y se calcula que el fraude con cupones suma millones de dólares.

Esos costos se transfieren al comprador en forma de precios más altos. "Y porque el problema se ha generalizado tanto", dice Miller, "algunos comercios se niegan a aceptar los cupones que se obtienen en línea, cosa que perjudica a todos los compradores".

¿Es falso o no ese cupón?

Si no cuesta, no lo acepte. "No hay ofertas legítimas de productos sin costo alguno -productos que obtiene sin comprar nada- que se puedan imprimir en casa", explica Miller. Los auténticos "regalos" que se pueden obtener en línea exigen que primero uno se inscriba, y posteriormente el fabricante le envía el cupón por correo normal.

Hay cupones que ofrecen un artículo gratis si se compra uno igual, y otros que prometen descontarle del precio un porcentaje o una cantidad específica. Muchos de estos se pueden imprimir en casa y son legítimos.

Pero si ve la imagen completa del cupón en la pantalla, el cupón suele ser falso o no autorizado. Porque los fabricantes casi nunca muestran sus cupones en línea, para evitar que los copien o reproduzcan.

Los cupones legítimos siempre indican una fecha de expiración y, casi siempre, el tamaño del producto que hay que comprar. Los cupones falsos no suelen contener esta información.

Para encontrar ofertas legítimas, limítese a los sitios web de los fabricantes o a sitios web acreditados, como www.coupons.com, coolsavings.com y www.couponmom.com. A menos que se haya inscrito en un sitio web para recibir ofertas de cupones, no haga clic en ninguna oferta que reciba por correo electrónico.

Si quiere saber si un cupón específico es genuino, visite la página web de la Coupon Information Corporation, donde verá imágenes de cupones falsos.


Sid Kirchheimer escribió
Scam-Proof Your Life (Haga a su vida a prueba de estafas).

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.