Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Dublín: cosas que hacer, lugares para comer y atracciones Skip to content
 

Dublín, una ciudad moderna para explorar en toda su extensión

La capital irlandesa suma nuevos placeres a su encanto histórico.

El puente Ha'penny en la ciudad de Dublín, Irlanda

Getty Images

El Ha'penny Bridge (Puente del medio penique) es un puente peatonal que data de 1816, Dublín, Irlanda.

In English | En los últimos años, una onda de energía se ha propagado por Dublín, junto con turistas estadounidenses que visitan Irlanda, 1.2 millones solo en el 2017. Aunque la ciudad aún conserva su encantadora arquitectura georgiana de baja altura que siempre he amado, al pasar un largo fin de semana allí recientemente, sentí un joven espíritu creativo en muchos de sus restaurantes, tiendas, excursiones y museos.

Desde mi última visita hace solo seis años, el ambiente ha cambiado, especialmente cuando se trata de la gastronomía. De la granja a la mesa, de todo menos un concepto nuevo en Irlanda rural, en la actualidad es la norma en los restaurantes dublineses. Los productos agrícolas, quesos, mariscos y carnes irlandeses han ganado respeto más allá de las fronteras del país, y los chefs irlandeses que perfeccionaron su arte en el extranjero han regresado con versiones innovadoras de los platos clásicos de su país.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Si nunca has visitado la ciudad, o hace años que no pasas por ahí, ahora es definitivamente el momento de hacerlo. Aquí comparto varios consejos sobre dónde alojarte, dónde cenar y qué hacer.

Museo The Irish Emigration

Alamy Stock Photo

EPIC, el museo irlandés de emigración, muestra exposiciones interactivas.

Qué hacer

Sabemos que no podemos dejar de ver el Libro de Kells, un manuscrito que data del año 800 D.C., pero también está el primer museo completamente digital del mundo, EPIC, el museo irlandés de emigración, que abrió sus puertas en el 2016 (en inglés). Pronto se convirtió en una de las atracciones más populares de Dublín, y fue nominado al premio Museo europeo del año en el 2018. Las galerías Migration, Motivation, Influence and Diaspora (migración, motivación, influencia y diáspora) relatan las historias de 300 personas comunes y excepcionales que representan a 70 millones de personas de ascendencia irlandesa mundialmente. Aunque no tengo ascendencia irlandesa, de todos modos encuentro divertido caminar por el Irish Family History Centre del museo, donde genealogistas ayudan a los visitantes a descubrir sus raíces.

Otro museo altamente interactivo, a una escala más pequeña, es el General Post Office (GPO) Witness History Museum (en inglés) (Museo de la historia de testigos de la Oficina General de Correos), que también abrió en el 2016 con innovaciones ganadoras de premios prestigiosos. Su tecnología te permite experimentar los lugares y sonidos del Alzamiento de Pascua de 1916, una rebelión contra la autoridad británica que resultó en el establecimiento de la República de Irlanda en 1922.

Cambia el ritmo de tu visita a uno más tranquilo y olvídate de la tecnología al entrar en la Irish National Gallery (Galería Nacional de Irlanda), en inglés, que volvió a abrir sus puertas al público tras una restauración de siete años. La colección permanente del museo está expuesta en espacios bellamente transformados, en los que se destacan obras maestras de arte de Rembrandt, Caravaggio, Monet y Picasso, además de una prestigiosa colección de arte irlandés.

A solo un paseo a pie de la galería, el Merrion Hotel, de cinco estrellas, tiene expuesta la colección privada de arte de los siglos XIX y XX más grande de Irlanda. Audioguías gratuitas dirigen a los visitantes por los elegantes salones en este grupo de cuatro casas adosadas georgianas.

Si no has visitado Dublín en años recientes, échale un vistazo al Little Museum of Dublin (Pequeño museo de Dublín), en inglés, que comenzó en el 2011 con una petición de recuerdos y artefactos. Los residentes de Dublín respondieron con entusiasmo, con más de 5,000 fotos, cartas y recuerdos personales e históricos, muchos de los cuales actualmente figuran en la exposición. Lo mejor: el programa gratuito del museo, llamado Ciudad de las Miles Bienvenidas, que empareja a los visitantes con residentes para dar paseos y conversar mientras disfrutan de una pinta de cerveza o un té. The Sydney Morning Herald lo denomina “la mejor cosa gratuita que hacer en Europa”. ¡Haz tus reservaciones con anticipación!

O'Neills Victorian Pub & Townhouse

Alamy Stock Photo

O'Neills Victorian Pub & Townhouse ha estado abierto por más de 150 años.

Dónde alojarte

Puedes optar por uno de los hoteles clásicos de cinco estrellas como el Merrion y el Shelbourne, o uno de los hoteles nuevos. Estos incluyen el primer Aloft de Irlanda, el Aloft Dublin City, donde puedes usar tu reloj Apple como la llave de tu habitación. Tres edificios del siglo XVIII inspiraron el Clayton, de cuatro estrellas, que también tiene una torre moderna, ubicado en el Canal Grand. Todos estos normalmente cuestan de $200 a $300 por noche.

Si tu presupuesto es más estrecho, busca hospedarte en los alojamientos con desayuno o en pequeñas posadas, tales como O'Neills Victorian Pub & Townhouse (en inglés), donde puedes gastarte $150 o menos por noche.

Menú del restaurante L'Ecrivain

Alamy Stock Photo

El restaurante L'Ecrivain se especializa en la deliciosa gastronomía francesa e irlandesa.

Dónde comer y beber

¿Deseas darte el lujo de cenar en un establecimiento de primera clase? Los restaurantes irlandeses de primera categoría actuales, con sus preparaciones creativas de platos elaborados con ingredientes frescos y locales, les deben mucho al chef Derry Clarke y su esposa Sallyanne, que abrieron l'Ecrivain, de una estrella Michelin, en 1989 y lo mantienen original y popular.

Reserva una mesa en el informal pero gourmet Forest Avenue, donde los dueños John y Sandy Wyer (ella proviene de Queens, Nueva York) ofrecen solo menús de degustación para el almuerzo y la cena. Denominado dos veces como el mejor chef de Dublín, los ingredientes favoritos de John incluyen el humilde limón, el fuagrás, entre otros. Verdaderamente una gastronomía de primera clase, pensé, cuando encontré carne de venado en el menú del almuerzo.

En la actualidad hay una abundancia de restaurantes propiedades de sus chefs, al igual que parejas internacionales como Conor Sexton y su esposa, la chef Jutarat Suwankeeree, que combinan ingredientes irlandeses y tailandeses en Nightmarket (en inglés). En el bar, los licores irlandeses se realzan con albahaca tailandesa, tamarindo y lichi.

Overends Kitchen at Airfield Estate (en inglés), que se autoproclama ser "honesta, consciente y social", es una granja de 38 acres ubicada en la ciudad, que suministra ganado Jersey, gallinas, abejas y cosechas al restaurante, donde se sirve desayuno y almuerzo todos los días.

Piglet Wine Bar (en inglés) es un establecimiento acogedor y moderno que sirve platos pequeños y bebidas en la zona de la catedral de la Santísima Trinidad del vecindario Temple Bar.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.