Skip to content
 

Una escapada de cuatro días en Islandia

Descubre la mejor manera de explorar este destino europeo en una visita corta.

In English | No hay mal momento para visitar Islandia, dependiendo de lo que esperas ver. Ve entre agosto y mayo, y podrás ver la espectacular aurora boreal. Viaja durante el verano y disfrutarás de flores silvestres, temperaturas más cálidas —el promedio en julio es de 52 grados— y casi 24 horas de luz natural. 

Mujer en una colina en la isla Videy, Reykjavikurborg, Islandia.

LOOK Die Bildagentur der Fotografen GmbH/Alamy Stock Photo

La isla de Videy, a solo cinco minutos de Reykjavik en ferry, es un paraíso para los amantes de la naturaleza.

Día 1

La mayoría de los visitantes comienzan en Reykjavík, la ciudad más grande de la pequeña nación, con aproximadamente 123,000 residentes. Las recomendaciones de hoteles en Reykjavik incluyen el City Center Hotel, ubicado en una de las calles más antiguas de la ciudad, y el art deco Hotel Borg frente a la plaza Austurvöllur.

Es una ciudad divertida para caminar, así que pasea por el Austurvöllur Square and Public Park, o inscríbete en un recorrido a pie para ver monumentos como la iglesia Hallgrímskirkja, cuya torre de 240 pies de altura ofrece unas vistas espectaculares de la ciudad, las montañas y el océano. Para otra perspectiva, puedes reservar un recorrido en helicóptero con compañías como Nordurflug o Helo. Te elevarás a las afueras de la ciudad para ver maravillas naturales como la lava que sale a borbotones del campo de lava Holuhraun y la isla Videy. Y asegúrate de comer un perro caliente, que es posiblemente el plato nacional. Las salchichas se hacen en gran medida con cordero, junto con carne de cerdo y de res, y por lo general se sirven con mostaza, ketchup, rémoulade y cebolla (tanto frita como cruda). El lugar más conocido es Bæjarins Beztu, un puesto que ha servido a comensales tan prominentes como Bill Clinton y Anthony Bourdain.

Sala de conciertos de harpa y centro de conferencias en Reykjavik, Islandia.

Efrain Padro / Alamy Stock Photo

La sala de conciertos Harpa de Reikiavik merece una visita por su impresionante diseño.

Día 2

Echa un vistazo a algunas maravillas interiores esta mañana, como el Museo Nacional de Islandia, con sus exhibiciones de espadas, cuernos para beber e incluso un barco vikingo. Es uno de los muchos museos aquí, donde encuentras de todo, desde ballenas hasta las auroras boreales. (Si realmente quieres algo peculiar, el popular Museo Faloteca islandesa está dedicado a los órganos masculinos de más de 200 mamíferos. Solo espera a que veas la tienda de regalos). Luego camina hacia el puerto para ver el Harpa Reykjavick Concert Hall and Conference Centre. Con sus marcados ángulos y su exterior de cristal, Harpa se convirtió en un hito arquitectónico instantáneo cuando se inauguró en el 2011 y ha sido catalogada como uno de los mejores lugares para la música de Europa. Y algo que debes hacer: pasar un rato con los nativos en una de las 18 piscinas y spas geotérmicos al aire libre de la ciudad, donde las temperaturas relajantes de las piscinas son generalmente de alrededor de 84 grados. Luego, cena en el exclusivo Grillmarket, que sirve comidas islandesas tradicionales como cordero, ternera, trucha, o codorniz, o en Matur og Drykkur, para versiones innovadoras de esos alimentos (cabeza de bacalao cocida en caldo de pollo y arándanos, por ejemplo). 

Monte Kirkjufell y cascada Kirkjufellsfoss.

imageBROKER / Alamy Stock Photo

El hermoso Kirkjufell es uno de los lugares favoritos para ver la aurora boreal.

Día 3

Hoy irás a Islandia occidental. Establece tu base de operaciones en Borgarnes (considera el Icelandair Hótel Hamar), un buen punto de partida para excursiones de un día, o Stykkishólmur, un poco más al oeste (Hótel Fransiskus es una buena opción allí). Nota: asegúrate de reservar un auto alquilado, el transporte público es escaso en Islandia. 

Súbete a tu auto alquilado y conduce hacia el norte, hacia los dramáticos glaciares, montañas, costas y cascadas de Islandia (también puedes tomar autobuses turísticos desde Reykjavík para excursiones de un día). Dirígete a Hraunfossar, también conocida como las cascadas de lava: manantiales de agua fría fluyen a través de la lava dura durante un tramo de casi dos millas. La popular ruta del Golden Circle incluye la cascada de Gullfoss, la zona geotérmica de Geysir y el parque nacional Þingvellir. El paisaje escarpado y rocoso del parque es el resultado del desplazamiento de las placas tectónicas. También verás el lago más grande de Islandia y la impresionante cascada Öxarárfoss. Otra opción genial: pasear por el glaciar Langjökull a través de túneles y cuevas artificiales con una compañía llamada Into the Glacier. Para el marisco fresco, la especialidad de Islandia, prueba el Settlement Center en Borgarnes o el Narfeyrarstofa, administrado por una familia en Stykkishólmur.

Cascada en el Parque Nacional Thingvellir.

Marc-Andre Le Tourneux / Alamy Stock Photo

Los visitantes a menudo pueden ver un arcoíris sobre la cascada de Gullfoss, alimentada por las aguas del glaciar Langjökull.

Día 4

Dirígete al parque nacional Snæfellsjökull (ganas puntos de bonificación si puedes pronunciarlo), que se extiende hasta el mar. Hay una buena probabilidad de que veas focas si caminas a lo largo de la costa. El parque también incluye formaciones de lava, los restos de un asentamiento del siglo X y el glaciar Snæfellsjökull, un volcán activo que desempeña un papel clave en Viaje al centro de la Tierra de Jules Verne (es el pasadizo hacia, adivinaste, el centro de la tierra). Luego, dirígete al este hacia Kirkjufell, una montaña de 1,500 pies, la más fotografiada de Islandia, que se eleva dramáticamente junto al mar y realzada por playas y cascadas. Se trata de un viaje de aproximadamente dos horas y media desde aquí hasta el aeropuerto, dependiendo del clima.

Hoy irás a Islandia occidental. Establece tu base de operaciones en Borgarnes (considera el Icelandair Hótel Hamar), un buen punto de partida para excursiones de un día, o Stykkishólmur, un poco más al oeste (Hótel Fransiskus es una buena opción allí). Nota: asegúrate de reservar un auto alquilado, el transporte público es escaso en Islandia. 

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.