Skip to content
 

Nuevas pautas para diagnosticar la demencia

En una reunión sobre la enfermedad de Alzheimer, expertos presentan las prácticas óptimas para ayudar a los médicos a mejorar la detección y el apoyo.

Consulta médico paciente

Carrie Antlfinger/AP

In English |  Un panel de expertos médicos presentó el domingo nuevas recomendaciones para mejorar la detección y el diagnóstico de la demencia, durante la conferencia internacional de la Alzheimer’s Association en Chicago.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Debido a la ausencia de pautas nacionales globales para evaluar el deterioro cognitivo, los médicos carecen de “prácticas óptimas” a seguir. Por eso, demasiadas personas tienen síntomas preocupantes que no se comunican o se diagnostican incorrectamente. El panel además planteó recomendaciones generales para mejorar la detección y el apoyo, cuyos detalles se publicarán más adelante este año. Si bien reconoció que no todos necesitan someterse a exámenes de detección, el panel recomendó: 

  1.  Las personas de mediana edad o mayores que tengan síntomas preocupantes deben someterse a una evaluación sin demoras. Si los pacientes o sus seres queridos mencionan preocupaciones, estas no deben descartarse como “envejecimiento normal” sin evaluación.
  2. Evaluación adecuada: la evaluación debe realizarse sin demoras y teniendo en cuenta antecedentes familiares y otros factores de riesgo, como enfermedades del corazón y lesiones en la cabeza. Los médicos pueden usar herramientas de diagnóstico variadas, como pruebas de memoria con lápiz y bolígrafo o pruebas de diagnóstico por imagen para detectar cambios en el cerebro, a fin de realizar un diagnóstico. 
  3. Los seres queridos son importantes: los hallazgos de investigaciones recientes demuestran que las consultas con el médico sin acompañante son un factor de riesgo para el diagnóstico tardío de la demencia. Las recomendaciones enfatizan que los familiares y otras personas que proporcionen información son fundamentales para el proceso de evaluación. Esto se debe a que los cambios en el estado de ánimo, los hábitos de sueño y las relaciones sociales de una persona pueden notarse antes de que aparezcan problemas de memoria o de actividad mental. Si se realiza un diagnóstico, los médicos también deberían incluir a los seres queridos en la planificación de cuidados continuos y el apoyo al paciente.   

“Las pautas pueden dar autonomía a los pacientes, las familias y los médicos para esperar que los síntomas se evalúen con un enfoque centrado en el paciente, estructurado y conjunto”, dijo el líder del panel Alireza Atri, un neurólogo cognitivo, en un comunicado de prensa de la conferencia. “Además, ayudan a asegurarse de que independientemente del diagnóstico específico, los resultados se comuniquen de manera oportuna y compasiva para ayudar a los pacientes y sus familias a vivir la vida lo mejor posible”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.