Skip to content

 

In English | Debes cumplir las mismas reglas que si estuvieras trabajando para cualquier otro empleador grande. Es decir, después de cumplir 65 años tienes derecho a retrasar la inscripción en la Parte B (y en la Parte A también, si lo deseas) durante el tiempo que trabajes activamente para un empleador que te proporcione un seguro de salud, y tendrás derecho a un período de inscripción especial para inscribirte sin tener que pagar multas cuando termine el empleo. Mientras tanto, a ti y a tu cónyuge deben ofrecerles exactamente los mismos beneficios de salud que se les ofrecen a los empleados federales más jóvenes y a sus cónyuges.

Para obtener más información, consulta el artículo de AARP “Medicare When Working Beyond 65” (La inscripción en Medicare cuando sigues trabajando después de los 65 años).