Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

AARP presiona a los estados para que amplíen el acceso al cuidado de la salud

Ahora los enfermeros titulados tendrán más libertad de acción para brindar cuidados.

 Doctora comprobando la temperatura de una mujer con mascarilla

filadendron/GETTY

In English | Cuando comenzó la pandemia de COVID-19 en Estados Unidos, AARP exhortó a numerosos gobernadores a tomar una medida importante: eliminar la reglamentación que requiere que los enfermeros titulados con capacitación avanzada (APRN, advanced practice registered nurses) tengan un contrato con un médico para poder brindar atención clínica. La eliminación de estas y otras restricciones, aunque sea en forma temporal, aumentaría la cantidad de profesionales clínicos especializados que pueden brindar el cuidado que tanto necesitan los pacientes.

Los gobernadores y los cuerpos legislativos estatales respondieron. Entre una variada serie de medidas estatales y federales para ayudar a la población a hacer frente a una crisis de salud pública sin precedentes en la vida de la mayoría de nosotros, se han implementado muchos decretos ejecutivos y otras políticas estatales. Seguramente, habrá más.

En circunstancias normales, 28 estados cuentan con leyes, políticas y reglamentaciones que dificultan el acceso fluido de la población a la atención primaria. Por ejemplo, muchos estados no permiten que los APRN brinden atención a menos que un médico supervise la visita. Esto se conoce formalmente como un "contrato". A veces, "supervisar" significa simplemente que el médico revisa el 10% de los expedientes clínicos de los pacientes de un APRN. La revisión de esta documentación se traduce en menos tiempo del médico con sus propios pacientes. 

Es importante destacar que todos los APRN —es decir, los enfermeros profesionales, enfermeros parteros certificados, especialistas en enfermería clínica y enfermeros anestesistas acreditados y certificados— cuentan con un doctorado o una maestría y capacitación clínica avanzada. Sus conocimientos y experiencia les permiten realizar tareas específicas para el cuidado de la salud. Al igual que los médicos, no tratan de actuar en ámbitos en los que no tienen capacitación, sino que derivan a los pacientes a especialistas cuando es necesario.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


La crisis de salud que causó la COVID-19 ha dado un nuevo impulso a los prolongados esfuerzos que AARP canaliza a través de su iniciativa Center to Champion Nursing in America (CCNA) y de sus oficinas estatales para mejorar el acceso de los consumidores a la atención primaria a través de la eliminación de restricciones obsoletas. Desde mediados de febrero, muchas oficinas estatales de AARP y coaliciones de enfermeros han exhortado a los legisladores a tomar medidas que reduzcan el tiempo de espera y permitan que las personas obtengan atención calificada en forma más rápida. El CCNA es una iniciativa de AARP Foundation, AARP y la Robert Wood Johnson Foundation.

Kentucky, Luisiana, Massachusetts, Nueva Jersey, Nueva York, Virginia y Wisconsin son siete estados que, si bien en forma temporal, han eliminado completamente el requisito de que los enfermeros profesionales tengan contrato con un médico para poder brindar atención médica, lo que expandió el acceso al cuidado de la salud para 58.7 millones de personas. Esto significa que quienes viven en áreas donde hay escasez de centros de atención médica ahora tienen más opciones para recibir atención capacitada más rápidamente.  

En Arizona, la COVID-19 fue el catalizador de un cambio permanente que había sido objeto de debate durante años. Por decreto ejecutivo, los enfermeros anestesistas acreditados y certificados ahora pueden prestar servicios de anestesiología y tratamiento del dolor sin la supervisión de un médico. Esto es de particular beneficio para las personas que viven en áreas rurales y necesitan controlar el dolor crónico: ya no tienen que conducir grandes distancias para recibir este tipo de atención. La medida también permite que los médicos tengan más tiempo para ocuparse de los pacientes.

A continuación se detallan los cambios temporales que se han implementado en otros estados, ya sea por decreto ejecutivo o con la activación de planes de emergencia. La situación cambia todos los días; el siguiente es el estado al 20 de abril. Puedes encontrar más información sobre todos los cambios temporales a las reglamentaciones sobre el personal especializado en el cuidado de la salud en el sitio web (en inglés) dedicado al coronavirus que mantiene la Asociación Nacional de Gobernadores (NGA). 

California. El decreto ejecutivo elimina el límite a la cantidad de enfermeros profesionales con los cuales puede establecer contrato un médico, lo que significa que los enfermeros profesionales pueden ver a más pacientes y los médicos no están dedicados innecesariamente a la supervisión de los enfermeros. El decreto temporal del gobernador también permite que los profesionales médicos jubilados presten servicio y brinda cierta flexibilidad a la capacidad de ejercer de los estudiantes de enfermería próximos a graduarse.

Colorado. Los residentes ahora tienen acceso a profesionales clínicos que tienen licencia en otros estados pero se encuentran en Colorado. Normalmente, los profesionales clínicos pueden ejercer solo en los estados en los que tienen licencia. Esta suspensión temporal se aplica a enfermeros profesionales, APRN y médicos.

Delaware. Por el momento, los residentes pueden recibir atención de profesionales clínicos con licencia en otros estados. Entre los profesionales clínicos se incluyen enfermeros profesionales, APRN, médicos, farmacéuticos y proveedores de servicios de salud mental.

Florida. Los APRN y médicos con licencia para ejercer en otros estados ahora pueden prestar servicios de salud en Florida.

Illinois. Los profesionales clínicos licenciados en otros estados, incluidos enfermeros profesionales, médicos, auxiliares médicos y terapeutas respiratorios, ahora pueden prestar servicios en Illinois.

Kansas. Los pacientes tienen acceso directo a los APRN, quienes brindan servicios avanzados de enfermería en la máxima medida de su educación y capacitación en centros designados para responder a la pandemia de COVID-19.

Maine. Los residentes de Maine ahora tienen más opciones para obtener medicamentos recetados. Antes de la pandemia, los enfermeros profesionales debían tener un contrato por 24 meses con un médico o con un enfermero profesional establecido antes de poder recetar medicamentos.

Pensilvania. Este decreto ejecutivo permite que los enfermeros profesionales ejerzan en otra especialidad clínica —como la atención de emergencia de pacientes con COVID-19— y reduce las restricciones sobre los fármacos que pueden recetar, lo que simplifica la obtención de medicamentos recetados por parte de los pacientes. Sin embargo, los enfermeros profesionales deben tener de todos modos un contrato con un médico primario y un médico sustituto colaborador.

Carolina del Sur. Una cancelación temporal y escalonada de las restricciones que permite que los APRN que tienen licencia para ejercer en Georgia y Carolina del Norte y tienen contrato con un médico brinden atención en Carolina del Sur durante la pandemia. 

Virginia Occidental. El gobernador ha permitido que la junta de enfermería suspenda los requisitos que disponen que los APRN deben tener un contrato con un médico para poder recetar ciertos fármacos controlados. La implementación de esta reglamentación temporal permitirá que los pacientes tengan acceso directo a la prescripción y el surtido de varios fármacos controlados a través de un APRN.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO