Skip to content
 

Es posible que para recibir Medicaid tengas que disponer de un empleo

Una nueva política podría imponer requisitos laborales en algunos estados.

Hombre trabajando en un almacén

Shutterstock

Los críticos dicen que negarles el acceso a Medicaid a las personas podría tener un efecto negativo en su salud y les haría más difícil mantener su empleo.

In English | El director de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) indicó recientemente que la agencia estaría dispuesta a otorgar un permiso especial a los estados para que adultos sin discapacidades puedan cualificar para recibir Medicaid, siempre y cuando trabajen —ya sea en empleos con salario o de voluntarios—, asistan a un instituto de educación superior o reciben capacitación laboral.

Generalmente, los estados usan estas exenciones de los CMS para expandir el acceso a Medicaid. Bajo el nuevo enfoque, las exenciones podrían potencialmente reducir el acceso. Medicaid es un programa federal y estatal que provee cobertura de salud a adultos, niños, embarazadas, personas con discapacidades y adultos mayores de bajos ingresos. Aproximadamente 68 millones de personas en el país están inscritas en el programa.

Seema Verma, la administradora de los CMS, le dijo a la Asociación Nacional de Directores de Medicaid que los CMS "creen que tener un empleo valioso es vital para la independencia  económica, la autoestima, el bienestar y la salud de las personas que reciben Medicaid ".

Verma resaltó que la estrategia de la Administración Trump ayuda a que las personas "salgan de la pobreza y no dependan del Gobierno".

Según la Kaiser Family Foundation, un 59% de los adultos no discapacitados menores de 65 años que tienen Medicaid están empleados.

Al menos ocho estados (Arizona, Arkansas, Indiana, Kentucky, Maine, Nuevo Hampshire, Utah y Wisconsin) han pedido autorización para imponer un requisito laboral como condición para la cualificación de ciertos participantes de Medicaid.

AARP dice que el requisito laboral contradice el objetivo de la ley federal y tendría efectos negativos en la salud de los posibles beneficiarios de Medicaid.

"Un requisito laboral presentaría una barrera innecesaria en la cobertura de salud para un sector de la población que en realidad la necesita, incluidas las muchas personas que tienen enfermedades recurrentes derivadas de problemas de salud crónicos y de comportamiento", dijo Lynda Flowers, asesora principal de política estratégica de AARP.

Por ejemplo, negarles acceso a Medicaid a las personas puede afectar su salud negativamente y, como resultado, se les haría más difícil realizar su trabajo y mantener su empleo. Según un informe (en inglés) hecho por el Departamento de Medicaid de Ohio el mes pasado, Medicaid ha "logrado que sea más fácil asegurar y mantener empleos".

Otra preocupación de los que no aprueban este nuevo requisito es cómo se pudiera implementar sin causarles dificultades a los que se les ha negado el beneficio. Por ejemplo, si un estado requiere que quienes soliciten recibir o mantener Medicaid hagan apelaciones en persona, algunos adultos mayores y personas que carecen de transporte tendrían un riesgo mayor de perder sus beneficios.

Robert Rector, investigador principal de la Heritage Foundation, señala otra posible consecuencia de los requisitos laborales de Medicaid. Rector expresa que el requisito podría aumentar los costos del Gobierno, ya que las personas a las que se les niega el beneficio de Medicaid irán en vez a las salas de emergencia para su cuidado de salud.  

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO