AARP The Magazine

El poder del tacto

Este sentido podría ser el más esencial y el menos apreciado. ¿Te acarician lo suficiente?

Pareja adulta tacandose

Una caricia puede resultar beneficiosa para la salud. — Henry Leutwyler

In English | Ella detesta subirse a una cama fría. Beverly Herzog enviudó 21 años atrás, pero todavía no se acostumbra a esa ausencia. Se casó a los 18, y cada noche durante 49 años su esposo Bernard se acurrucaba con ella. "Extraño eso terriblemente", comenta.

Ella compró una almohada corporal, y ayuda un poco. Pero no es lo mismo. La verdad es que el contacto humano no se puede reemplazar, aunque tengas —especialmente si tienes— 88 años. "Me gusta que me toquen, que me acaricien, que me abracen", dice Herzog, quien vive en el Hebrew Home en Riverdale, un hogar de ancianos especializado en Nueva York. "Todo aquel que lo niegue está mintiendo. Te sientes abandonado si no te tocan. Todos necesitamos a alguien".

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

El Hebrew Home ha puesto un énfasis inusual en esa idea. Exhortamos al personal aquí a agarrarles las manos a los residentes y a ofrecerles caricias. Capacitamos a las esteticistas para dar masajes en los pies durante las pedicuras, al igual que en el cuero cabelludo y el cuello cuando les lavan el pelo. Y no desalientan a los residentes a tener relaciones íntimas entre ellos —algo que es inusual en el cuidado a largo plazo—. Desde que se mudó aquí hace casi tres años, Herzog no ha aprovechado plenamente esta política innovadora, pero ha podido disfrutar de la compañía de "unos cuantos caballeros", dice ella —aunque sus citas suenan tan castas como las de los adolescentes de los tiempos de antes—. "No voy a tener intimidad con cualquier Juan del Pueblo que me encuentre en la calle", dice ella. "Pero estoy a favor de la cercanía entre las personas. A la gente le gusta sentirse viva. ¿Qué te hace sentir viva a ti? Teniendo una relación estrecha con alguien".

Durante la juventud, puede que sea fácil subestimar el contacto físico. La piel es la interfaz sensorial más grande que tenemos con el mundo. Y siempre está encendida. Podemos cerrar los ojos o taparnos los oídos para imaginar que perdemos la vista o la audición, pero es difícil imaginar que perdemos la habilidad de sentir. Se cree que es el primer sentido que desarrollamos en el útero. Privar a los recién nacidos del contacto físico es un grave error: se retrasa el crecimiento y surgen trastornos  cognitivos y de conducta serios que pueden persistir en la adultez. El tacto es crucial para formar ese primer vínculo emocional con los padres y para tener esa experiencia humana tan única. "Ver es creer", escribió el médico inglés Thomas Fuller en el siglo XVIII, "pero sentir es la verdad".

Siguiente: Conectándose a través del tacto »

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Publicidad

Ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad