Conoce más

Cerrar
Denny's

Denny's

Ahorros todo el día, todos los días


Revise su IMC con esta calculadora en línea.

¿Cuán saludable es tu peso?

Descúbrelo aquí

Annas Linens

Anna's Linens

Los socios ahorran en las compras

Abuela, mamá e hija cocinando - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Celebra la Herencia Hispana

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Descubrimiento científico

Ejercitar el cuerpo y el cerebro mantendrían a raya el Alzheimer

La actividad física evitaría la formación de placas.

In English | El hábito de hacer ejercicio con frecuencia en el transcurso de la vida y el de mantenerse mentalmente activo pueden proteger el cerebro de la enfermedad de Alzheimer, según dos nuevos estudios.

Vea también: Mantenga su cerebro sano, ¡Juegue!

En uno de los estudios, los científicos encontraron que los ejercicios como rutina constante a través del tiempo permitirían eludir el daño cerebral en las personas que tienen un gen vinculado a un mayor riesgo de contraer la enfermedad. Un segundo estudio concluyó que las personas que mantienen sus mentes activas a lo largo de sus vidas exhiben menos cantidad de una proteína que forma las placas beta-amiloides, que es una característica distintiva de la enfermedad.

El ejercicio físico y mental combate el riesgo de Alzheimer - Pareja caminando.

Hacer ejercicios regularmente puede disminuir el riesgo de padecer Alzheimer. — Foto de Robert Gin/Getty Images

El estudio sobre el ejercicio se centró en 163 adultos, de entre 45 y 88 años de edad, que no mostraban signos obvios de demencia. Se les pidió que completaran un cuestionario a fin de medir cuánto habían caminado, corrido o trotado durante los últimos 10 años.

Luego, los participantes fueron sometidos a una tomografía por emisión de positrones (PET, según sus siglas en inglés), un tipo de examen de imágenes que detecta la indicada proteína. Los portadores del gen de alto riesgo que habían hecho ejercicios constantemente revelaban niveles de proteína similares a las personas que carecían del gen, en tanto los que no habían hecho nada de ejercicio revelaban depósitos amiloides mucho más extensos, afirmó el autor principal del estudio, Denise Head, profesor adjunto de Psicología en Washington University, en St. Louis.

“El ejercicio está en primer lugar”, afirma Rudolph Tanzi, director de la Unidad de Investigación Genética y Envejecimiento del Massachusetts General Hospital. “Lo que parece ocurrir es que, durante el ejercicio, el cerebro activa las encimas que descomponen el amiloide”, afirma, “por lo que en materia de prevención, creo que los datos más contundentes llegan de la mano del ejercicio físico”.  

Una vida pensativa

En el segundo estudio, los científicos del Helen Wills Neuroscience Institute, de la University of California, en Berkeley, preguntaron a 65 personas mayores y saludables, sin signos de alzheimer con cuánta frecuencia participaban en actividades mentalmente estimulantes, tales como leer, escribir o practicar juegos, a la edad de 6, 12, 18 y 40 años, y también en la actualidad. Luego, se escanearon sus cerebros en busca de signos de la proteína beta-amiloide mediante la misma técnica empleada por los investigadores del estudio de Washington University.

Aquellos con los niveles más altos de actividad mental durante su vida evidenciaron niveles sistemáticamente más bajos de acumulación de proteína en sus cerebros, explicó la científica investigadora Susan Landau, autora principal de este estudio. No obstante, aquellos con niveles bajos de actividad mental revelaron niveles de proteína comparables a los pacientes que padecen alzheimer.

Según investigaciones previas, es menor el riesgo de contraer la enfermedad de Alzheimer cuando se recibe más educación. Esto condujo a una teoría que postula que una mayor actividad mental crea “reservas” en el cerebro que permiten a las personas tolerar mejor la acumulación de proteína. Pero el nuevo estudio muestra que no es así, comenta Landau. “En realidad, estamos demostrando que la actividad cognitiva”  reduce los primeros signos de la enfermedad. Más que proteger contra la enfermedad, la estimulación intelectual podría estar impidiendo el desarrollo de la enfermedad en primer lugar.

Él explicó que si bien el estudio de Washington University refuerza la recomendación actual de hacer ejercicio como forma de disminuir el riesgo de demencia, deben responderse muchos interrogantes antes de que los investigadores empiecen a desarrollar recomendaciones a favor del ejercicio mental, dijo el Dr. Samuel Gandy, director del Mount Sinai Center for Cognitive Health (Centro de Salud Cognitiva de Mount Sinai), en Nueva York, y destacado investigador de Alzheimer,

“¿Cómo compara usted los crucigramas con tocar el violín? ¿Cuál es mejor? ¿Cuántas veces por día? ¿Cuántos días por semana?”, pregunta Gandy. “Es fácil reducir la actividad física en una recomendación médica, pero es más difícil hacerlo en el caso del ejercicio mental”.

Subscríbase gratis al Boletín Informativo de AARP para recibir artículos de interés. Vea una muestra »

videos relacionados

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?