Conoce más

Cerrar
Live Nation

Ticketmaster
and Live Nation

Ahorros en entradas



Calculadora del beneficio del seguro social

Calculadora del Seguro Social

 ¿Cuánto recibirás?

Anna's Linens

Anna's Linens

Los socios ahorran en las compras

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos  aquí

Becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que necesitan tus hijos y nietos para entrar a la universidad. Recursos

Videos

AARP Español

¡Subscríbete al canal de consejos en YouTube!

Seguridad para
Conductores

Apúntate a un curso en línea; se voluntario y ayúdanos a promover un curso; busca un curso presencial para ti. Ir

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. ¡Juega ya!

horóscopo

Horóscopo de AARP

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

La libertad permite explorar nuevos horizontes

Curiosity inspira a lograr otro “gran salto”.

Nunca olvidaré la primera vez que un ser humano puso pie en la luna hace ya más de 40 años. La circunstancia en que me vi obligado a escuchar este acontecimiento en vivo me llenó de optimismo en uno de los momentos más oscuros de mi vida.

Encerrado en un clóset con la única compañía de un aparato de radio de onda corta, y asegurándome de que ningún vecino podía oírme ni sospechar lo que hacía, seguí paso a paso el espectacular viaje que transportó a los primeros hombres que pisaron la superficie lunar.

Vea también: Un sueño se asoma a la realidad.

El robot Curiosity examina una roca en Marte con un conjunto de herramientas en el extremo del brazo del robot - Columna de Carlos Verdecia

Curiosity examina una piedra sobre la superficie de Marte. — Foto: NASA/JPL-Caltech

Increíblemente, en ese país en que nací —Cuba— y que durante mucho tiempo había sido el país latinoamericano más cercano al estilo de vida de Estados Unidos, ahora estaba prohibido hablar del tema espacial, excepto lo que venía de la Unión Soviética. Todo logro realizado por “el enemigo” que nos quedaba al norte era anatema en una sociedad marcada por el extremismo y la violencia del estado contra sus propios ciudadanos. De ahí que tuviera que esconderme para escuchar en vivo las famosas palabras del ahora fallecido Neil Armstrong  al descender la escalerilla de la nave que lo catapultó a la buena historia: “Un pequeño paso para el hombre; un salto gigantesco para la humanidad”.

Es que en un país totalitario, donde hasta las noticias científicas que poco tienen que ver con la política sufren la censura de líderes inseguros, se corre el riesgo de incurrir en una pesadilla aún mayor si se violan las estúpidas reglas impuestas arbitrariamente. Y fue en ese contexto dramático y absurdamente peligroso en que cometí el desafiante “acto de extraordinario valor” de escuchar una transmisión de uno de los logros más espectaculares del mundo, como si hubiera estado tramando un atentado contra la seguridad del estado.

Todo esto viene a cuento porque en este momento hay un vehículo explorador llamado Curiosity recorriendo el planeta Marte. A solo semanas de arribar al planeta rojo, científicos de la NASA anunciaron que Curiosity había hallado señales de la existencia de fuertes torrentes de agua, lo cual respondía a la motivación principal del proyecto: determinar si existió —o existe aun— vida, bien sea microscópica, en Marte.

Aunque la noticia apenas arqueó las cejas de la mayoría de la población, acaso pueda hasta tener un significado mayor a la presencia humana en la luna.

Lo cierto es que desde ese histórico día 20 de julio de 1969 en que por primera vez un ser humano pisa suelo extraterrestre, los avances tecnológicos han seguido transformando nuestro mundo —y ampliando nuestros horizontes— a pasos verdadera y asombrosamente gigantescos. Y nada de esto hubiera ocurrido en un país sin libertad. Pues hay que ser libre para soñar, para emprender nuevos caminos, para explorar, para imaginarnos esos nuevos horizontes.

Curosity no es el primer vehículo que llega a Marte. Lo preceden Spirit y Opportunity, que no tuvieron un descenso tan suave como Curiosity.

Esta vez no tuve que esconderme de nadie para estar al tanto del descenso. Además existe ahora el Internet, que lo transmite tantas veces como uno quiera —con lujo de detalles e imágenes en alta resolución, y hasta fascinantes versiones animadas para mejor comprensión del ciudadano promedio— y me permite mantenerme libremente informado.

Todo esto, lo obliga a uno a recuperar el entusiasmo perdido por los logros espaciales y las expectativas del fruto de estos viajes que tanto podrían aportar a la era tan tecnológicamente avanzada en que vivimos. 

También le puede interesar:

Los 10 peores estados para ganarse la vida

8 alimentos que ayudan a bajar el colesterol

Visite la página de inicio de AARP para ver más información de su interés.

El contenido de esta columna refleja estrictamente la opinión del columnista y no la postura de AARP. AARP es una organización no partidista, sin fines de lucro que ayuda a las personas mayores de 50 años de edad a ser independientes y a ejercer control de sus vidas de manera asequible y que les beneficie a ellos y a la sociedad. AARP no respalda a ningún candidato a cargos públicos ni dona a campañas políticas ni a ningún candidato.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.