'Race' se lo lleva todo

Ochenta años después, Jesse Owens de nuevo corre a toda velocidad hacia la gloria olímpica en Berlín.

DIRECTOR: Stephen Hopkins
ELENCO: Shanice Banton, Jeremy Irons, Stephan James, Jason Sudeikis, Carice van Houten
CLASIFICACIÓN: PG-13 (Público general, mayor de 13 años)
DURACIÓN: 134 minutos

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Stephan James como el atleta afroamericano Jesse Owens en la película Race

Stephan James como Jesse Owens en 'Race' . — Cortesía de Focus Features

In English | He aquí cuán desequilibrado está el mundo: en el 2015, Hollywood rodó la biografía cinematográfica sobre Whitey Bulger, Black Masssolo cuatro años tras la detención del mafioso asesino, sin embargo, esperó 80 años para producir un largometraje en el que se destaca una de las figuras más heroicas y celebradas del siglo XX, el corredor olímpico Jesse Owens.

Felizmente, Race es una emocionante película biográfica, rica en detalles del período e inspiradora en su representación del triunfo de un hombre sobre el racismo. Stephan James, que interpretó al activista de derechos civiles John Lewis en Selma, tiene el papel estelar como el corredor y saltador afroamericano que por su propia cuenta echó por tierra el mito de la superioridad aria de Hitler al ganarse cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín.

Como un corredor olímpico a punto de cruzar la línea de meta, Race sigue un camino directo, sin desviaciones, al contar la historia de Owens. Lo conocemos como un estudiante nuevo en Ohio State University, con esperanzas de entrar al equipo de atletismo, que llama la atención del entrenador Larry Snyder (Jason Sudeikis). Más rápido de lo que es posible correr la carrera de 440 yardas, o así parece, Owens se convierte en la estrella de la universidad —un estatus que no lo salva de las burlas racistas de los jugadores torpes del equipo de fútbol americano— y Snyder sueña con entrenar a su corredor y encaminarlo hacia una medalla de oro olímpico en Berlín.

Acertadamente, se deben superar obstáculos: la división local de la NAACP (Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color) le ruega a Owens boicotear los juegos en protesta de las políticas racistas de los nazis (y en 1936 ni tenían idea).

Por supuesto, si Owens hubiera decidido no competir, no tuviéramos esta historia personal jubilosa y emocionante. En Berlín alcanza grandes y pequeños logros, no solo ganando cuatro pruebas, sino también la amistad del corredor campeón alemán Luz Long (David Kross) y el respaldo desenfrenado de los alemanes comunes y corrientes que llenaban el estadio olímpico de la ciudad.

Race, aunque sincera, también se detiene para observar con ojo crítico el trato hacia los negros en Estados Unidos durante los años 1930. En Berlín, Owens y los demás atletas afroamericanos se quedan estupefactos al saber que se alojarán juntos con los demás competidores; en Estados Unidos los hubieran alojado al otro lado de la ciudad. Entonces, con perversidad, tras regresar como héroe victorioso a Nueva York, se ve obligado a entrar al Hotel Waldorf Astoria por la puerta del costado —aunque está allí para asistir a un acto en su honor—.

Existen paralelos obvios entre Race 42, la biografía cinematográfica del 2014 de la leyenda del béisbol Jackie Robinson. Por lo visto, en ambos casos los protagonistas eran exactamente los hombres que la historia necesitaba: caballeros que sabían que el mal genio los perjudicaría y cuyas habilidades físicas eran tan arrolladoras que pocas veces necesitaban defenderse. Como Owens, James es encantador, pero cuando es la hora de la verdad, es todo seriedad. Para el Owens de James, correr no representa solo la manera de escaparse de un mundo injusto; es un mundo trascendente, con vida propia, una esfera de concentración infinita y pura energía que existe solo entre el pistoletazo de salida y la línea de meta. Es un individuo intenso —tenía que serlo— por lo que nos alegra ver a Sudeikis, antiguo integrante de SNL, como su entrenador. ¿Fue el verdadero Larry Snyder tan bromista y despreocupado como lo interpretan aquí? No importa; Sudeikis —con su sonrisa asimétrica, su sombrero inclinado salerosamente sobre un ojo— le da al filme el toque ligero que tanto necesita.

Los actores secundarios de Race son todos excelentes. Como la paciente esposa de Owens, Shanice Banton es la mujer perfecta a la que espera regresar todo héroe. La estrella de Game of Thrones, Carice van Houten, se desplaza en el papel de la cineasta nazi Leni Riefenstahl, en un dilema entre la necesidad de rodar el documental exigido por el "Führer" y hacer una crónica fiel a las hazañas históricas del estadounidense. Y Jeremy Irons es exasperante como el ejecutivo olímpico Avery Brundage, una mezcla de orgullo desmesurado y humanitarismo en conflicto.

Algunos podrían protestar un poco sobre la fidelidad histórica de Race. Al igual que la mayoría de las películas biográficas, minimiza las épocas difíciles que complican las narraciones verdaderas de la vida. El filme perpetúa la creencia popular de que Hitler desairó a Owens después de sus victorias, pero Owens siempre mantuvo, consistentemente, que el dictador lo felicitó efusivamente. (Mientras tanto, el campeón esperó en vano por un telegrama laudatorio de Franklin Roosevelt).

Race termina con esa visita bochornosa al Waldorf Astoria, un escándalo nacional que tristemente no es el producto de las imaginaciones de los guionistas. Sin embargo, el director Stephen Hopkins (del programa de televisión 24), se las ingenia para convertir el insulto en una coda triunfante: a medida que pasa por la cocina del hotel, Owens se encuentra cara a cara con las personas cuyas vidas más afectó: afroamericanos que trabajaban en segundo plano, al borde de la cultura dominante de Estados Unidos, intensamente inspirados por sus logros. La última escena termina con un difuminado de Owens y su esposa en el elevador de carga, mirando hacia delante, sonriéndose levemente, a la altura de las circunstancias de una manera que solo ellos realmente pueden comprender.

Bill Newcott es escritor, redactor y crítico cinematográfico para AARP Media.

 

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad