Skip to content

Dr. Elmer Huerta

 

Todo lo que un abuelo debe saber sobre la diabetes tipo 1

Culpas, síntomas clave, tratamientos e investigaciones.

  • Abuela haciendo burbujas con su nieto
    Getty Images

    Una de las etapas más bellas y gratificantes de la vida de un ser humano comienza cuando se convierte en abuelo o abuela. La dicha de ver crecer a los hijos de nuestros hijos es incomparable. Pero muchas veces algún nubarrón empaña el horizonte. Eso ocurre, por ejemplo, cuando los nietos son diagnosticados con alguna enfermedad incurable y severa, como la diabetes infantil. ¿Qué deben saber los abuelos? ¿Qué actitud tomar? ¿Cómo pueden ayudar en el control de la enfermedad?

    1 of 12
  • Papá tomándo una muestra de sangre a su hija para medir su azúcar
    Getty Images

    No es culpa de nadie

    La diabetes juvenil o de tipo 1 es una enfermedad con la que se puede haber nacido (congénita) o a la cual se tiene una predisposición genética que se podría o no activar dependiendo del entorno. La enfermedad no es causada por algún descuido que los padres o abuelos hayan podido tener con el niño. El saber y aceptar este hecho fundamental puede brindar la paz interior necesaria para afrontar la enfermedad con una actitud saludable.

    2 of 12
  • Aparato para monitorear la diabetes
    Adam Bird/AP Photo

    La diabetes infantil es dependiente de la insulina

    Existen dos tipos de diabetes, la infantil o de tipo 1 y la del adulto o tipo 2. En el tipo 1, el páncreas no produce insulina (hormona necesaria para utilizar el azúcar de la sangre), por lo que el niño depende completamente del uso diario de insulina por el resto de su vida. En la diabetes tipo 2, el páncreas produce poca insulina o la insulina no funciona bien, por lo que se controla con dieta, ejercicios y medicamentos.

    3 of 12
  • Niño jugando con terrones de azúcar
    Paul Viant/Getty Images

    Síntomas iniciales

    El enorme aumento del azúcar en la sangre hace que los riñones eliminen enormes cantidades de orina, lo que a su vez provoca un aumento en la sed del niño. Por otro lado, a pesar de la enorme cantidad de azúcar en la sangre, los tejidos no pueden utilizarla, lo que hace que el niño baje de peso y se sienta muy cansado, queriendo dormir todo el tiempo. Es probable también que el primer síntoma sea una severa infección. El diagnóstico se hace midiendo el azúcar de la sangre.

    4 of 12
  • Abuelo dándole de comer a su nieta
    Getty Images

    Ser buenos supervisores

    Es muy común que los abuelos tengan a los nietos en su casa o que los niños los visiten durante las vacaciones. Si alguno de los nietos es diabético, los abuelos tendrán entonces que supervisar el tratamiento y su alimentación. En esta situación es muy importante que los abuelos coordinen cada detalle de la enfermedad con los padres de los niños y sigan al pie de la letra las indicaciones. Aunque los niños sepan medirse el azúcar e inyectarse la insulina, los abuelos deben supervisarlos.

    5 of 12
  • Plato con tres donas y una mano alcanzando una de ellas
    Getty Images

    El control de la dieta

    ¿Qué abuelo o abuela no es querendón y le encanta engreír a los nietos? Muchas veces se hace con deliciosos platillos y golosinas. Lamentablemente, con un nieto diabético, los abuelos no pueden tener la libertad de engreírlos con la comida. Tan importante como la supervisión del uso de la insulina, es la supervisión de la alimentación del niño. Los abuelos deben siempre coordinar la alimentación con los padres y seguir estrictamente las indicaciones del médico.

    6 of 12
  • Tabletas de glucosa
    Ted Foxx / Alamy

    La hipoglicemia

    La hipoglicemia (hipo significa disminuido y glicemia significa azúcar de la sangre), se manifiesta con mareo, palidez, sudoración fría y, si no es reconocida a tiempo puede causar pérdida de la conciencia y hasta la muerte. La causa más frecuente de hipoglicemia es una dosis excesiva de insulina o ejercicio exagerado. Si se presentara, el niño debe tomar un jugo azucarado y ser llevado inmediatamente a la sala de emergencia de un hospital. Existen aparatos aprobados por la FDA que dan señales de alarma si se presenta una hipoglicemia durante el sueño. (1)

    7 of 12
  • Niña comiendo y somnolienta
    Getty Images

    La hiperglicemia

    Es lo opuesto a la hipoglicemia y se presenta por una dosis insuficiente de insulina o por algún tipo de comida que eleva el nivel de azúcar en la sangre. En muchas ocasiones, la hiperglicemia puede ser también consecuencia de alguna infección que esté comenzando en el organismo del niño. Los síntomas de hiperglicemia son: aumento en la cantidad de orina y sed excesiva. La presencia de ambas cosas requieren una evaluación médica de emergencia.

    8 of 12
  • Niño tomando agua
    Maria Chavdarova Mavrona / Alamy

    Síntomas de alarma

    Los síntomas de alarma en un niño diabético son fiebre alta con escalofríos, sed excesiva, aumento desproporcionado en al cantidad de orina, falta de apetito marcada, somnolencia excesiva, sudoración fría y palidez intensa. Es muy importante que los niños diabéticos sean observados continuamente. Debido a que los síntomas pueden variar de niño a niño los abuelos deben siempre preguntarle a los padres cuáles son los “síntomas raros y de cuidado” en sus hijos. Y siempre estar preparados para llamar al 911.

    9 of 12
  • Captura de pantalla del sitio de la Asociación Americana contra la Diabetes
    American Diabetes Association

    Informarse bien

    Es muy importante que los abuelos se eduquen adecuadamente con respecto a todos los aspectos de la enfermedad. Desde conceptos fundamentales relacionados a la alimentación, el uso de medicamentos y la presencia de síntomas de alarma, los abuelos tienen que estar preparados para poder ayudar a sus nietos. Existen grupos de información en español como www.diabetes.org/es y www.estudiabetes.org que tienen información amplia, útil y confiable.

    10 of 12
  • Nueva tecnología contra la diabetes
    Frederick Florin/Getty Images

    Hay esperanzas

    Se están haciendo muchas investigaciones en las que se busca desarrollar páncreas artificiales para poder hacer trasplantes de páncreas, además del uso de células madre para regenerar un páncreas saludable. Todas esas alternativas son por el momento experimentales, pero es muy importante que los padres de familia hablen con el endocrinólogo pediatra para poder conocer más e incluso participar de alguno de los estudios que está en proceso.

    11 of 12
  • Mujer utilizando un glucómetro
    Getty Images

    12 alimentos que combaten la diabetes

    Nuevos estudios hablan de una dieta baja en carbohidratos, pero estos alimentos funcionarán con lo que recomiende tu médico. ¡Entérate!

    12 of 12

También te puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO