Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

Dr. Elmer Huerta

 

Entendiendo la cirugía bariátrica

¿Qué esperar después de la cirugía?

Balanza - Cirugías para perder peso

Getty Images

En 1967 nació la cirugía bariátrica o cirugía que se hace en el estómago y en el intestino delgado para bajar de peso

Grandes problemas requieren grandes soluciones, reza el dicho, el cual puede aplicarse sin ninguna duda al problema de la obesidad en Estados Unidos. La obesidad afecta a más de uno en tres individuos —78.6 millones de personas— en este país y es causa de las enfermedades prevenibles más comunes de este país, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés)

Sin duda, la frustración causada por la falta de efectividad de las dietas en el control de la obesidad motivó a los médicos a buscar medidas más drásticas para luchar contra ella y fue así que en 1967 nació la cirugía bariátrica o cirugía que se hace en el estómago y en el intestino delgado para bajar de peso.

Tipos de cirugía bariátrica

Los varios tipos de cirugía bariátrica que se han desarrollado hacen bajar de peso por tres mecanismos fundamentales. En primer lugar, reducen el tamaño del estómago, con lo que limita la cantidad de alimentos que se pueden consumir. En segundo lugar, se afecta la absorción de los nutrientes en el intestino, con lo que disminuye la cantidad de calorías que se absorben. Y por último, la cirugía bariátrica afecta el estado hormonal intestinal, con lo que disminuye la sensación de hambre.

Se calcula que en el año 2013, se realizaron 179,000 operaciones de cirugía bariátrica en Estados Unidos, siendo la más frecuente la manga gástrica (42%), seguida del bypass (34%), la banda gástrica (14%) y otras (10%). Veamos una por una:

La manga gástrica: es una operación en la que se elimina una gran parte del estómago, reduciéndolo a un tubo que al ser tan estrecho se llena rápidamente, provocando que la persona coma menos. Este método es muy efectivo, produciendo una rápida y significativa pérdida de peso, la cual es relativamente duradera. Al no afectar el duodeno, los alimentos se mezclan con el jugo pancreático y la bilis, por lo que la digestión es relativamente normal. Después de la operación, por lo general el paciente solo permanece dos días en el hospital. La desventaja es que es una operación permanente y a la larga puede producir deficiencia de vitamina B12.

El bypass: es una operación más complicada que se hace en tres pasos. El primero es cortar y separar la parte alta del estómago, dejándolo como una pequeña bolsita pegada al esófago (el resto del estómago, queda “clausurado”). El segundo paso es cortar el intestino delgado en dos extremos, uno que quedará conectado al estómago clausurado y el otro que continuará con la digestión. El tercer paso es conectar el extremo de intestino que continuará con la digestión al pequeño estómago fabricado, con lo que la comida llegará al “pequeño estómago” y entrará directamente al intestino recién conectado.

Si bien es cierto que al reducir drásticamente la cantidad de comida que se consume, esta operación es muy efectiva para hacer bajar de peso de manera rápida y duradera, sus desventajas pueden ser importantes. En primer lugar, por ser más difícil de hacer, las complicaciones son más probables y el tiempo de hospitalización es mayor, requiere también de dietas especiales y puede producir deficiencias de vitamina B12, folatos, calcio y hierro.

La banda gástrica: es un ingenioso método en el que se coloca un tubo en forma de cintillo que se ajusta en la parte alta del estómago, “ahorcándolo” y dividiéndolo en dos: un “pequeño estómago” en la parte alta y otro más grande en la parte baja. Este método reduce la capacidad del estómago para almacenar la comida y hace que la persona se llene rápidamente con poca cantidad de alimentos. Debido a que la banda está conectada a un reservorio de agua colocado debajo de la piel del vientre, es posible inflarlo o desinflarlo con lo que se consigue “ajustar” o “soltar” el estómago, graduando su capacidad. Este método es de fácil ejecución y la persona solo permanece un día en el hospital. Además, es reversible; es decir, si la persona se desanima, el cirujano puede retirarle la banda en cualquier momento. Sin embargo, no es tan eficiente ni rápido como los dos métodos anteriores en provocar pérdida de peso, requiere de un cuerpo extraño en el organismo, puede hacer que el esófago se dilate si la persona consume mayor cantidad de alimentos y pueden producirse problemas mecánicos con la banda.

¿Quiénes son candidatos para la cirugía bariátrica?

Esta cirugía no es para todos. La American Society for Metabolic and Bariatric Surgery restringe esta cirugía a tres grupos de personas:

  1. Aquellos con un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor de 40 o que tengan más de 100 libras de sobrepeso.
  2. Aquellos con un IMC mayor de 35 pero que ya hayan desarrollado por lo menos dos de las siguientes complicaciones de la obesidad: diabetes de tipo 2presión altaapnea del sueño, hígado graso no relacionado al alcohol, osteoartritis, anormalidades de las grasas de la sangre, enfermedades del corazón o desórdenes gastrointestinales.
  3. No haber podido bajar de peso con ningún método anterior.

Es muy importante saber que el cirujano que realiza la operación tenga la experiencia necesaria, siendo diplomado en cirugía y especializado en cirugía bariátrica. El hospital debe contar también con nutricionistas, terapistas en ejercicios y profesionales de salud mental, que no solo prepararán al paciente, sino que ayudarán también en su recuperación.

¿Es la edad un impedimento para tener una cirugía bariátrica?

Este tipo de cirugía se puede hacer en niños y adolescentes obesos y en personas mayores. Un estudio hecho en 197 pacientes mayores de 65 años demostró una excelente baja de peso, reducción en el uso de medicamentos para enfermedades crónicas y una mejora en la calidad de vida.

Si piensas que eres candidato y estás considerando este tipo de cirugía, el primer paso es consultar con tu médico primario, solicitar una opinión y una referencia a un centro especializado.

La ingesta de vitaminas y suplementos minerales

El que la persona operada tenga que tomar suplementos minerales y vitaminas por el resto de su vida dependerá del tipo de cirugía al que se haya sometido. El bypass es la operación que más afecta la absorción de nutrientes, por lo que estos pacientes deben tomar multivitaminas y minerales como calcio y hierro por el resto de su vida. Al eliminar una gran parte del estómago y no poder absorber adecuadamente la vitamina B12, los operados de la manga gástrica deben tomar suplementos de esta vitamina por toda su vida. La banda gástrica provoca menos problemas de absorción de nutrientes, pero por la poca cantidad de alimentos que consumen, algunos nutricionistas recomiendan multivitaminas y suplementos.

Eficacia a largo plazo

Por lo novedoso de estas técnicas operatorias, no existen datos de seguimiento a largo plazo de un suficiente número de pacientes para poder evaluar las complicaciones ni la razón del por qué los pacientes vuelven a ganar peso. Los primeros estudios a 10 años de seguimiento nos dicen que la banda tiene un 90% de falla, el bypass entre 30 y 40%, y que se estima que la manga tenga el mismo que el bypass. Se sabe poco si la falla ocurre por la dilatación del nuevo estómago.

Síntomas intestinales más frecuentes después de la cirugía

Independientemente del tipo de operación, se calcula que 85% de los pacientes presentaran en algún momento el síndrome de vaciamiento estomacal rápido o dumping. Los síntomas se producen de 30 minutos a dos horas después de la comida e incluyen debilidad, nauseas, vómitos y diarreas relacionados principalmente al consumo de azúcares.

Las diarreas pueden también presentarse, especialmente después de la manga y el bypass, siendo muy rara después de la banda gástrica. Otro síntoma, especialmente después de la banda gástrica, es la dificultad para tragar los alimentos (disfagia) que se produce al comer alimentos poco masticados o muy secos. Este problema causa sensación de ahogo, dolor en el pecho, regurgitación o vómitos y es consecuencia de la poca capacidad del nuevo estomago para albergar el alimento deglutido.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO