Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Los 15 mejores programas de televisión de la década pasada

Desde ‘Barry’ hasta ‘Veep’ pasando por ‘Narcos’, esto es lo más granado de la década del 2010.

Barry                                                                                           

In English | Si se hiciera Breaking Bad al revés y se aumentara el cociente de humor negro, resultaría en una conmovedora historia de un asesino (Bill Hader, 41 años) que intenta hacer las cosas bien y reinventarse como actor. Hecha con un virtuosismo al estilo de los hermanos Coen, Barry también merece mención por darle a Henry Winkler, de 74 años, el papel de su carrera (y eso es mucho decir para quien fuera el icónico Fonz) como el pasmosamente ensimismado, pero de alguna manera todavía dulce, profesor de actuación Gene Cousineau. (Ver en HBO, Amazon, YouTube, Google Play, Vudu)

Blue Bloods

El drama más subestimado de la televisión en horario estelar ha encontrado la receta perfecta para el éxito creativo y comercial: partes iguales de drama familiar y de procedimientos policiales. Donnie Wahlberg, de 50 años, aporta credibilidad callejera genuina a su papel como el detective Danny Reagan, mientras que Tom Selleck, de 74, y Len Cariou, de 80, aportan una dignidad adorable como su padre y abuelo, respectivamente. Además, el bigote de Selleck es tan ampliamente reconocido que merece una mención por separado en los créditos iniciales. (Ver en CBS, Hulu, Amazon, YouTube, FuboTV)

Boardwalk Empire

El ascenso y la caída del gánster de Atlantic City, Nucky Thompson (Steve Buscemi, 61 años) se narró en un drama épico que puede estar a la altura de The Godfather y The Sopranos en el escalón más alto del género de la mafia. Con suntuosos costos de producción cinematográfica y cambios de trama operáticos, Boardwalk Empire también se benefició de una fila de asesinos conformada por actores de reparto, incluidos tres talentosos hombres llamados Michael: Shannon, de 45 años; Stuhlbarg, de 51; y Kenneth Williams, de 53. (Ver en HBO, Amazon, YouTube, iTunes, Google Play, Vudu)

Bosch

La obra maestra más desapercibida de la década es esta adaptación de la serie de ficción criminal de Michael Connelly sobre un implacable detective de LAPD, encarnado con gran carisma por Titus Welliver, de 57 años. Al igual que una versión de la costa oeste de The Wire, Bosch examina la sórdida parte más vulnerable de una ciudad estadounidense a través de su departamento de policía, sus medios de comunicación e instituciones políticas. Sin embargo, también se observa con una sensibilidad notable, especialmente en el vínculo desgarrador y creíble de Bosch con su hija adolescente, Maddie (Madison Lintz). (Ver en Amazon)

Breaking Bad

Quizás la serie de televisión más acertadamente titulada de la historia, el drama de inmoralidad de Vince Gilligan traza meticulosamente el declive ético del maestro de ciencias de una escuela secundaria a medida que se convierte en traficante de drogas, Walter White (Bryan Cranston, 63 años, en una actuación experta de minuciosa calibración). Por fortuna, los productores cambiaron de planes y no mataron a Jesse Pinkman (Aaron Paul, 40 años) al comienzo de la serie; la interacción cargada entre el mago de las metanfetaminas y su protegido convirtió a Breaking Bad en la adicción de la pantalla chica más exquisita de la década. (Ver en Netflix, Amazon, YouTube, Google Play, iTunes, Vudu)


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Brooklyn Nine-Nine

Las mejores comedias reúnen a actores que pueden parecer incompatibles: nos recuerda a Taxi, en la que Judd Hirsch, Andy Kaufman y Tony Danza coexistieron brillantemente. Lo mismo se aplica a esta farsa de comisaría, donde el gracioso exintegrante de SNL Andy Samberg, de 41 años; el veterano musculoso de la NFL, Terry Crews, de 51; y el ex profesional de Homicide Andre Braugher, de 57, se fusionan con química combustible. Lo mejor de todo es Joe Lo Truglio, de 49 años, cuyo personaje nerd y dependiente, Charles Boyle, es una creación tan singular como Frasier Crane o Sheldon Cooper. (Ver en NBC, Amazon, Hulu, YouTube, Fubo TV)

El tiempo entre costuras

Estrenada en el 2013, la suntuosa adaptación de la primera novela de la escritora española María Dueñas significó un antes y después para la televisión hispanoamericana. Una manera nueva de contar historias épicas, con presupuestos altos y un cuidado amoroso hacia la recreación de época. El libro original es la clave principal de su éxito, narrando las tribulaciones de Sira Quiroga, costurera enamorada y, al comenzar la Segunda Guerra Mundial, espía que infiltra el submundo de los nazis en el protectorado español de Marruecos. Más allá de los exóticos paisajes de Portugal y el norte de África, esta miniserie de once capítulos brilla gracias a la luminosa presencia de Adriana Ugarte (35 años) en el papel principal y el giro magistral que Tristán Ulloa (49 años, inolvidable en Lucía y el sexo, del 2001) le da al duro pero secretamente romántico comisionado de España, Juan Luis Beigbeder. (Ver en Amazon UK, DVD)

La casa de papel

Hay una cierta picardía subversiva en las andanzas de estos criminales que planean el atraco del siglo a la Real Casa de la Moneda en Madrid justo en la época posterior a la crisis económica que diezmó no solo los bolsillos sino también la moral de los españoles. Y por más que el sagaz profesor (un magnífico Álvaro Morte, 45 años) haya planeado todas las contingencias posibles, la toma de rehenes genera complicaciones inesperadas. El agregado latino —lejos de ser fríos, estos criminales sucumben irresponsablemente a las llamas de la pasión romántica— transforma a La casa de papel en una novedosa fusión de telenovela y policial cosmopolita. (Ver en Netflix)

Las chicas del cable

Basada en hechos reales, esta serie española con un tinte acaramelado le imprime a sus capítulos un sentimiento poético difícil de olvidar. Reflejando los nuevos valores de producción establecidos por Netflix, las imágenes por momentos cobran protagonismo sobre la trama, que narra las desventuras y tomas de conciencia de cuatro muchachas que en 1928 le dicen que sí a la modernidad y consiguen trabajo como teleoperadoras. La veterana actriz Concha Velasco, de 75 años, interpreta a una de las villanas a quien más nos gusta odiar, la misteriosa y elegantísima Doña Carmen. La quinta y última temporada enfatiza el suspenso, dado que transcurre durante la cruenta era de la guerra civil española. (Ver en Netflix)

Law & Order: Special Victims Unit

En su segunda década al aire, la serie dramática de más larga duración en la televisión se ha fortalecido, y ha dependido menos de estrellas invitadas y recurrido al grupo de talentos de los mejores actores de teatro de Nueva York. Su ancla central es la sólida Mariska Hargitay, de 55 años, como la profundamente empática Olivia Benson e Ice-T, de 61, como el eternamente genial Fin Tutuola. ¿Quién hubiera adivinado que el rapero “Cop Killer” se convertiría en uno de los mejores policías de la televisión? (Ver en NBC, Amazon, Hulu, YouTube, FuboTV)

Mad Men

La indiferente masculinidad tóxica representada en esta pieza de los años 60 hace que la saga de la agencia de publicidad de Matthew Weiner en Nueva York parezca aún más oportuna en la era #MeToo. Centrada en el espiritualmente sin rumbo Don Draper (Jon Hamm, de 48 años, cuyo cóctel de estoicismo y vulnerabilidad solo puede describirse como del estilo de William Holden), Mad Men rompió el molde de los dramas de televisión. Cada semana se sentía menos como si estuvieras viendo una serie de cable que una película extranjera meticulosamente diseñada. (Ver en Netflix, Amazon, iTunes, YouTube, Google Play, Vudu)

The Marvelous Mrs. Maisel

Cuando pones la palabra “maravillosa” en el título de tu programa, es mejor que cumplas con lo que prometes, y la creadora Amy Sherman-Palladino, de 53 años, lo hace con una velocidad vertiginosa. Los trajes de época de Rachel Brosnahan parecen tan perfectamente adaptados como lo es ella para el papel principal que se burla de las normas de género en la década de 1950. Entre el distinguido reparto, Tony Shalhoub, de 66 años, y Alex Borstein, de 46, se destacan con las proporciones más altas de risas a diálogo de la historia. (Ver en Amazon)

Narcos

Crear una serie que abarque varias temporadas sobre los carteles colombianos de la droga y la vida de Pablo Escobar era casi una misión imposible, considerando los clichés establecidos del género. En el 2015, Narcos sorprendió con un presupuesto generoso, capítulos filmados en los escenarios naturales de Colombia y un fino sentido del humor que por momentos coquetea con el realismo mágico. El brasilero Wagner Moura (43 años) sorprendió a muchos con el acento paisa que aprendió (y las 40 libras que aumentó) para interpretar a Escobar. La serie evolucionó con sorpresas narrativas, aunque manteniéndose relativamente fiel a los hechos históricos. Después de tres temporadas dedicadas a Colombia, el mismo equipo creativo comenzó una nueva epopeya bajo el título Narcos: México. (Ver en Netflix)

One Day at a Time

Cuando los guionistas y el elenco de actores tienen talento de sobra, cualquier material puede aportar los cimientos para una serie excelente. Es el caso de One Day at a Time, exitosa comedia a fines de los años 70, que en el 2017 fue adaptada a la realidad de una familia hispana de Los Ángeles. Penélope Álvarez —personaje al cual Justina Machado (47 años) le inyecta un balance perfecto entre comicidad y sentimiento— es una veterana de guerra y madre soltera que busca resolver su lucha contra la depresión y los ataques de pánico. Vive con dos hijos y su madre, notable interpretación de la gran Rita Moreno (88 años). El formato sigue las reglas de la comedia tradicional, pero los temas que surgen son maduros: el racismo, la homosexualidad, el pluralismo cultural. (Ver en Netflix)

Veep

Nuestro país puede estar más dividido políticamente que nunca, pero todos podemos estar de acuerdo en una cosa: Selina Meyer (Julia Louis-Dreyfus, 58 años) es la funcionaria más divertida de todos los tiempos. Rodeada por un elenco impecable, Louis-Dreyfus entró en el panteón de comediantes junto a Lucille Ball, Carol Burnett y Mary Tyler Moore. Tras bambalinas, Veep cambió de administraciones sin problemas mientras el productor ejecutivo David Mandel tomó el mando que estaba a cargo del creador Armando Iannucci sin perder un ritmo perversamente ingenioso. (Ver en HBO, Amazon, iTunes, YouTube, Google Play, Vudu)

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.