AARP The Magazine

La cura de la meditación

Reflexionar en silencio es bueno para el cerebro y puede llevar a tomar mejores decisiones.

Hombre sentado meditando - Beneficios de la meditación

La meditación puede ayudarte a bajar los niveles de colesterol y la tensión arterial. — Foto: Getty Images

In English | Nunca había pensado demasiado en el grosor de mi corteza cerebral o el volumen de mi cerebro, ni había contemplado cómo el aumentarlos ayudaría a regular mi capacidad de concentración y mis emociones.

Pero eso, según los expertos, es lo que puede suceder cuando meditamos con regularidad. Los fundamentos científicos que respaldan esta moda son los que convierten la atención plena —observar y aceptar nuestros pensamientos a medida que aparecen en el momento presente sin juzgar— en un antídoto contra nuestra manera de vivir al estilo de déficit de atención. Es por eso que parece que todos tus conocidos han probado la meditación o planean hacerlo.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Yo soy uno de millones —o uno de “ellos”, como lo dijo un compañero de trabajo— que meditan a diario. Incluso sin una gammagrafía cerebral, puedo decirte que desde que comencé, mi cerebro está más saludable. Un examen reciente también indica que mis niveles de colesterol, presión arterial, frecuencia cardíaca en reposo y media docena de mediciones adicionales de mi salud nunca han sido mejores. Algunos estudios me dicen que la meditación también tiene que ver con esto.

Sin embargo, el aspecto numérico de mi bienestar es mucho menos importante para mí que cómo me siento, y mi vida ha sido innegablemente más gratificante. Me siento tranquilo, con la mente aguda, enfocado, paciente, y más a gusto con otros y conmigo mismo que nunca. Mis amigos hasta comentaron sobre lo que publico en las redes sociales, y me preguntaron si una pandilla rusa pirateó mi cuenta para publicar fotos de perros, rosas, niños y atardeceres con viles intenciones. Pero no, soy yo.

Para aclarar: no soy un tipo de los que van a asrams. No quemo incienso, ni uso ropa de cáñamo, ni cito a los Upanisad. No me he sentido iluminado de repente.

Pasé gran parte de mi vida adulta igual que la mayoría de los demás, concentrado en construir mi carrera y formar una familia. Pero a medida que el tiempo pasa, la vida se complica y es fácil dejarse llevar por los problemas diarios y la oleada de hormonas —cortisol, adrenalina y norepinefrina— que nos vuelven frenéticos, reaccionarios y demasiado susceptibles.

Para mí, eso significó que me convertía, a veces, en “ese tipo”. El impaciente en la fila en Starbucks que hablaba sobre el trabajo por el celular como si estuviera negociando un tratado de la OTAN; el entrenador de fútbol juvenil que le dijo a un amable y fastidioso árbitro llamado George que se fuera al diablo; el padre y esposo distraído que monitoreaba su correo electrónico como si fuera el Nikkei.

Las cosas que sacrificamos cuando nos pasamos la vida reaccionando son significativas, y sabía que necesitaba un cambio. En búsqueda de claridad, empecé a meditar. Comencé despacio, unos días a la semana, 10 minutos cada vez. Hoy, un año después, medito por 20 minutos casi todos los días.

No es misterioso. Simplemente me siento en una silla de respaldo recto con los pies plantados en el piso y respiro profundo cinco veces —aspiro por la nariz, exhalo por la boca— para comenzar. Me examino mentalmente el cuerpo para ver si siento tensión o incomodidad y luego sigo respirando a un ritmo constante por la nariz, contando las respiraciones para concentrarme en el sube y baja, no en mis pensamientos desbocados.

Siguiente: Aquietar la mente. »

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Publicidad

Ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad