Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones de Comestibles

Cupones de ahorro.

Michaels

Los socios ahorran todos los días.

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos aquí.

Salud Cerebral

Memoria: La mía, ¿es normal?

No lograba determinar si estaba distraída o si me faltaba un tornillo, así que recurrí a un laboratorio cerebral para averiguarlo.

In English l Siempre tuve una memoria temperamental. ¿Una reseña que leí hace 20 años sobre una película que no vi? Ningún problema. ¿Lo que hice el mes pasado? Olvídelo.

Soy perfectamente capaz de no lograr recordar el nombre de mi vecina cuando me la cruzo en el mercado.  Caramba… soy perfectamente capaz de no reconocer a mi propia vecina. Hace poco, se me olvidó por completo una cena que un amigo había organizado para mí unos años atrás. Aparentemente fui, me congracié con todos, me sentí muy gratificada por su esfuerzo, pero me olvidé todo al respecto. (Y no, no estaba "entonada".)

Vea también: Medicamentos que causan pérdida de memoria.

Lazo rojo en el dedo índice - Mi memoria es normal - Alzheimer, locura

Ayude a reducir su riesgo de deterioro cognitivo durmiendo más y haciendo más ejercicio. — Foto: iStockPhoto

La mía es la clase de memoria que hace que una persona de más de 50 años como yo se preocupe, en especial ante las estadísticas:   aproximadamente 5.4 millones de estadounidenses padecen la enfermedad de Alzheimer, y los investigadores sostienen que estas cifras se triplicarán para el 2050.

Los expertos advierten que nuestra sociedad no está preparada para el costo de cuidar a tanta gente que ya no puede atender sus asuntos cotidianos.

Aclaro:  No estoy solamente preocupada por tener que pagar a alguien que me cuide; me preocupa en igual medida el hecho de necesitarlo realmente, por eso me aferré a la oportunidad de evaluar mi memoria y mejorarla en una de las mejores clínicas cognitivas en nuestro país: el Neurology Institute for Brain Health and Fitness, cerca de Baltimore, Maryland.

El instituto está dirigido por el Dr. Majid Fotuhi, un neurólogo que está llevando a sus colegas a cambiar la forma en que pensamos sobre el pensamiento.

Los expertos en memoria hace tiempo que vienen concentrándose, en primer lugar, en la función todavía misteriosa que cumplen las placas, los ovillos y otros componentes fisiológicos del cerebro. Pero Fotuhi y un grupo de colegas más han empezado a centrar el objetivo en cómo el estilo de vida y las rutinas de las personas afectan sus mentes. La investigación representa una perspectiva radicalmente diferente al estudio del cerebro, y está empezando a recibir una gran atención.

En el instituto, Fotuhi trabaja con terapeutas, un fisiólogo y un técnico para tratar a una amplia gama de personas, desde estudiantes universitarios con conmociones cerebrales hasta personas en las etapas avanzadas del deterioro cognitivo, y profesionales productivos como yo, preocupados por sus olvidos. Muchos de estos pacientes reciben un “programa de entrenamiento cerebral” personalizado de varios meses diseñado para prevenir problemas, corregirlos o ambos. La promesa:  el tratamiento recortará el riesgo de deterioro mental y además mejorará el funcionamiento de su memoria en el momento.

Por eso, cuando me invitan a visitar el instituto para una sesión de inmersión de un día y medio diseñada para transmitirnos el sentido del programa, pronuncio la única respuesta que una "boomer" exhausta con trabajo, dos hijos, marido y perro puede dar:  ¿Qué tan pronto puedo ir?

Una fría y gris mañana de este año, me dirijo nerviosa a la clínica, un edificio médico tan común e insignificante que no parece justo para los pacientes.

Cuando ingreso a la suite de los salas de estudios, Fotuhi me saluda con calidez y me escolta a su oficina para iniciar mi examen preliminar. El doctor es un oso de peluche con currículum de un gorila: tiene un título de Medicina de Harvard y un doctorado en neurociencias de Johns Hopkins, de Baltimore; sus investigaciones se publican en las más importantes revistas médicas y da conferencias en todo el mundo. Pero se muestra perfectamente accesible mientras chequea mis reflejos y me indica que salte de pie en pie, una forma rápida de evaluar mi agilidad y vigor general. Luego se sienta frente a su escritorio y me invita a hablar, como si tuviéramos todo el tiempo del mundo.

Página siguiente:  El estrés y lo cognitivo.  »

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

video
¿Amor olvidado? Cuando el Alzheimer nos borra el pasado

Nota: Para ver los subtítulos en español, presione el botón de "CC".

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.

entienda su
diagnóstico