Conoce más

Abrir
Denny's

Denny's

Ahorros todo el día, todos los días


Tarjeta de crédito

Calculadora

Cómo saldar tu tarjeta de crédito

Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Recursos para encontrar empleo

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Aclare sus dudas

El mito de la prima de $247 de Medicare Parte B

Un correo electrónico falso predice un aumento de las primas de la Parte B.

In English | P. Acabo de recibir un correo electrónico que dice que bajo la nueva ley de salud, llamada “Obamacare”, las primas de la Parte B de Medicare aumentarán a $247 por mes para el año 2014. ¿Es cierto?

R. No, no es cierto. Desde antes de las elecciones del 2010, ha estado circulando un correo electrónico masivo que dice exactamente eso, pero se trata de un nuevo intento de asustar a los adultos mayores estadounidenses que no tiene ningún fundamento.

Vea también: El Congreso debe prevenir los recortes al Seguro Social y Medicare

La fórmula oficial para determinar el valor de las primas de la Parte B fue establecida por el Congreso hace décadas. El valor de la prima estándar para cada año se calcula, siempre, a partir del nivel de costos de salud de Medicare del año anterior, y refleja el hecho de que el gobierno paga el 75% de los costos de la Parte B, en tanto los beneficiarios pagan el 25% restante.

Este proceso no se ve afectado por la nueva ley de salud, conocida oficialmente como Ley de Cuidado de la Salud Asequible (Affordable Care Act). No obstante, la ley sí tiene cláusulas que apuntan a reducir el índice de costos de Medicare con el tiempo (sin reducir los beneficios garantizados), y si esto se da como fue planeado, podría hacer que los precios de las primas de la Parte B se mantengan o, incluso, bajen.

El valor de la prima estándar de la Parte B para el 2012 no se conocerá hasta fines de este año, y no hay forma de saber con precisión cuál será su valor en el 2014 ni en ningún año por venir.

Primas de la Parte B afectadas por el ajuste por costo de vida (COLA) del Seguro Social

Sin embargo, hubo otra ley mucho más antigua que sí tuvo un efecto notable en las primas de la Parte B en el 2010 y 2011. Esa ley prohíbe el aumento de la prima en los años en que no haya ajuste del Seguro Social por costo de vida (COLA), de modo que en los últimos dos años, en que —por primera vez en 30 años— no hubo reajuste “COLA”, la mayoría de las primas quedaron congeladas en los niveles del 2009, es decir, en $96,40 mensuales.

Pero esta cláusula de “indemnidad” no se aplicó a alrededor del 25% de los beneficiarios del programa. Este grupo lo integraban los individuos cuyas primas no habían sido deducidas de su beneficio del Seguro Social (le habían pagado directamente a Medicare), aquellos que eran nuevos en Medicare y los que pagaban primas más altas porque sus ingresos estaban por encima de un determinado nivel.

Estas personas cargaron el peso del aumento de los costos de Medicare. Por lo tanto, para ellos, las primas estándar de la Parte B costaron $110,50 al mes en el 2010 y $115,40 en el 2011 (o más, si tuvieron que pagar el recargo previsto para los ingresos más altos), mientras que el resto siguió pagando $96,40.

En este momento, nadie sabe si el año próximo se ajustará por costo de vida el Seguro Social, ni cómo afectará eso las primas para el 2012.

Primas relacionadas con los ingresos más altos

Mientras dicho correo electrónico hace una falsa predicción sobre futuros aumentos de las primas estándar de la Parte B, la nueva ley sí contempla dos cambios que afectan las primas del programa Medicare.

Desde el 2007, y según una ley promulgada en el 2003, el beneficiario de Medicare tiene que pagar un recargo sobre las primas de la Parte B si el ingreso bruto ajustado modificado que haya registrado en su última declaración de impuestos supera los $85.000, si es soltero, o los $170.000 si está casado y ambos cónyuges presentan declaraciones conjuntas.

Actualmente, menos de 1 de cada 20 beneficiarios paga primas a valores correspondientes a los ingresos más altos. Sin embargo, es probable que ese porcentaje aumente en los próximos años —y esto es el resultado de la nueva ley de salud: la ley congeló las franjas de ingresos en los niveles del 2010 hasta el 2019, lo que significa que más adultos mayores estadounidenses se tornarán pasibles de pagar el recargo— del actual 5% al 14% para el 2019, según estimaciones de la Kaiser Family Foundation.

La nueva ley también exigió que esos mismos beneficiarios con ingresos más altos paguen, por primera vez y a partir de enero del 2011, un recargo sobre las primas de la cobertura para medicamentos recetados de Medicare Parte D.

Para conocer los detalles de estos recargos, vea la publicación “Rules for Higher-Income Beneficiaries” - en inglés- (Reglas para los beneficiarios de ingresos más altos).

Patricia Barry es redactora principal de AARP Bulletin.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?