Espacio y orden

3 secretos para recobrar el control de tu armario

Puedes hacer maravillas para organizar tu closet —en un espacio grande o pequeño— con unos simples cambios.

JUEGOS GRATIS de AARP:  Juegue cuanto quiera.  Es fácil, rápido y gratis.  ¡Regístrese ya!

Nada nos produce tanta admiración (y me incluyo) que esos espectaculares armarios con vestidor y espacio para sentarse tranquilamente en su interior a escoger la ropa. Poniendo las fantasías a un lado, la realidad es que un buen plan de diseño te ayudará a transformar tu armario y a sacar el máximo partido al espacio del que dispongas... ¡por muy chiquito que sea! Sigue estos consejos para organizar tu ropa y esa interminable colección de zapatos.

Lee también: Vacía tu clóset y gana dinero.

Consejos para organizar sus armarios

Sea práctico y aproveche mejor su espacio. — Foto: Matthew Ward/Getty Images

1. Un armario a tu medida

Empieza por sacar toda la ropa del armario y ponerla encima de la cama. Este es el momento de ser lo más práctico posible y separar toda la ropa de diario que no te hayas puesto en los últimos dos o tres años. Ocupa demasiado espacio y lo más seguro es que no volverás a ponértela. Tienes la opción de venderla o donarla (hoy mismo) al sitio que te resulte más cercano o conveniente. 

Decide a continuación si necesitas más estantes o si te conviene poner una segunda barra que te proporcione más espacio para colgar, tales como esos modelos que se cuelgan de la barra original. Así evitas tener que hacer una instalación y tendrás un área con dos barras, una para colgar la ropa más corta y otra con la barra original para colgar los vestidos largos.

Cómo organizar la cocina »

Utilice un estante para organizar sus especias en la cocina - Organice su cocina

Galería: Accesorios para mantener el orden.

Si tienes bastante ropa que prefieras guardar doblada y organizada por categorías, te aconsejo usar un sistema de estantes. Mide el interior del armario y añade a las paredes interiores los estantes; mejor si su altura es ajustable. Apila en ellos tu ropa clasificada: suéteres con suéteres, jeans con jeans, y así sucesivamente, poniendo la ropa que uses con más frecuencia a la altura de los ojos. La profundidad de la mayoría de los estantes no debería superar las 12 pulgadas, y mis favoritos son los que se asemejan a una rejilla metálica. Me gustan porque permiten la circulación del aire y disminuyen el olor a humedad e incluso la aparición de polillas.

2. Cestas, luces y perchas

Si tu armario no tiene suficientes cajones o gavetas, pon en alguno de los estantes cestas para organizar la ropa interior, las medias, los calcetines y todos esos pequeños accesorios que usas a diario. Otra buena alternativa que permite aprovechar al máximo el espacio vertical, son los portazapatos con bolsillos (pocket shoe organizer) que pueden colgarse del interior de la puerta. Usa cada bolsillo para lo que necesites tener a mano en el día a día. Además, las puertas del clóset son ideales para poner unos tiradores decorativos que resultarán perfectos para colgar collares, pañuelos y otros accesorios.

Presta también especial atención a la iluminación dentro del armario. Por muy pequeño que sea el espacio del que dispongas, merece la pena poner luces de las que funcionan con pilas (y se encienden y apagan con un simple toque) en el techo, la pared e incluso dentro de los cajones.

Por último, recicla los colgadores (perchas o ganchos) de ropa que dan gratis en las tintorerías (o dry cleaners) y realiza una pequeña inversión en colgadores multiusos. Este tipo de colgadores está diseñado para evitar que la ropa resbale y acabe en el piso del armario y te permiten colgar conjuntos completos, inclusive accesorios y complementos.

3. Soluciones para organizar los zapatos

Si te gustan los zapatos tanto como a mí, comienza separando los que te pones habitualmente de los que solamente usas en ocasiones más especiales. La mejor solución para estos últimos es ponerlos en cajas transparentes y apilarlos unos encima de otros en los estantes más elevados del armario. Si prefieres usar las cajas de cartón en las que vienen los zapatos, prueba este consejo: toma una foto de cada par (usando simplemente la cámara de tu teléfono), imprímela y pégala en cada caja para identificar lo que hay dentro con un simple vistazo.

Trata de no poner los zapatos en el mismo armario que el resto de la ropa, pero si tienes un clóset pequeño te recomiendo poner un estante inclinado en el piso del armario, por lo menos de dos filas (busca uno que se agrande o se achique para que se adapte lo mejor posible al espacio del que dispongas). Si tienes muchos zapatos y te queda suficiente espacio entre el final de la ropa y el piso del armario, prueba uno de esos muebles con subdivisiones cúbicas en los que podrás acomodar, dependiendo del tamaño, hasta 25 pares. Y si todavía necesitas más espacio de almacenaje para tus preciados zapatos, recuerda que las puertas esconden un espacio ideal para colgar un portazapatos. No necesitan instalación y, aunque no lo creas, podrás acomodar hasta 36 pares de zapatos.

Dedica una tarde lluviosa a organizar tu armario y ¡lo disfrutarás cada día de la semana!

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait
 

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.