‘Un monstruo de mil cabezas’: El individuo contra el sistema

La pesadilla de luchar contra las aseguradoras de la salud.

DIRECTOR: Rodrigo Plá
GUION: Laura Santullo
ELENCO: Jana Raluy, Daniel Giménez Cacho, Emilio Echevarría, Marco Antonio Aguirre, Sebastián Aguirre, Harold Torres, Noé Hernández, Marisol Centeno, Úrsula Pruneda, Hugo Albores e Iván Cortes
DURACIÓN: 74 minutos

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

La primera secuencia de Un monstruo de mil cabezas es la que más se acerca al horror que sugiere el título. Antes de que incluso alcancemos a ver nada, en una pantalla oscura escuchamos unos gemidos que se van incrementando hasta convertirse en gritos de dolor. Una mujer de edad madura prende la luz y entonces podemos ver que los sonidos provienen de una habitación. Una cámara que permanece estática en el umbral apenas nos permite ver a la mujer aproximándose con gran angustia a la cama donde pregunta: “La ruta que seguira una cama de hospital. igital oliente. abitacion.escuchamos unos gemidos que se van incrementando hasta conve¨¨¨""¿¡Qué tienes!?” Antes de saber de quién, o de qué se trata, los gritos y la angustia de la mujer nos lo dicen todo. Un reloj digital indica que son las 4:20 AM. La irrupción inesperada del dolor de un ser querido en medio de la noche es un escenario de absoluto terror que despierta inmediata empatía. Un monstruo de mil cabezas seguirá una ruta que no está a la altura del comienzo.

La ubicación es un departamento de clase media en la ciudad de México. Los gritos provienen de Memo (Daniel Cubillo), quien está gravemente enfermo de cáncer. Su esposa, Sonia (Jana Raluy) despierta desesperada a sus dos hijos adolescentes para que la vengan a ayudar mientras ella llama a una ambulancia. En la siguiente escena todo ha vuelto a la calma. Los paramédicos se están encargando de Memo. El verdadero suplicio del que tratará la película comienza cuando le piden a Sonia los documentos del seguro médico y le advierten que los episodios de dolor intenso se irán incrementando. Confiada, Sonia les explica que el seguro está a punto de aprobar un nuevo tratamiento que mejorará mucho la condición de Memo.

Jana Rauley en una escena de la película 'Un monstruo de mil cabezas'

Jana Raluy protagoniza la película 'Un monstruo de mil cabezas'. — Cortesía de Music Box Films

Ya de día, la pesadilla se ha movido de la cama al teléfono. Sonia trata inútilmente de conseguir al doctor que tiene que aprobar los medicamentos de su marido. Marca diferentes números y voces indiferentes la refieren a otros departamentos. Finalmente alguien le informa que el único doctor que podría autorizar el tratamiento está de vacaciones. La voz es terminante, pero Sonia decide presentarse en persona en las oficinas de la compañía privada de seguros a la que por años ha pagado una alta cobertura.

Después de esperar por horas y ante la imposibilidad de hablar con una persona con autoridad para que le rinda cuentas, la impotencia de Sonia se va convirtiendo en rabia. Un empleado le confiesa que su petición jamás se aprobará puesto que se rechazan por sistema un número específico de reclamaciones. Este es el monstruo de mil cabezas al que se refiere el título. De un empleado a otro, de una oficina a otra, nadie se responsabiliza de las arbitrariedades de la aseguradora.

En teoría, la historia está muy bien. Sonia llega al grado de pedirle a su hijo Darío (Sebastián Aguirre Boëda) que la acompañe y con pistola en mano persigue a los directivos de la compañía que tendrían que firmar autorización del costoso tratamiento. El problema con la película es que las circunstancias en las que esto se narra son totalmente implausibles. La muy entendible desesperación de Sonia cuando se enfrenta una y otra vez a la negativa sin explicaciones de lo que por derecho les corresponde, se va intensificando sin que su actuación refleje el desquiciamiento mental que correspondería a eso. Sonia sigue siendo amable, afable, ecuánime, cuando las acciones que realiza son cada vez más desquiciadas. Además, nada en la forma como lleva a cabo su plan haría pensar a una persona con un mínimo de inteligencia que conseguirá algo. Aun si amenazados de muerte los directivos firmaren el papel que les lleva Sonia, en el tiempo en el que llevaría tramitarlo se revelarían sus métodos y seria además enjuiciada. Por otra parte, los movimientos de cámara y el estilo no corresponden ni contribuyen a crear una atmósfera de verdadero suspenso. La forma no está a tono con la trama.

Un monstruo de mil cabezas, el cuarto largometraje de Rodrigo Plá, un uruguayo afincado en México, intenta ser una denuncia a la completa deshumanización y corrupción de un sistema médico en manos de capital privado cuyo único interés es hacer dinero. Es interesante comparar Un monstruo de mil cabezas con aquello de lo que se queja Ken Loach en su filme I, Daniel Blake (ganador del Palmarés en la pasada edición del festival de Cannes). Lo que en Inglaterra es un servicio gratuito que conlleva inevitables complicaciones burocráticas, en México (como en prácticamente el resto del planeta), el seguro médico es un negocio y solo el que puede pagar tiene derecho a recibir atención. Aun así, el trato y los beneficios que ofrece están muy por debajo de lo que cobran. Al lado de la absoluta prepotencia y corrupción que vemos en Un monstruo de mil cabezas, lo que ¨denuncia” I, Daniel Blake parece un juego de niños.

Es muy loable lo que Un monstruo de mil cabezas pretende hacer, pero su desarrollo deja mucho que desear y hay momentos en los que más que indignación, despierta incredulidad.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad