'Papa: Hemingway in Cuba'

Tiempos y personajes turbulentos en la Habana de los 50.

DIRECTOR: Bob Yarie
GUION: Denne Bart Petitclerc
ELENCO:
Giovanni Ribisi (Ed Myers), Adrian Sparks (Ernest Hemingway), Joely Richardson (Mary Hemingway), Mariel Hemingway (cameo) y Minka Kelly (Debbie Hunt)
DURACIÓN
: 109 minutos  

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Si no por otra cosa, Papa: Hemingway in Cuba, pasará a la historia por ser la primera película de Hollywood filmada en la isla desde el embargo estadounidense de 1960. ¿Qué mejor figura para mostrar una continuidad en las relaciones entre los dos países antes y después de la revolución que la de Ernest Hemingway? El premio Nobel residió largas temporadas en ese rincón del Caribe desde 1940 hasta unos meses antes de su muerte en 1961. Con su salvaje belleza, Cuba era quizás el país que mejor se adaptaba a la tempestuosa naturaleza del escritor. El filme trata de capturar la última temporada que Hemingway pasó en Cuba y que se puede ver como un siniestro preludio a su eventual suicidio en Ketchum, Idaho.  

La historia está basada en la amistad que entabló en los últimos años de la vida de Hemingway, el periodista Denne Bart Petitclerc. El reportero del diario Miami Herald visitó en varias ocasiones a Hemingway en Cuba. Petitclerc escribió antes de morir en el 2006, un guion basado en sus experiencias. La película arranca en 1956 cuando el joven y novato Peticlerc (como Eddie Myers), le escribe a Hemingway una carta diciéndole que sus libros lo habían salvado de una infancia terrible en un orfelinato. Myers (Giovanni Ribisi) nunca se anima a enviar el documento, pero Debbie (Minka Kelly), una colega, la rescata del basurero y, conmovida por lo que lee, lo hace en su lugar. Para su sorpresa, Myers recibe una llamada de Hemingway (Adrian Sparks), quien lo invita a quedarse unos días en su Finca Vigía, a 24 kilómetros de La Habana.

El actor Adrian Sparks en una escena de la pelíula, Papa Hemingway in Cuba

— Cortesía de Yari Film Group

Lo primero que se encuentra Myers al llegar, es a Mary (Joely Richardson), la cuarta y última esposa del escritor, nadando desnuda en la alberca. De ahí en adelante lo que sucede es una especie de educación sentimental para el joven e introvertido reportero. La portentosa personalidad de Hemingway y la desinhibida Mary resultan al principio demasiado intimidantes para Myers, pero con el tiempo, la pareja empieza a involucrarlo cada vez más en su complicado universo. Myers adquiere así el rol de otros personajes de la literatura como Nick Carraway, testigo fiel y pasivo de El gran Gatsby, o el reprimido Basil de Zorba, el griego. La extraordinaria personalidad de Hemingway resulta aún más abrumante en cuanto a que sufre una crisis de inspiración y padece de las consecuencias del alcoholismo que lo agobió toda su vida. Además, Hemingway se encuentra ya en las garras de la terrible depresión que lo llevaría al suicidio.

Myers es leal hasta la ignominia y tanto Hemingway como Mary se aprovechan, sin querer, de su paciencia. El matrimonio pasa por una difícil etapa en la que el Nobel vive lamentándose de la vil manera en que se portó con su primera esposa, Hadley Richardson, y añorándola como el amor de su vida. Las peleas entre él y Mary son, como todo en la vida del escritor, épicas. Además del declive mental y matrimonial de Hemingway, Papa: Hemingway in Cuba, introduce también algunos otros aspectos de la estancia del escritor en la isla. Eventos comprobados como el hecho de que el FBI tenia a un espía siguiendo sus pasos debido a su abierta simpatía por los rebeldes que iban ganándole terreno al régimen de Fulgencio Batista.

Sin embargo, la película resulta mejor cuando retrata los aspectos más intimistas de la relación entre la pareja y el periodista. En especial, eso a lo que el titulo indirectamente alude: la figura paternal que Hemingway representa en la orfandad de Myers. El escritor conocido por su bravura, excesos e imponente presencia, insistía en que le llamaran Papa y dadas las circunstancias de Myers, la palabra adquiría una fuerza especial. En fin, que todos los elementos en la biografía de los últimos años de Hemingway conspiraban para crear una estupenda historia. El contrapunto entre la arrolladora figura del escritor y el inseguro periodista carente de amor paternal, eran perfectos para crear un buen drama. Si a eso se le añade el trasfondo de Cuba en los últimos años anteriores a la revolución, Papa: Hemingway in Cuba, tendría que haber sido un excelente filme.

El problema es que debido a cuestiones políticas y burocráticas, el presupuesto tuvo que ser limitado y se nota. A pesar de que se filmó en la verdadera finca donde vivió Hemingway (que se conserva intacta como un museo en Cuba), nos cuesta trabajo creer que lo que vemos en realidad tenía como su centro de gravedad al legendario escritor. El problema es sobre todo el actor que lo interpreta. A pesar de que físicamente Adrian Sparks es muy parecido a Hemingway, hay algo en su persona que carece de la fuerza necesaria. Sparks es un buen actor, conocido sobre todo en teatro, pero no logra proyectar la turbulenta personalidad de Hemingway. En algún momento el papel iba a ser de Anthony Hopkins, pero por alguna razón, no se pudo. Solo imaginar al gran actor británico en lugar de a Sparks, es suficiente para darnos cuenta cuál es el inmenso hueco que se encuentra al centro de la película, que si la vemos únicamente como recreación de un momento y una extraordinaria figura en la historia, resulta aceptable.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad