Dirigida por John Moore

'A Good Day to Die Hard', la quinta de la saga

Acción y explosiones no logran disfrazar las carencias de la nueva película de Bruce Willis.

 

DIRECTOR: John Moor
GUIÓN
: Skip Woods y Roderick Thorp
ELENCO: Bruce Willis (John McClane), Jai Courtney (Jack McClane), Sebastian Koch (Komarov), Mary Elizabeth Winstead (Lucy), Yuliya Snigir  (Irina)
DURACION: 97 minutos


Tras ver esta película, más bien habría que preguntarse, ¿cuándo será un buen día para matar la franquicia de Die Hard (Duro de matar)? A Good Day to Die Hard es la quinta película de la serie y si en la primera el lacónico policía John McClane tenía poco que decir, 25 años después, el único lenguaje que maneja es el de los puños. McClane, el personaje que ha definido la carrera de Bruce Willis, se ha vuelto el estereotipo del héroe de acción que sólo sirve para guiarnos visualmente a través de un interminable despliegue de carreras de autos, explosiones, caídas y golpes. 

Vea también: 10 películas que no se puede perder.

Y no es que McClane haya sido nunca un personaje bien delineado, pero por lo menos en la primera Die Hard (1988) había una motivación muy humana que lo conectaba con la audiencia. En el filme dirigido por John McTiernan, el intrépido policía de Nueva York no sólo debía salvar a los rehenes atrapados en un rascacielos de Los Angeles, sino a su esposa Holly (también secuestrada) y su precario matrimonio.

En  A Good Day to Die Hard también se intenta la conexión familiar, pero aparentemente solo para introducir al posible sucesor de Willis en las próximas entregas de la serie (¿quien dice que no existe el nepotismo en el cine, o por lo menos en los argumentos del cine?).

Eso sí, el decorado cambia. Ahora la acción se traslada a Rusia. Jack, el hijo de McClane,  interpretado por Jai Courtney (Varro en la serie Spartacus: Blood and Sand), es arrestado por intento de asesinato. En realidad, Jack trabaja para la CIA en una misión para salvar a un prisionero político (Sebastian Koch) y pronto su agencia lo rescata. Algo sale mal, de todos modos, y es ahí donde John tiene que venir a “salvar el día”. Pronto, ambos se encuentran fugitivos en las calles de Moscú.  

Jack y John no son un modelo de amor filial. Al contrario, llevan años sin hablarse, con lo cual A Good Day to Die Hard trata de conservar la esencia de la historia original, donde además de salvar al mundo, McClane tiene que salvar una relación personal. Nunca te enteras bien de por qué Jack resiente tanto a John, excepto el no haber estado muy presente en su vida. En todo caso, la discusión de por qué, seria meramente académica, dado que la trama transcurre en un plazo de 24 horas y ni el mejor de los guiones podría en 97 minutos desarrollar el arco de una relación padre-hijo.

Jack y John se entienden con los puños y eso es lo que importa. Tanto padre como vástago salen incólumes de los más extraordinarias embates y esto es quizá lo más irritante. Si por lo menos la violencia fuera auto-paródica como en el mejor cine de Tarantino, pasaría, pero aquí el único humor que se esboza es involuntario. Por ejemplo, que la camiseta de McClane se ve todavía blanca cuando —¡al fin!— vemos The End en la pantalla.

El crédito, si alguno tiene A Good Day to Die Hard, debería ser para los “dobles” (stunt men), de los cuales contamos 126. Y si por ahí seguimos, en los efectos especiales y visuales trabajaron más de 500 personas. Estos son los verdaderos héroes de la película. ¿Por qué no mejor hacer un videojuego? (Una de las  especialidades, por cierto, del director John Moore).

Pero tal vez lo más inquietante de la película sea darse cuenta que tanto los personajes como el argumento se han vuelto cada vez más irrelevantes y que, en lugar de que esto se quede en el terreno del videojuego, las cifras también nos hablan de que el cine está adaptando a esta nueva estética. Basta decir que en su conjunto, las películas de Bruce Willis han recaudado 2.500 millones de dólares.


También le puede interesar:

Visite la página de inicio de AARP, vea los descuentos y más información

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Trivias y
Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s