Conoce más

Abrir
Denny's

Denny's

Ahorros todo el día, todos los días

Print

¿Preguntas sobre el Medicare?

Obtén las respuestas

Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en entradas de cine

Abuelo y nieto viendo televisión - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Celebra la Herencia Hispana

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

encuesta

Y si eres un fanático de las telenovelas, prueba tus conocimientos y contesta estas preguntas.

Cine de fin de año

Dos películas de espionaje

Estas dos películas de espionaje no podrían ser más diferentes.

In English | Ambas se estrenaron este mes y ambas son películas de espionaje. Aparte de eso, la última entrega de la serie Mission: Impossible de Tom Cruise y la versión cinematográfica del clásico de John le Carré Tinker, Tailor, Soldier, Spy (El Topo), protagonizada por Gary Oldman, tienen sólo una cosa en común: las primeras imágenes de cada una ocurren en exactamente el mismo sitio geográfico, la iglesia Matthias, estructura del siglo 14 que descola sobre Budapest.

Vea también: Gary Oldman, el sonido del silencio.

Desde ese momento, las dos películas despegan en direcciones diametralmente opuestas y ninguna de las dos vuelve la vista atrás, ni por un segundo.

Comenzando con la toma aérea de la iglesia, la cámara de Ghost Protocol cruza el Danubio hasta posarse en un techo de Budapest, de donde la película inmediatamente se entrega a un incesante, vertiginoso frenesí de violentos tiroteos, rechinantes persecuciones en auto, ensordecedoras explosiones, misteriosos escondites, deslumbrante tecnología (que fracasa tantas veces como funciona), y una vuelta al mundo que salta, según mi recuerdo, de Hungría a Chechenia a Moscú a Baréin a India a San Francisco, con una pasada por el espacio sideral. Y siempre tenemos presente a Cruise, el de la sonrisa seductora y cabello alborotado, que se arroja por ventanas, salta de alféizares y nos recuerda por qué se inventó el esmoquin.

Es agradable, ahora que la franquicia James Bond ha decidido tomarse tan en serio, revivir una época en que las películas de acción desempeñaban el papel que les corresponde: el de escapismo adrenalínico. No digo que Mission: Impossible — Ghost Protocol sea una película para toda la familia, pero su violencia es de un estilo anterior a Sam Peckinpah, y en el curso de sus dos horas y pico se pronuncia una sola mala palabra y esta es de la especie más suave.

Creo que el mérito corresponde a Brad Bird, que aquí dirige su primera película de acción real después de una trayectoria que incluye tres de los más maravillosos filmes animados de la historia: The Iron Giant (El gigante de hierro), The Incredibles (Los increíbles) y Ratatouille. En la animación, de lo que se trata es del movimiento y Ghost Protocol se acelera como un BMW en la azotea de un estacionamiento. Lo principal es que —a diferencia de muchos directores de películas de acción (¿me escuchan, Michael Bay y Roland Emmerich?)— Bird sabe lograr que las secuencias de acción se entiendan. De un plano a otro, uno sabe dónde está y a dónde va. En Ghost Protocol la acción es vertiginosa pero no desconcertante.

Desde la misma iglesia de Budapest, Tinker, Tailor, Soldier, Spy nos traslada a un café de la Guerra Fría en una galería comercial casi vacía, donde la película sale de la mayor parte de su balacera. A partir de ese momento, la acción sucede principalmente en forma de conversaciones en voz baja y encuentros secretos en salas oscuras, salones de conferencia insonorizados y calles al parecer abandonadas. Gary Oldman, cuyo currículum incluye papeles tan extremos como Sid Vicious, Lee Harvey Oswald y Sirius Black, es no obstante una revelación en el rol del hermético e inexpresivo jefe de espías George Smiley. Asignado la tarea de descubrir un "topo" en el nivel más alto de la inteligencia británica, Smiley no puede confiar en nadie ni confiarse a nadie, pues el único colega que consideraba de confianza —interpretado con fantástico carácter por John Hurt— desaparece demasiado pronto. El milagro de la interpretación de Oldman es su asombrosa capacidad de comunicarle al público sus conflictos internos —incluso sus pensamientos— sin decir una palabra.

La trama de Tinker, Tailor gira alrededor de los secretos, así que los silencios desempeñan un papel fundamental, un ambiente perfecto para el director Tomas Alfredson, cuya innovadora película de vampiros Let the Right One In (Déjame entrar) se apoyaba igualmente en el profundo sentido que puede entrañar el quedarse callado. Es un estilo narrativo muy maduro, un enfoque que desafía al espectador de una manera que las películas ya ni intentan hacer.

Si va a ver tanto Tinker, Tailor como Ghost Protocol, sugiero que vaya a la primera película primero. De lo contrario, temo que cuando vea a George Smiley parado en su sala, considerando silenciosamente su próximo paso, lo distraiga irremediablemente ese ruido infernal que le zumba en los oídos.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP