Conoce más

Abrir
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis


Herramienta para ahorrar en medicamentos recetados.

Herramienta

Para ahorrar en medicamentos recetados

Best Western

Best Western

Ahorros exclusivos para los socios

Abuela, mamá e hija cocinando - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Celebra la Herencia Hispana

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

encuesta

Revisa nuestro homenaje a las leyendas del fútbol mundial.

Drama de familia

Un alma perdida en el paraíso

La actuación de George Clooney en The Descendants (Los descendientes) es digna de un premio Óscar.

Actores Shailene Woodley como

(De izquierda a derecha) Los actores Shailene Woodley, George Clooney, Barbara L. Southern y Robert Forster protagonizan The Descendants — Cortesía Fox Searchlight Films

   

Director: Alexander Payne
Clasificación: R (menores acompañados)
Duración: 115 minutos
Protagonistas: George Clooney, Shailene Woodley y Amara Miller.

In English | Personas de todas las edades, no solo las de mediana edad o mayores, podrán apreciar The Descendants como la película trascendental del año para adultos. Aun así, es muy probable que la divertida y trágica película de Alexander Payne ofrezca una perspectiva sobre cualquiera de las angustias típicas de los mayores de 50 años que usted pueda nombrar: los amores y las pérdidas que se cruzan inevitablemente en nuestro camino; la desilusión que sentimos con otros (y que otros sienten con nosotros); la sombra de la traición que sobrevuela sobre las amistades y familia; los instintos dobles que nos hacen querer mimar y hacer más fuertes a nuestros hijos; y la lucha contra la revelación impulsiva de nuestros secretos de toda la vida —o de ocultarlos, aun cuando nos urge tanto revelarlos que nos duele—.

Vea también: Boleros de todos los tiempos.

George Clooney es Matt King, un destacado (y rico) ciudadano de Hawái que es descendiente directo de tanto la realeza nativa hawaiana y los colonos blancos que trajeron a las islas la cultura occidental. Cuando conocemos a Matt, está al lado de su esposa en estado de coma, que ha sufrido daños cerebrales en un accidente de botes. Desgraciadamente para todos, entrar en coma es aparentemente una mala estrategia para guardar los secretos de la familia, pues apenas empiezan a pitar los sistemas de soporte vital, comienzan a revelarse las infidelidades de Elizabeth. Matt se queda increíblemente horrorizado —un hecho que su hija adolescente (Shailene Woodley) condena primero que nada como prueba inequívoca de su actitud desinteresada hacia el matrimonio—.

Decidido a salvar lo que pueda de la unidad familiar, Matt saca a esa hija del costoso internado donde, por cierto, la habían enviado para alejarla de su amor a la bebida, y la trae a casa para que lo acompañe a él y a su hija menor (Amara Miller) durante la crisis.

La salud de su esposa no es lo único que le preocupa a Matt: Él también es el único fiduciario del último terreno que le queda a la familia, un tramo intacto de una propiedad selecta frente a la playa. El extenso grupo de primos de Matt del clan familiar King están ansiosos por vender el terreno por la friolera de mil millones de dólares, y esto parece ser un trato hecho. Pero ahora Matt, que tiene la última palabra en la disposición del terreno, de pronto no está tan seguro.

Matt claramente está en un dilema y no cabe duda que sus problemas particulares se vislumbran más graves que el del resto de nosotros. Pero en las manos hábiles de Payne y Clooney, nos identificamos por completo con Matt. Después de todo, ¿no nos enfrentamos todos en algún momento a problemas de vida y muerte? ¿Y quién entre nosotros no ha sentido el dolor de la traición o el peso de la responsabilidad familiar? Es cierto, todo cae sobre los hombros de Matt a la vez con un impacto aplastante, pero las reacciones de Clooney son tan auténticas, al principio aturdido, luego afligido y después desafiante, que no perdemos tiempo sintiendo lástima por él. Y de vez en cuando, como cuando por fin se enfrenta al amante de su esposa, Matt es al mismo tiempo cautivador y tan cómico como para reírse a carcajadas.

Si se rompe nuestro corazón por alguien en The Descendants, es por el padre de Elizabeth, interpretado con el estoicismo de un hombre fuerte por el maravilloso Robert Forster. Cualquier persona que haya presenciado la tragedia poco natural de un padre que se enfrenta al fallecimiento de un hijo adulto reconocerá la ira desenfocada de Forster, sus movimientos torpes, como si su mundo se le hubiera vuelto al revés. Felizmente, Payne y sus coguionistas, Nat Faxon y Jim Rash, le han concedido a Forster algunas de las escenas más cómicas de la película a medida que intenta comprender al sonriente novio bobalicón de su nieta mayor (Nick Krause), un inocente con hoyuelos que se las arregla para caerle mal a todos hasta que, en una escena maravillosamente actuada, se sincera con Matt con un medio susurro en un encuentro de medianoche.

The Descendants está repleta de estos momentos inesperados, cuando los personajes que pensábamos que conocíamos se dejan ver, no como simples perfiles en un guión, sino como seres humanos totalmente realizados, con historias sobre cómo llegaron a ser lo que son. Judy Greer, que interpreta el papel de Julie, una mujer que al principio descartamos como la esposa despistada de un hombre mujeriego, casi se lleva todos los aplausos al final, haciendo de Julie el verdadero héroe de la película. Asimismo Beau Bridges, risueño e inmensamente simpático al principio como el primo divertido de Matt, se transforma en alguien muy diferente a medida que Matt expresa sus preocupaciones sobre la venta de la propiedad familiar.

También tenemos a Woodley y a Miller como las hijas de Matt, al principio muy fastidiosas. Pero, según planificado, llegamos a apreciarlas a medida que se desarrolla la película. La escena final de la película, del padre e hijas adaptándose a su nuevo orden mundial, es un retrato familiar tan bonito como jamás se podrá ver.

Como Matt, Clooney es extraordinario; sus escenas solo con su esposa comatosa, enfurecido por su ira, sollozando arrepentido, susurrando resignadamente y con tristeza palabras de amor, serían casi imposibles de mirar si no nos importara tanto su personaje. Se complementa perfectamente con Payne, cuyas películas anteriores About Schmidt (A propósito de Schmidt) y Sideways (Entre copas) examinaban con humor y corazón las tribulaciones de los adultos que deben madurar y enfrentar la realidad. Ambos Clooney y Payne tienen una capacidad extraordinaria para poder sonreír melancólicamente ante los desastres; para comunicar la paz que viene de haber vivido una vida, de haber visto el ir y venir de catástrofes, y de saber que, de una forma u otra, esto también pasará.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP