Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

sorteo

Gana las vacaciones de tus sueños. ¡Participa hoy!

vencer el
hambre

Apoya la campaña de AARP para vencer el hambre en América.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juegue

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

Trivias

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

encuesta

Lee más sobre el deceso de uno de los más importantes escritores de Latinoamérica.

Robert Redford, inédito

El artista, famoso por su timidez ante la prensa, está listo para un primer plano de su intimidad.

Robert Redford

Robert Redford, quien cumple 75 años este año, es el ganador del Premio a la Trayectoria en Películas para Adultos Mayores de AARP The Magazine. — Art Streiber

In English | Se baja de su polvoriento Acura plateado y ríe tímidamente, explicando cómo se perdió en camino a nuestra entrevista en Santa Fe, donde algunas veces ha tenido una propiedad desde los años 80. Viste una camiseta gris, vaqueros y unos zapatos Merrell marrones y beige, con cordones. Su frondosa cabellera rojiza está despeinada, su sonrisa brillante. Sus rasgos se han suavizado con la edad —su piel se ha curtido—, pero el magnetismo de Robert Redford aún electrifica.

Redford cumplirá 75 años este año. “¡Gracias por recordármelo!”, responde sarcásticamente cuando menciono el hito. No, no prevé hacer una fiesta. “Cuando Jane Fonda, con quien somos muy amigos —he trabajado en tres películas con ella—, cumplió 40, me mandó una nota: ‘Por favor, ven a la celebración de mis 40 años’. Le contesté diciendo: ‘¡Cuando cumplí 40, me escondí!’ Somos muy diferentes en la forma de celebrar”. Lo que no significa que Robert Redford no esté exultante. “Cuando envejeces, aprendes ciertas lecciones de vida. Aplicas esa sabiduría y de repente dices: ‘Oye, esto es un nuevo incentivo para vivir. Adelante’”.

En una abarcadora y franca entrevista, Redford nos confía un secreto: Si alguna vez estuvo escondido, finalmente está listo para abrir una ventana a las experiencias que lo moldearon, y que enmarcan el actual capítulo de su vida.

Nos sentamos frente a una pequeña mesa redonda de un aula de la Santa Fe University of Art and Design (Universidad de Arte y Diseño de Santa Fe). Redford, conocido por sus amigos como Bob, pidió una ensalada de pollo china, agua y café para almorzar. “¿Te importa si robo un huevo de tu ensalada?” pregunta, como si fuésemos viejos amigos. Sonríe ante mi sorpresa y dice: “¿Qué puedo contarte?”. Así empieza.

Los entendidos de la cultura pop podrían detectar el cambio de la hiperprivada personalidad de Redford, en su aparición del año pasado en The Oprah Winfrey Show (El Show de Oprah Winfrey), para sorpresa de su coinvitada, Barbra Streisand. Desde que coprotagonizaron The Way We Were (Tal como éramos), en 1973, nunca más habían sido entrevistados juntos. “Cuando entré en el mundo del espectáculo, tenía esta inocente idea de que dejaría que mi trabajo hablara por mí. Nunca estuve interesado en hablar de mí mismo”, dice Redford. “Sin embargo, estamos en una época completamente diferente, y los famosos están de moda. ‘Yo también podría entrar en esta zona, pero paso a paso’”.

En febrero, Redford recibirá el premio de AARP por su trayectoria; el Lifetime Achievement Award de AARP The Magazine, durante la gala anual de Movies for Grownups® Awards (Premios a las Películas para Adultos), en Beverly Hills. El haber aceptado el homenaje es otra confirmación de que ya se siente más cómodo al hablar de su vida, aunque se avergüenza cuando se refieren a él como una “leyenda viviente”. “Eso realmente me molesta”, dice. “¿Significa que me cubren en bronce? ¡Wow! ¡Aún no ha terminado, amigos!”

Por el contrario, el último proyecto de dirección de Redford será estrenado pronto en salas de cine. The Conspirator (La conspiradora) cuenta la historia de Mary Surratt (interpretada por Robin Wright), cuya pensión era el lugar de encuentro de John Wilkes Booth y sus cómplices en el asesinato de Abraham Lincoln. Acusada de conspirar en el asesinato del presidente, Surratt es representada a desgano durante el juicio por un joven héroe de la Unión de la guerra civil (James McAvoy). El clima político del Washington de la post-guerra civil, donde los derechos de las personas a veces quedaban relegados ante la seguridad nacional, se asemeja al Estados Unidos posterior al 11 de septiembre del 2001, admite Redford: “Parece que no aprendemos de nuestra historia. Pero, de existir paralelismos, los debe encontrar la audiencia; no será una aguja en un pajar. Mi enfoque está puesto en el arco emocional de los personajes. Lo que más me gustó de esta historia fueron los dos personajes que, estando en lados opuestos al principio, terminan cruzándose”.

The Conspirator es la primera de una lista de películas basadas en la historia que serán producidas por The American Film Company, lanzada por el fundador de Ameritrade, Joe Ricketts, a cuya familia pertenencen los Chicago Cubs. Redford insiste en que su principal objetivo como actor y productor es entretener al espectador. Aun así, sus trabajos han forzado al público, incómodamente a veces, a analizar la experiencia estadounidense, personal y políticamente. En películas como The Natural (El mejor) y The Horse Whisperer (El hombre que susurraba a los caballos), exploró las complejidades de las relaciones; en The Milagro Beanfield War (Un lugar llamado Milagro) y Quiz Show (Quiz Show: El dilema), abordó la desigualdad y la injusticia. Las historias que cuenta tienen raíces en su propia experiencia.

Charles Robert Redford, de ascendencia inglesa, escocesa e irlandesa, creció como hijo único en un vecindario mayoritariamente hispano en Santa Mónica, donde su padre Charles trabajaba como repartidor de leche. Uno de sus recuerdos más lejanos es del tercer grado, a fines de la Segunda Guerra Mundial. “Esta tenebrosa tendencia sobre los judíos comenzó a sentirse en nuestra escuela”, recuerda Redford. “Yo no sabía qué era un judío. Pero de repente la gente susurraba sobre quién lo era y quién, no. Un día, Lois Levinson, una amiga, muy inteligente, se paró durante la clase y dijo: ‘Mi nombre es Lois Levinson. Soy judía, y estoy muy orgullosa de serlo’. La clase quedó boquiabierta”.

Esa noche, a la hora de cenar, Redford le comentó a su padre sobre Lois y le preguntó: “¿Qué soy yo? Si ella es judía, ¿yo qué soy?”

“Tú eres un judío, y debes estar orgulloso de serlo”, le dijo el señor Redford.

El niño corrió a su cuarto, llorando. “Pensé: ‘Estoy perdido’” se ríe Redford. “Escuché que mi madre le decía: ‘Charlie, ve y explícale’. Mi padre entró en mi cuarto y me dio toda una lección sobre cuán injusto fue lo que pasó. Dijo: ‘Todos somos iguales’”.

Fue un momento de inflexión bastante temprano. “Cada vez que veía gente tratada injustamente por cuestiones de raza, credo o cualquier otra razón, me irritaba”, dice Redford. Un atleta nato, capitaneó los equipos de fútbol americano y béisbol de su escuela. “La mirada del chico que era descoordinado me rompía el corazón”, dice. “Lo elegía para mi equipo”. Era compasivo, pero también tenaz, a veces excesivamente. “Luego, me enojaba cuando no rendían lo suficiente”, admite arrepentido.

A Redford lo guiaron tanto la frustración como la compasión. “Nunca fui un buen alumno”, dice. “Tuve que ser arrastrado al preescolar. Era difícil sentarse a escuchar a alguien hablar. Yo quería salir, que me educaran la experiencia y la aventura, y no sabía cómo expresarlo”.

Finalizó la escuela secundaria, pero coqueteó con los problemas. “Meterme en problemas con amigos, rozar el límite, robar tapacubos de Cadillacs por $16 dólares era mi escape”, dice Redford. “Era visto por la familia y la gente con autoridad como alguien que estaba perdiendo su tiempo. Tenía problemas con las normas de comportamiento. Me ponían nervioso”.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Trivias y
Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.