Conoce más

Abrir
Live Nation

Ticketmaster
and Live Nation

Ahorros en entradas



Calculadora del beneficio del seguro social

Calculadora del Seguro Social

 ¿Cuánto recibirás?

Anna's Linens

Anna's Linens

Los socios ahorran en las compras

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos  aquí

Siluetas de mujeres cantando - Eres una superestrella boomer

Vota por uno de los semifinalistas del concurso AARP "Boomer Superstar" y podrías ganar $3,000. Reglas oficiales (en inglés).

vencer el
hambre

Niños organizan una caja de comida para una unidad de alimentación escolar, Campaña de AARP Drive To En Hunger

Apoya la campaña de AARP para vencer el hambre en América.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juegue

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

Trivias

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

encuesta

Revisa nuestro homenaje a las leyendas del fútbol mundial.

Antonio Martorell

De aquí p’allá

El inagotable pintor de Santurce es el primer artista puertorriqueño en la Historical Society de Nueva York, con una obra sobre los inmigrantes.

 

Con su sombrero, camisa blanca y barba canosa, el maestro Antonio Martorell cultiva a la perfección la venerable imagen del jíbaro puertorriqueño. El retrato de la calidez caribeña se completa cuando al ver al entrevistador exclama “¡somos familia!”, en relación a nuestro apellido común. No lo somos pero no importa, Martorell acoge a su interlocutor con efusión paternal.

Paseando por las salas del Museo del Barrio en Manhattan, donde expone una instalación que forma parte de la ambiciosa exposición “Nueva York (1613-1945)”, Martorell saluda por su nombre a los empleados de seguridad. Camina erguido, con un brío que desmiente la aparente fragilidad de su figura menuda. Gran conversador, adorna sus frases con silencios dramáticos, gestos de énfasis y ojos cómplices.

Da la impresión de ser infatigable. “Yo gozo trabajando más que en ninguna otra cosa. Inclusive esa que estás pensando”, dice.

Nacido en 1939 en el barrio de Santurce de la capital, San Juan, Antonio Martorell es probablemente el artista plástico vivo más importante de Puerto Rico, con una carrera marcada por su compromiso con los movimientos nacionalistas de la isla, estado libre asociado de Estados Unidos. “Soy independentista, por si acaso tenía que decirlo”, apunta.

Aparte de sus exposiciones, tiene un programa de radio, una columna mensual, y dirige el Museo Ramón Frade de la Universidad de Puerto Rico, donde también funge como artista residente. Recientemente presentó en España su tercer libro.

“¡Es que ahora es que yo estoy bueno! Creo que ahora es que puedo abordar realmente los grandes temas. Por lo menos vivo de esa ilusión”, dice, vital y alegre, bromeando con la idea de que —en materia de años— él es completamente disléxico: “A veces creo que no tengo 71 años, sino 17”.

El movedizo Martorell toma asiento en una silla cubierta con trajes que representan a inmigrantes, en el interior de lo que parece una maqueta tamaño natural de un avión, decorado con fotos, telas y exvotos mexicanos.

“Son bien mulliditos”, dice con su travieso sentido del humor. “Los vestí así para que el espectador ocupe la posición del pasajero y se identifique con ese inmigrante tan ninguneado, tan repudiado”.

El avión en que el artista se mueve como un niño rodeado de juguetes, es el colofón de su ambiciosa instalación dentro de la exposición “Nueva York (1613-1945)” en El Museo del Barrio de Manhattan, bajo el auspicio de la Historical Society de la ciudad, la cual albergará su obra al terminar la exposición en enero de 2011.

Martorell no dudó en ceder los derechos de propiedad intelectual de la obra: “El destino de la mayor parte de exposiciones es el almacenaje y la destrucción”, afirma. “No hay ningún lugar mejor que el New York Historical Society para que esto permanezca por tiempo indefinido a la vista de todo el mundo”.

Señalando unos cuadernos de viaje para que el visitante escriba sus impresiones, abre una ventanilla que descubre una serie de fotos con imágenes de personalidades boricuas como Raúl Juliá, y de inmigrantes cargando maletas en aviones y aeropuertos. “¡Mira! Ésta es mi abuela”, dice.

También señala la alfombra, donde se puede leer, en caligrafía, nombres de pueblos de Puerto Rico en un lado y barrios de Nueva York al otro: Manhattan/Maricao; Lares/Longwood; Jamaica/Jurutungo; Isabela/Ithaca; Ciales/Canal Street… Se trata de una de las muchas referencias a la relación entre la ciudad y la isla, inspiradas en el famoso ensayo del escritor puertorriqueño Luis Rafael Sánchez “La guagua aérea”.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Trivias y
Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.