Conoce más

Abrir
Enterprise: Foto de carro rentado

Budget Rent a Car

Ahorros exclusivos para los socios


Tarjeta del seguro social

Calculadora del Seguro Social

¿Cuánto recibirás?

Pepperoni pizza - Papa Johns

Papa John's

Los socios ahorran todos los días

Compartir es Vivir

Compartir es Vivir

Encuentra oportunidades de voluntariado

Siluetas de mujeres cantando - Eres una superestrella boomer

Vota por uno de los semifinalistas del concurso AARP "Boomer Superstar" y podrías ganar $3,000. Reglas oficiales (en inglés).

becas para
hispanos

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad.

encuesta

Preguntas y respuestas del
Seguro Social

Preguntas y Respuestas del Seguro Social

Todo lo que necesitas saber sobre tus beneficios.

juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

Su futuro económico

Riesgo de su patrimonio

¿Pone en la cuerda floja su propia jubilación para cuidar a alguno de sus padres?

  

 

Puede que los estadounidenses que deben enfrentar los desafíos del cuidado de largo plazo se hayan preguntado respecto de las experiencias personales de los candidatos presidenciales con sus propios padres. 

En muchos aspectos, soy muy afortunada. Mi madre, que este año cumplirá 95 años, se encuentra en una buena situación económica, gracias a la pensión que recibe del estado de Texas como maestra, la pensión de mi padre como operario, sus acciones de Exxon y su cobertura de salud para jubilados.

Como resultado de ello, si bien mi hermana y yo cargamos con los costos emocionales y de otros tipos derivados de su cuidado, no tenemos que usar dinero de nuestros bolsillos para cubrir las necesidades de mi madre.

Pero muchos otros cuidadores sí deben hacerlo, y, a veces, poniendo en riesgo su propio futuro económico, gastando lo que han ahorrado para su jubilación, reduciendo los aportes a sus IRAs o 401(k)s, y hasta endeudándose.

Según un estudio realizado el año pasado por Evercare —programa coordinador de cuidados de la salud— y National Alliance for Caregiving (NAC, la Alianza Nacional para la prestación de cuidado) —entidad sin fines de lucro con sede en Maryland—, alrededor de la mitad de las personas que cuidan de alguien mayor los estaban ayudando también económicamente, por un valor promedio estimado en $5.531 al año.

Así resultó para más del 10% de las personas de medianos ingresos del grupo encuestado, en tanto las de ingresos más bajos resultaron ser las que generalmente tenían que soportar la carga más pesada.

Para el estudio se entrevistaron telefónicamente, al azar, a 1.000 cuidadores, 41 de los cuales se ofrecieron voluntariamente para llevar un registro de sus gastos durante 30 días.

Estos voluntarios, cuyos padres tendieron a estar más enfermos y débiles que la media, registraron la cuenta más elevada: $12.348 al año. Ese es dinero del que no dispondrán los cuidadores para su propio futuro.

“Son sus ahorros para la jubilación. También podría tratarse del dinero que estuvieron separando para pagar la universidad de sus hijos”, dice Gail Gibson Hunt, presidente y director ejecutivo de la National Alliance for Caregiving. El monto que se estaba gastando “es mucho mayor de lo que habíamos anticipado”, agrega Hunt.

La prestación de cuidados también implica un costo para las compañías en las que trabajan estos cuidadores. Un estudio sobre empleadores realizado en 2006 por el MetLife Mature Market Institute halló que, para las empresas estadounidenses, el costo derivado de la pérdida de productividad de los cuidadores que, además, trabajan, es de $17.100 millones a $33.600 millones al año.

Judie Lane, microbióloga de salud pública de California, no ha tenido tiempo de sumar lo que gastó en ayudar a su madre durante alrededor de nueve años, hasta su muerte, a principios de este año, pero calcula que puede haber llegado a los $70.000.

Los gastos incluyen la mudanza de su madre a una casa móvil y hacer ensanchar las puertas para permitir el paso de un andador, primero, y, más tarde, de una silla de ruedas.

Los costos también incluyeron licencias sin goce de sueldo para poder asistir a su madre, porque se le habían acabado los días de vacaciones. La hermana de Lane también pagó su precio al tener que renunciar a su trabajo para mudarse con su madre, reduciendo, consecuentemente, su propio ingreso jubilatorio y eliminando la fuente proveedora de su seguro de salud.

Envejecer es un negocio caro, y buena parte de los costos está siendo invertida en particulares, mientras que las empresas están dejando de ofrecer los planes de pensión y coberturas de salud tradicionales para jubilados. Medicare sólo cubre alrededor del 53% de los costos de cuidado de la salud de sus beneficiarios; la diferencia necesaria es lo suficientemente grande como para devorarse los ahorros para la jubilación de la mayoría de la gente.

Fidelity Investments estima que una pareja que hoy tenga 65 años de edad necesitará, al menos, $225.000 para cubrir sus gastos médicos futuros. Y eso no incluye los costos de cuidado de largo plazo, medicamentos de venta libre ni la mayor parte del cuidado dental.

Pero los gastos médicos no son los únicos gastos que cubren los cuidadores. Según la encuesta de la NAC, los desembolsos en el rubro salud encabezaron la lista de gastos, seguidos inmediatamente por los bienes hogareños y los alimentos. Luego, aparecían los gastos de viajes y transporte.

Esto último me suena familiar… Ahora que lo pienso, gasto mucho dinero llevando a mi madre a interminables citas con médicos y en viajes para ver las flores abrirse en primavera y las hojas caer, en otoño.

Con el combustible a casi $4 por galón, mi hermana J.E. y yo a menudo lamentamos la decisión de mamá de devolver su tarjeta de descuentos de Exxon, cuando dejó de manejar, hace muchos años.

Entre los otros costos que se midieron en la encuesta podemos citar los correspondientes a cuidados en el hogar; pago de hogares para el cuidado de personas mayores discapacitadas o instalaciones para la vida asistida; mantenimiento de la casa y el jardín; vivienda y servicios públicos; servicios de prestación de cuidados, como el cuidado de alivio temporario; reformas hogareñas, como rampas y pasamanos; vestimenta; equipamiento y suministros médicos; y honorarios de abogados.

Los registros de gastos mostraron algunos gastos inesperados: cigarrillos y tabaco para mascar, vino y whisky, y hasta el costo del cuidado de la mascota familiar.

La madre de Lane tenía un pequeño perro poodle, que necesitaba alimento para mascotas y, ocasionalmente, atención veterinaria. “Es que nunca caminó; si a mamá la colocaban en una silla de ruedas, el perrito terminaba sobre su falda”, asegura.

Mientras Lane estaba ayudando a su madre a pagar la deuda de la tarjeta de crédito, presentar la quiebra y cualificar para Medi-Cal, el programa Medicaid de California, intentó mantenerse al día con los ahorros para su propia jubilación. Sin embargo, debido a los gastos adicionales ocasionados por su madre, algunos meses, todo lo que pudo separar fueron $50.

El estudio de la NAC halló que “el monto de gastos de bolsillo estaba estrechamente relacionado con el nivel de estrés, estado de salud y bienestar general del cuidador”.

Pero los costos intangibles también eran importantes. “El tiempo es el producto más caro que ofrezco, pero no tiene un precio”, escribió uno de los voluntarios para llevar el registro de gastos. Otros costos incluidos son el estrés emocional y la pérdida de oportunidades personales y laborales.

Y, tal como dijeron muchos cuidadores en el estudio, Lane descubrió que los costos económicos no eran los más difíciles de sobrellevar: “Lo que más desgasta es la parte emocional”.

Martha M. Hamilton, que antiguamente trabajó con el Washington Post, escribe una columna habitual, Your Financial Future (Su futuro económico), para AARP Bulletin Today.

Si ha decidido postergar la jubilación debido a la actual crisis económica y está dispuesto a ser citado con nombre y apellido en una de esas columnas, por favor, envíe un correo electrónico a Bulletinmoney@aarp.org y coloque Martha Hamilton en la línea correspondiente al asunto (subject).

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s