Conoce más

Abrir
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Calculadora del beneficio del seguro social

Calculadora del Seguro Social

¿Cuánto recibirás?

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones disponsible ¡gratis!

Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Encuentra un empleo hoy

seguro social
preguntas y respuestas

Preguntas y Respuestas del Seguro Social

Lo que necesitas saber del Seguro Social.

más
videos

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

encuesta

calculadoras
de AARP

                                                                Más calculadoras de AARP >>

juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio.

Juegue

Pensando en el retiro

¿Acaso es posible jubilarse?

Millones de personas mayores de 70 años todavía siguen trabajando.

Erma Paliani había trabajado por mucho más tiempo de lo que había pensado, hasta que finalmente, este verano, a los 92 años, dejó de trabajar.

"Nunca pensé que iba a trabajar tantos años", dice Paliani, una persona de hablar pausado, quien empezó a trabajar como secretaria en el gobierno federal hace 67 años cuando Franklin D. Roosevelt era presidente y, finalmente, trabajó por más tiempo que cualquier otro empleado federal. La mayor parte de esos años, el temor de no tener suficiente dinero para vivir cómodamente, una inquietud que le quedó de su experiencia de la Gran Depresión, la hizo permancer en su trabajo.

Las preocupaciones monetarias también motivan a Jeanne Phillips, de 85 años, a seguir trabajando mientras pueda, aunque ha tenido dos infartos en los últimos cinco años, uno de ellos hace apenas ocho meses.

Sin su trabajo en un centro para personas mayores en St. Louis que complementa su ingreso del Seguro Social, dice Phyllips, escasamente podría costearse sus gastos básicos. Por eso, tres días a la semana, pone sus pastillas de nitroglicerina en el bolso y se marcha al trabajo.

"Nunca me jubilé", dice Phillips, que se divorció hace 40 años y nunca se volvió a casar. "Si hubiera podido jubilarme y vivir con comodidad, lo hubiera hecho. Hubiera sido maravilloso poder pagarme el golf y el boliche, y poder ir a museos y teatros. Pero no tengo dinero para hacer eso".

Phillips, Paliani y millones de otras personas en sus 60, 70, 80, y hasta 90 años, están cambiando el panorama de la jubilación. Según los registros del Seguro Social, la edad promedio en la que los estadounidenses reclaman sus beneficios es 63,9 años, aunque continúan trabajando más tiempo porque muchos necesitan ese dinero. En realidad, el porcentaje de trabajadores mayores de 65 años está aumentando más rápido que cualquier otro grupo de edad, según la Bureau of Labor Statistics (BLS, Oficina de Estadísticas Laborales).

 La BLS informa que entre el 2000 y el 2008, el número de trabajadores de 65 a 69 años aumentó un 25%. Y, sorprendentemente, se citaron cifras más altas para las personas de 70 a 74 años (un 32%), de 75 a 79 años (un 38%) y para las mayores de 80 años (un 67%, a 500.000).

La conclusión es que, a medida que la gente vive más, las expectativas del público con respecto a la jubilación están en ''un período de transición'', concluye un sondeo del Pew Research Center. ''Debido a los cambios demográficos que están ocurriendo, es probable que esta evolución en las actitudes continúe por los próximos años''.

Los estadounidenses están trabajando por más tiempo por muchas razones, empezando porque la gente está viviendo más (Estados Unidos tiene 100.000 personas de 100 años) y necesitan más ingresos para pagarse sus gastos en esos años adicionales.

La noción moderna de la jubilación fue definida después de 1940, cuando el Seguro Social empezó a proteger los años de jubilación de los trabajadores con un ingreso mensual, y cuando se preveía que los hombres vivirían hasta los 50 años y las mujeres hasta principios de sus 60 años. 

Los beneficios del gobierno no tenían como finalidad sufragar una jubilación de 30 años. Poco a poco, las pensiones de las empresas se hicieron más comunes, con lo cual los trabajadores contaban con un ingreso regular y seguro para su jubilación que dependía de su sueldo y de los años de servicio. Los trabajadores empezaron a jubilarse con menor edad, y adoptaron un estilo de vida que era sinónimo de vida fácil, días dedicados a la pesca, al golf y a la jardinería, y varias semanas para viajar.

Esta visión de la jubilación se ha convertido en un sueño que se esfuma para muchas personas, que ha sido reemplazado por la dura realidad de las pensiones privadas en descenso, ahorros insuficientes para la jubilación, costos de atención de salud en aumento y deudas en ascenso.

“El apoyo financiero de la jubilación tal como la conocemos se está reduciendo”, dice Steven Sass, coautor del libro Working Longer: The Solution to the Retirement Income Challenge (Trabajar más tiempo: la solución para enfrentar el desafío de ingresos en la jubilación). ''Los trabajadores no han ahorrado lo suficiente para compensar esas reducciones. Las únicas dos opciones en este momento son: comer menos o trabajar más tiempo. No hay otra manera''.

La solución adoptada por Paliani y Phillips de trabajar más tiempo se está convirtiendo en la opción preferida. Ciertos cambios de política, como la eliminación de leyes sobre la jubilación obligatoria y las sanciones sobre los ingresos del Seguro Social para los trabajadores que se encuentran en la edad plena de jubilación, también han hecho más facil permanecer empleados más tiempo, tanto en trabajos a tiempo completo como a tiempo parcial. 

''Para la mayoría de la gente, uno de los grandes logros del Siglo XX era el de jubilarse y poder disfrutar de comodidad y dignidad razonables'', dice la asesora de política de AARP, Sara Rix. ''En el futuro, la situación va a ser muy distinta en comparación con los que tienen 80 años hoy en día''.

Según el Center for Retirement Research (Centro de Investigaciones sobre la Jubilación), del Boston College, el 52% de los nacidos durante la explosión de nacimientos, entre 1948 y 1954, están expuestos al riesgo de no poder mantener su nivel de vida cuando se jubilen. Y la situación va a empeorar todavía más: el 64% de los nacidos durante la explosión de nacimientos, entre 1955 y 1964, y el 71% de la generación X, nacidos entre 1965 y 1974, tal vez no logren nunca jubilarse con comodidad.

''La mayoría de la gente podrá vivir 15 años como jubilados, en lugar de 30 años, pero eso sigue siendo una jubilación significativa'', dice Richard Johnson, investigador experto, especializado en problemas de los trabajadores mayores, para el Urban Institute, un comité de especialistas. ''La expectativa de vida seguirá aumentando, por lo cual la gente tendrá que trabajar más tiempo''.

Frank Wilkinson, de 89 años, probablemente no podrá disfrutar ni siquiera de diez años de jubilación. Este ex piloto de líneas aéreas perdió su empleo cuando su empleador se declaró en quiebra hace varios años. Por eso, al igual que otras personas que necesitan ingresos adicionales, Wilkinson trabaja por lo menos 25 horas por semana ayudando a otros adultos mayores a buscar trabajos en Clearwater, Florida, como parte de un programa de empleos para adultos mayores administrado a través de AARP Foundation.

''Están realmente desesperados por complementar su ingreso del Seguro Social'', dice Wilkinson al hablar de la gente con la que trabaja. ''Es reconfortante poder ayudar a las personas que están en una situación peor que la mía''.

Según Rix, cuando los trabajadores de mediana edad de hoy en día se encuentren en sus años de jubilación, los costos en alza de los medicamentos y los cuidados de salud, que constantemente han subido más que la inflación, absorberán todos sus ingresos de la jubilación. Al mismo tiempo, los beneficios del Seguro Social probablemente cubrirán una parte menor de los gastos. Y los ahorros de los trabajadores para su jubilación, incluso los que estén invertidos en planes 401(k), seguirán siendo vulnerables a la caída del mercado.

Desde que empezó la recesión en diciembre del 2007, los jubilados y quienes están por jubilarse han visto disminuir sus ahorros hasta en un 40%, aunque los valores están subiendo poco a poco a medida que el mercado bursátil se estabiliza y vuelve a ganar terreno. Los trabajadores mayores que están cerca de la jubilación son los más afectados, debido a que tienen menos tiempo para recuperarse de las pérdidas.

Además, el factor de la deuda está siempre presente. Usualmente, casi todos los estadounidenses pagaban todo el monto de su hipoteca y otras deudas cuando se jubilaban para aprovechar al máximo sus ingresos fijos. Pero, estudios recientes muestran que una mayoría de trabajadores se está jubilando o acercando a la jubilación, con muchas deudas.

Un estudio, llamado “Debt: The Detour on America’s Road to Retirement” (Deudas: el desvío del camino a la jubilación en Estados Unidos), publicado en mayo por la empresa Securian Financial Group de St. Paul, Minnesotta, comparó las finanzas de los estadounidenses mayores desde el comienzo de la recesión hasta febrero del 2009. En ese período, el porcentaje de los boomers —los nacidos durante la explosión de nacimientos, entre 1946 y 1964— que informaban tener deudas de $25.000 o más, aumentó de un 28% a un 38%, mientras que los que debían por lo menos $50.000 aumentó de un 12% a un 22%.

''Aunque usted hubiera hecho bien todo lo que tenía que hacer'', como por ejemplo, vivir de acuerdo a sus posibilidades y tener muchos ahorros, ''todavía podría tener problemas'', dice Harvey Sterns, director del Institute for Lifespan Development and Gerontology (Instituto para el desarrollo del ciclo de vida y la gerontología), de la University of Akron. ''Estamos en un período de reajuste en el que la gente, de ahora en adelante va a pensar de manera muy diferente acerca de la jubilación, debido a esa sensación de vulnerabilidad''.

Échele la culpa a la economía que anda mal, a Bernie Madoff o a otros factores, pero las preocupaciones de los estadounidenses acerca de los ahorros para la jubilación están bien documentadas. En un sondeo de 500 trabajadores mayores, hecho en julio por la empresa Golden Gateway Financial, en California, un 50% de esos trabajadores dijeron que se jubilarían después de los 70 años.

Desde todo punto de vista, jubilarse muy tarde en la vida, o no jubilarse, puede negarles a las personas los beneficios que acompañan a esos años, como pasar tiempo con los nietos, disfrutar de las actividades preferidas o sencillamente descansar.

''Pienso que hay motivos que llevan a jubilarse demasiado tarde'', dice Bing Chen, profesor de gerontología de la Universidad de Masachusetts y experto en temas de jubilación. ''Pero hay todo un subgrupo de gente que quiere seguir trabajando''.

La tendencia de trabajar más tiempo ha generado su propia clase de humor, con artículos de los medios de comunicación que dicen ''Muera frente a su escritorio'' o ''Trabaje hasta caerse muerto''. Los boomers cuando se encuentran en los pasillos hablan seriamente de trabajar pasados sus 80 años, aunque hagan bromas acerca del colega que anuncia el panorama más inquietante: ''Pienso seguir trabajando dos años más después de mi muerte''.

Pero, a pesar de las bromas, a pesar de las duras realidades, mientras el país se prepara para hacer frente a una fuerza laboral que envejece, sin precedentes históricos, Rix, de AARP, opina que sigue estando segura acerca de una cosa: ''Definitivamente, hay cada vez más personas que trabajan cuando pasan de los 80 años, pero la gente todavía quiere poder jubilarse en algún momento".

Carole Fleck es redactora principal del AARP Bulletin.

 

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Busque Trabajo Aquí

La búsqueda está programada para proporcionar resultados de posiciones que requieren o prefieren español. Sin embargo, la mayoría de descripciones de puestos y páginas posteriores estarán en inglés, dónde podrá reiniciar una búsqueda sin parámetros de idioma.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.