Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

sorteo

Aprovecha esta oportunidad y podrías ganar las vacaciones de tus sueños. ¡Participa hoy!

guía de becas

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Histórica decisión

Los hispanos y la reforma

¿Qué significa para la salud de los latinos?

— Todd Spoth

Legisladores demócratas hispanos afirmaron que la aprobación por la Cámara de Representantes de un histórico proyecto de ley de reforma del sistema de salud beneficiaría a los latinos, los cuales se encuentran excesivamente representados entre las personas no aseguradas. El proyecto se aprobó por 219 votos contra 212.

“Hay muchas personas en nuestra comunidad que carecen de seguro porque son trabajadores de bajos ingresos, y este proyecto de ley está dirigido a ellos”, señala el representante John Salazar, demócrata por el estado de Colorado.

El presidente Barack Obama firmó casi a fines de marzo el proyecto —que había sido aprobado por el Senado en la víspera de Navidad— y lo convirtió en ley. El Senado después comenzó a debatir un paquete de enmiendas.

Conocido como un proyecto de ley de conciliación, el paquete fue aprobado por la Cámara de Representantes y fortalecería el proyecto de ley del Senado. La ampliación de ayuda para los hispanos contenida en el proyecto de conciliación ayudó a obtener el apoyo de los legisladores latinos que favorecen la reforma.

Al final, los hispanos demócratas en la Cámara —más de 20 legisladores— votaron a favor de reformar el sistema de salud de la nación.

Sin embargo, los tres representantes republicanos hispanos votaron contra la medida, la cual el representante de Florida Lincoln Diaz-Balart calificó de “deshonesta” e “irresponsable”. Su hermano, el representante Mario Diaz-Balart (republicano por el mismo estado) dijo que le preocupaba que los ahorros provenientes de Medicare —en su mayoría de pagos a aseguradoras para los planes Medicare Advantage de elevado costo— pondrían en riesgo la solvencia del programa.

“Si ese no es motivo suficiente para votar en contra del proyecto, no sé qué otro motivo lo sería”, asegura.

La presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, demócrata por California, señaló que el proyecto de ley de reforma prolongaría la solvencia de Medicare por más de una década.

Antes de la votación final, el proyecto de ley del Senado había provocado tensiones entre los demócratas hispanos de la Cámara de Representantes por ser menos generosos hacia los hispanos que un proyecto de ley de reforma que la Cámara aprobó el año pasado.

Prohíbe que los inmigrantes indocumentados contraten seguros en los nuevos intercambios que harán menos costosas sus  coberturas.

También mantiene el período de espera de cinco años para que los residentes legales sean elegibles para Medicare o Medicaid, el programa de cuidado de la salud del gobierno para los pobres.

El representante Raul Grijalva, demócrata por el estado de Arizona, tildó de “obsceno” el período de espera de cinco años. Dijo que los demócratas hispanos se reunieron varias veces para discutir cómo votarían.

“Decidimos que no queríamos formar parte de un grupo que matara el proyecto del cuidado de salud”, dijo Grijalva. “Concluimos que otros beneficios significativos invalidaban nuestras preocupaciones”.

El representante Luis Gutierrez, demócrata por Illinois, también adoptó una postura de alta visibilidad contra el proyecto de ley antes de la épica votación por la reforma.

Pero dijo que la seguridad de que la Casa Blanca comprendía las dificultades que enfrentan los trabajadores indocumentados para obtener cobertura médica, además de su promesa de revigorizar sus esfuerzos por lograr un proyecto de ley inmigratoria de alcance profundo, lograron su apoyo.

Gutierrez es uno de los principales patrocinadores en la Cámara de un proyecto de ley integral que legalizaría la situación de muchos inmigrantes indocumentados.

La representante Nydia Velázquez, demócrata por Nueva York, dijo que la nueva legislación le daría cobertura a 8,8 millones de hispanos no asegurados.

También dijo que los latinos se beneficiarán por la prohibición de negar cobertura a las personas con problemas de salud anteriores y por nuevos créditos de impuestos para ayudar a las pequeñas empresas a contratar seguros de salud para sus empleados.

“Tomadas en conjunto, estas reformas constituyen un paso crítico para mejorar tanto el acceso como la calidad del cuidado de salud para los latinos”, aseguró.

Janet Murguia, presidenta y directora ejecutiva del National Council of La Raza (NCLR, Consejo Nacional de la Raza), dijo que el proyecto de ley final “dista mucho de ser perfecto” debido al tratamiento que le da a los inmigrantes indocumentados y a los residentes legales.

Sin embargo, señaló que el NCLR apoyó el proyecto de ley porque los beneficios superaban los perjuicios.

En un comunicado de prensa, dijo que la ampliación de la cobertura a los no asegurados ayudará a los latinos mediante la asignación de más fondos a centros de salud comunitarios y nuevos subsidios a programas destinados a combatir las disparidades relacionadas con los servicios de salud en la comunidad hispana.

Murguia también dijo que varias cláusulas en favor de Puerto Rico en el último momento contribuyeron a obtener el apoyo del NCLR; entre ellas, un acuerdo para ofrecer a los residentes de Puerto Rico acceso a intercambios de seguros estatales y $2.000 millones para gastos de Medicaid en Puerto Rico y otros territorios de Estados Unidos.

La ayuda para Puerto Rico se incluyó en el proyecto de ley de conciliación debatido por el Senado. Bajo la nueva legislación, Puerto Rico y los demás territorios de Estados Unidos deberán someter a votación un plan para establecer sus propios intercambios de seguros antes de octubre de 2013.

Dichos planes deben ser aprobados por el U.S. Department of Health and Human Services (Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos).

A diferencia de los intercambios estatales, que no tienen límites, los subsidios federales para ayudar a los puertorriqueños a contratar seguros de salud se limitarían a $925 millones para el quinquenio 2014-2019.

Debido al tope del subsidio, el delegado puertorriqueño Pedro Pierluisi dijo que estaba buscando flexibilidad por parte de la Casa Banca y el Congreso para establecer el intercambio de seguros de la Isla.

El proyecto de ley de conciliación también eliminaría gradualmente el período sin cobertura o “doughnut hole” de medicamentos recetados de Medicare.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.