6 ideas para fortalecer a Medicare

Mejor para los consumidores y más estable económicamente.

Hombre leyendo un documento importante

Medicare ha marcado una gran diferencia en la salud y las vidas de los adultos mayores, pero, como con cualquier programa importante, es posible mejorarlo. — Jim McGuire/Getty Images

In English | Medicare ha marcado una gran diferencia en la salud y las vidas de los adultos mayores, pero, como con cualquier programa importante, es posible mejorarlo. Consultamos a los expertos. Las sugerencias a continuación varían en costo y ahorros y no gozan de un apoyo universal. Pero todas intentan hacer que Medicare sea más estable económicamente y enfocado más en los pacientes, a medida que comienza su sexta década de servicio a la nación.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

1. Notificar a todos por correo postal sobre las opciones de Medicare cuando estén a punto de cumplir 65 años.

En gran parte tienes que entender por ti mismo la maraña de reglas, tarifas y fechas límite que rigen la inscripción en Medicare. Si les haces muchas preguntas a amigos mayores y buscas en sitios web, puede que te equivoques con lo básico y perjudiques mucho tus finanzas, y por supuesto, tu salud. “Pensamos que todas las personas elegibles que viven en Estados Unidos deberían recibir una carta varios meses antes de cumplir 65 años, con información sencilla sobre cómo y cuándo inscribirse en Medicare, y un número especial al que pueden llamar para hablar sobre su propia situación”, dice Joe Baker, presidente del Medicare Rights Center (Centro de Derechos de Medicare), un grupo de apoyo al consumidor. En la actualidad, este tipo de cartas solo se envían a personas que ya reciben los beneficios del Seguro Social.

2. Permitir a las personas que se inscriban tarde obtener cobertura de inmediato.

Si te inscribes tarde en Medicare, puede que te apliquen multas por inscripción tardía que aumentan tus primas de manera permanente.  Una sanción menos conocida relacionada con el retraso es que solo te puedes inscribir durante el período de inscripción general anual, del 1.° de enero al 31 de marzo, y tu cobertura no entrará en vigencia hasta el 1.° de julio del mismo año. Eso podría significar meses sin tener la protección del seguro y el potencial de agotar tu cuenta bancaria o dejar de atender una enfermedad. AARP es uno de los grupos de defensa que piensan que esto no es justo económicamente y es perjudicial para la buena salud.

3. Permitir a Medicare que negocie descuentos por volumen para los medicamentos recetados de la Parte D.

La labor vital de negociar los descuentos por volumen recae en los muchos planes privados para medicamentos recetados que administran la Parte D. La ley le prohíbe a Medicare usar su amplio poder de mercado. Sin embargo, Medicaid no tiene esa prohibición, y según la Congressional Budget Office (CBO, Oficina de Presupuesto del Congreso), sus precios promedio para medicamentos son del 27% al 38% menores. Si se adoptaran esos precios para los 11 millones de personas que reciben subsidios por bajos ingresos para los medicamentos de la Parte D, Medicare podría ahorrar $123 mil millones ($123 billion) en 10 años, calcula la CBO. AARP apoya esta iniciativa. Sin embargo, PhRMA, la asociación que representa a las empresas farmacéuticas, señala que los planes de la Parte D ya reciben descuentos significativos y que los costos de los medicamentos están por debajo de las proyecciones. Además, PhRMA y otros grupos (entre ellos la CBO) advierten que el inhibir los ingresos de una empresa por medio de mayores descuentos podría poner en peligro el financiamiento de las investigaciones costosas que desarrollan nuevos medicamentos. La administración Obama, mientras tanto, se concentra en permitir que Medicare negocie precios para nuevos medicamentos costosos. El resultado es confuso, según Juliette Cubanski, subdirectora del Programa para Políticas de Medicare en la Kaiser Family Foundation: aunque existen preocupaciones bipartidistas sobre los precios, “no hay acuerdo bipartidista sobre la solución”.

4. Enmendar la regla de “tres días”.

Ya es bastante malo estar hospitalizado, pero según las reglas de Medicare, tienes que preocuparte sobre el estado del tratamiento que te asigne el personal.  Para llenar los requisitos para reembolso por el tiempo pasado en un centro de enfermería especializada después de tu estadía en el hospital, tienes que ser un “paciente internado” por lo menos por tres días. Si te encuentras en el hospital “bajo observación”, podrías tener que pagar miles de dólares en cargos de enfermería no cubiertos. AARP apoya dos proyectos de ley relacionados entre sí que se encuentran ante el Congreso: uno requeriría que los hospitales expliquen a los pacientes cómo se está clasificando su estadía, y cómo dicha clasificación los afecta. El otro permitiría que las estadías “bajo observación” cuenten como parte del mínimo de tres días como paciente internado.


¿Aún tienes dudas? Lee Medicare For Dummies (en inglés)


5. Dejar de multar a personas que regresan de la jubilación en el extranjero.

Casi 375,000 personas que vivían en el extranjero recibían beneficios jubilatorios a fines del 2013, según la SSA (Administración del Seguro Social). Piensa en el aprieto en el que estarías si fueras una de ellas, de 65 años o más. Si te inscribes en Medicare, no recibirás ningún tratamiento a cambio de tus primas, porque Medicare no cubre los servicios en el extranjero. Si no te inscribes, probablemente te cobrarán una multa cuando regreses: un recargo del 10% de por vida por cada año que aplazaste (aunque haber tenido un seguro de salud que resulte elegible mientras trabajas en el extranjero es una excepción). “Las multas por inscripción tardía son excesivas y punitivas”, dice la Association of Americans Resident Overseas (Asociación de Residentes Estadounidenses en el Extranjero), basada en París. A muchos expatriados también les gustaría ver que Medicare empiece a cubrir los tratamientos en el extranjero, como lo hace el programa Tricare de las fuerzas armadas de EE.UU.

6. Eliminar o aumentar los límites anuales de la cobertura por terapias de rehabilitación.

Para el 2015, Medicare tradicional cubre fisioterapia y terapia del lenguaje ambulatorias solo hasta $1,940 por año para ambos tratamientos combinados. La terapia ocupacional también tiene el mismo límite, lo cual no alcanza para mucho. Los pacientes pueden solicitar excepciones si la terapia es “necesaria por razones médicas”, pero el proceso es engorroso y aumenta los costos administrativos. Muchas organizaciones de apoyo al consumidor, entre ellas AARP, han pedido una reforma. Dice la American Physical Therapy Association (Asociación Estadounidense de Fisioterapia): “Un límite arbitrario para los servicios ambulatorios de terapia que no tenga en cuenta la idoneidad clínica de la atención discrimina contra los beneficiarios de Medicare más vulnerables”.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social