Conoce más

Abrir
Denny's

Denny's

Ahorros todo el día, todos los días


Tarjeta de crédito

Calculadora

Cómo saldar tu tarjeta de crédito

Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Recursos para encontrar empleo

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Nuevo hallazgo

La potencia de los placebos

Una medicación eficaz

El efecto placebo, que se produce cuando las personas experimentan efectos curativos luego de recibir tratamientos o medicamentos que carecen de acción terapéutica alguna, podría ser más eficaz de lo que se creía al activar químicos en el cerebro que reducen el dolor, y generar otros cambios que llevan a los pacientes a sentirse mejor.

Actualmente, algunos investigadores creen que la efectividad de los placebos no se debería a la sugestión que produce en los pacientes, sino a que sus organismos habrían reaccionado como si hubiesen recibido la medicación real.

El poder del placebo fue nuevamente resaltado en un estudio reciente publicado en el Lancet  (en inglés), en el cual un equipo internacional de investigadores analizó más de 100 estudios publicados sobre placebos.

El equipo halló que la mera “expectativa” de recuperación puede, de hecho, modificar condiciones en el cuerpo y el cerebro del paciente, y promover psicológicamente la cura, aun cuando los tratamientos con placebos, desconocidos por los pacientes, no contengan “verdadera” medicación.

Cuando, por ejemplo, a pacientes con mal de Parkinson se les inyectó un placebo durante un estudio, sus cerebros liberaron dopamina, un químico muy importante para el control del movimiento. Otros estudios han demostrado cambios cerebrales positivos en pacientes con depresión que recibieron placebo.

“La respuesta al placebo es un fenómeno real con el potencial de promover beneficios terapéuticos para los pacientes”, señala Franklin Miller de los National Institutes of Health (Institutos Nacionales de la Salud), uno de los investigadores del estudio del Lancet.

Miller apuntó que la investigación se debería centrar en modos de ayudar a los médicos a aprovechar el efecto placebo para ayudar a sus pacientes sin engañarlos.

Si bien lo médicos conocen desde hace mucho tiempo el poder de los placebos, muchos no estaban seguros de si estos tratamientos simulados generaban cambios físicos reales o sólo ayudaban a algunos pacientes que creían que los ayudaría.

El término placebo significa “te complaceré”, en latín, y se usó por primera vez para describir a los dolientes contratados del siglo XIII, quienes coreaban esto como parte de las oraciones vespertinas por los muertos.

A principios del siglo XVI, los católicos les daban, a quienes decían estar “poseídos” por el demonio, objetos falsamente bendecidos para demostrar que los exorcismos eran falsos. Para 1811, un diccionario médico describía el placebo como “algo administrado para complacer al paciente”.

Actualmente, los placebos son más usados en estudios en los que ni los pacientes ni sus médicos saben si se está administrando la medicación o tratamiento objeto de estudio, o un placebo.

Los pacientes saben, no obstante, que son parte de un estudio y que, por lo general, tienen las mismas probabilidades de recibir el tratamiento o el placebo.

“Esto demuestra que algo verdaderamente sucede, y que los cambios que generan los placebos en el cerebro pueden, a veces, ser similares a los que generan los propios fármacos”, explica el médico Walter A. Brown, profesor de Psiquiatría en Tufts University y Brown University, quien no ha participado de la investigación del Lancet.

Brown, quien ha llevado a cabo investigaciones previas sobre el efecto de los placebos, agrega que éstos tienen mejores resultados cuando se utilizan para combatir el dolor, la depresión y la ansiedad no severas, problemas de insomnio y estrés asociado a enfermedades tales como el síndrome de colon irritable.

Sid Kirchheimer escribe sobre salud y asuntos del consumidor.

 

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?