AARP

El sistema neurológico y su envejecimiento

Cómo diferenciar los síntomas relacionados a la edad de los provocados por enfermedades crónicas.

Gráfico del sistema nervioso

— Getty Images

El envejecimiento es una realidad inevitable de la que somos cada día más conscientes. Envejecen no solo las partes visibles de nuestro organismo, sino también nuestros sentidos y órganos internos. El punto más importante es poder diferenciar entre las alteraciones neurológicas que ocurren en la persona mayor como consecuencia de alguna enfermedad y aquellas que se producen como consecuencia propia de la edad.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

En cuanto a los cambios neurológicos, un sistema del cual nos ocupamos muy poco en relación a su envejecimiento es el sistema nervioso. Este está compuesto por el cerebro y la médula espinal, que se encuentra dentro de la columna vertebral. El cerebro gobierna las funciones mentales superiores, como el juicio, el raciocinio, la orientación y la memoria; las funciones biológicas básicas, como el hambre, la sed, el control de temperatura, el sueño, etc.; y es el órgano que centraliza las funciones motoras y sensoriales del organismo. Originándose en el cerebro, la médula espinal contiene las fibras nerviosas de la que salen los nervios periféricos y que controlan los movimientos musculares y proporcionan la sensibilidad.

Además de las enfermedades neurológicas que se presentan con más frecuencia en las personas mayores como el Alzheimer, el Parkinson, la demencia, los temblores seniles y las secuelas de los derrames cerebrales, existen otras más comunes. Con el paso de los años nos podríamos volver más propensos a sufrir de múltiples enfermedades crónicas como la diabetes, el cáncer y las enfermedades del corazón y de los pulmones. Algunas de estas se podrían prevenir.

Por ejemplo, una persona mayor que sufra de diabetes por mucho tiempo podrá presentar alteraciones en la sensibilidad de sus dedos, condición que se conoce como neuropatía diabética. Pero una persona que no sufra diabetes podrá presentar también, esta vez como consecuencia del envejecimiento, una menor sensibilidad o cierto adormecimiento en los dedos de manos y pies. Del mismo modo, una persona alcohólica podrá presentar deterioro de la función cerebral o de los nervios de las extremidades.

En general, los cambios cerebrales de la persona mayor causados por el envejecimiento natural no son muy evidentes y pueden estar relacionados a una relativa disminución de la memoria a corto plazo y a cierta dificultad para fijar nuevos conocimientos. También podrían estar relacionados a la disminución de las habilidades verbales, entre ellas la disminución del vocabulario. Por otro lado, se acepta que, de no mediar alguna enfermedad, las habilidades intelectuales se conservan hasta los 80 años. Cuando se analizan los cambios neurológicos cerebrales causados por la edad, es importante entender que no es igual en todas las personas y que dependen mucho de la delicada relación entre la genética y el medio ambiente.

Los síntomas relacionados al envejecimiento de la médula ósea están más atados al envejecimiento de la columna vertebral que al de la médula misma. Recordemos que debido a que las raíces de los nervios que nacen en la médula espinal tienen que atravesar agujeros y espacios entre las vertebras, el envejecimiento de las vertebras producida por la osteoartritis, hará que los nervios queden atrapados y se produzcan síntomas.

Por su parte el envejecimiento natural de los nervios periféricos está relacionado a una menor velocidad de conducción de los impulsos eléctricos por las fibras nerviosas. Eso puede causar pérdida de sensibilidad, adormecimientos de las extremidades, con menor capacidad de reacción y pérdida de los reflejos.

¿Es posible la prevención?

La prevención de los problemas neurológicos causados por enfermedades crónicas como diabetes y enfermedades del corazón, corresponde a la prevención de esas enfermedades. Es decir, alimentación saludable, actividad física diaria, control y mantenimiento de un peso saludable y evitar el cigarrillo podrán prevenir las complicaciones neurológicas.

Con relación a la prevención de las enfermedades neurológicas más frecuentes de la edad mayor (Alzheimer, Parkinson), es lamentablemente poco lo que se puede hacer. Al no conocerse la causa de esas enfermedades, es imposible prevenirlas.

Es muy importante entender que el envejecimiento es un proceso natural y debemos afrontarlo con naturalidad. En ese sentido, un estilo de vida saludable hará que envejezcamos previniendo las enfermedades crónicas más frecuentes, dejando que sea nuestra genética la que nos permita llegar a viejos, lo más jóvenes posible.

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Únete a la lucha

Dile al Congreso que proteja a Medicare
Publicidad

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad