Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en entradas de cine


Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Encuentra un empleo hoy

Prescripción de medicamentos fuera de su botella

Ahorros en recetas

Programa exclusivo de Catamaran

Abuela, mamá e hija cocinando - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Celebra la Herencia Hispana

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Uno es lo que come

¡Mire bien los huevos que consume!

Consejos para protegerse de la intoxicación por salmonella.

In English | Según el periódico The Washington Post, 20 años de falta de acción por parte del gobierno son la causa del retiro de huevos del mercado ocurrido el verano pasado, el más grande en la historia de los Estados Unidos.

Las peticiones para la reglamentación de la producción de huevos y para la protección de los consumidores contra la intoxicación por salmonella tenían el apoyo tanto de los productores como de las autoridades del área de la salud.

Sin embargo, los esfuerzos para establecer normas de inocuidad para toda la industria fueron, dice el periódico, ''entorpecidos por el gobierno mismo, debido a la resistencia filosófica a reglamentar a las empresas, así como a las rivalidades y a la disfunción entre entidades federales que comparten la responsabilidad de hacer que la producción de huevos sea inocua''.

En julio del 2010, en medio de la epidemia de salmonella que enfermó a casi 2.000 personas, la Food and Drug Administration (FDA, Administración de Medicamentos y Alimentos) aprobó esas reglamentaciones que se habían debatido por mucho tiempo.

Pero, a pesar de las nuevas normas, los consumidores tienen que ser inteligentes y cuidadosos cuando manipulan o comen huevos. Lamentablemente, no es posible saber por medio de la vista, el gusto o el olfato si un huevo está contaminado, y la salmonella puede encontrarse en el interior o el exterior de un huevo crudo.

Los consejos que siguen provienen de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y de una entrevista realizada en agosto de 2010 por el AARP Bulletin al experto en enfermedades infecciosas, Dr. William Schaffner, que dirige el Departamento de Medicina Preventiva en la Vanderbilt University School of Medicine.

No coma huevos crudos: ''Si cocina bien los huevos que se va a comer, el riesgo de contraer una infección se reduce prácticamente a cero'', dice Schaffner. Las claras de los huevos deben estar firmes, dice, y la yema debe estar muy bien cocida. Nada de comer huevos fritos con una yema blanda''. Lamentablemente, la regla de comer solamente huevos bien cocidos significa que no hay que probar la masa de galletas sin hornear, no comer alimentos que tengan huevos que no estén bien cocidos o estén crudos, como la salsa holandesa o el aderezo para la ensalada César, a menos que las salsas se preparen con huevos pasteurizados. Durante la Navidad, tenga cuidado con el  ponche (eggnog) que bebe y sirve.

Compre huevos pasteurizados: Cuestan un poco más, pero son seguros porque fueron tratados con calor. (La mayoría de los hospitales y residencias para adultos mayores usan huevos pasteurizados). Los huevos pasteurizados se venden en varias cadenas de supermercados, entre otras Harris Teeter, Publix, Jewel-Osco y Giant Eagle.

Tenga cuidado también con los huevos orgánicos: ''Es probable que el riesgo sea menor con los huevos orgánicos si provienen de una granja pequeña local, pero el riesgo sigue existiendo'', dice Schaffner.  La bacteria salmonella proviene de la contaminación fecal ''y los pollos no son ultrahigiénicos'', dice. Hasta las gallinas locales pueden encontrar roedores o picotear algo desagradable y es posible que el criador nunca se entere de que están infectadas''.

Lávese las manos: La salmonella puede encontrarse en la  parte exterior de una cáscara de huevo, así como en el interior, por eso, lávese muy bien las manos después de tocar huevos crudos.

Deseche cualquier huevo agrietado o sucio: Esto puede parecer un derroche, pero más vale prevenir que lamentar.

Mantenga los huevos refrigerados todo el tiempo: No deje los huevos en el mostrador de la cocina, y, cuando esté haciendo sus compras, planifique poner los cartones de huevos rápidamente en el refrigerador, igual que haría con la leche o las carnes frescas.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?