Conoce más

Abrir
Denny's

Denny's

Ahorros todo el día, todos los días


Tarjeta de crédito

Calculadora

Cómo saldar tu tarjeta de crédito

Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Recursos para encontrar empleo

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

¡Cuidado!

Diagnóstico equivocado: Qué hacer cuando su médico no sabe qué enfermedad padece

Por qué sufren los pacientes y qué pueden hacer.

In English | Nadie sabía cuál era el problema de Tom Hopper. En el 2007, a sus 64 años, el consultor de contabilidad de Baltimore comenzó a perder peso, lo que en un principio le pareció bien, pues necesitaba ponerse a dieta. Pero, luego de unos meses, ataques incontrolables de vómitos y diarrea, a veces de más de siete horas, interrumpieron su vida, los cuales lo dejaban deshidratado y delirante. Los calambres en las piernas eran tan dolorosos que a veces no podía ni siquiera pararse.

Vea también: Cuatro cirugías que le conviene evitar

Durante los cinco meses siguientes, Hopper estuvo hospitalizado en cinco ocasiones y recibió distintos diagnósticos. En su primera visita a la sala de emergencias, los médicos determinaron que padecía intoxicación alimentaria. Cuando regresó al hospital unas semanas después, debido a otro ataque de vómitos, los médicos le hicieron una serie de exámenes, sin descubrir nada.

Y así continuó, los siguientes meses. Cada médico tenía una teoría diferente. Algunos pensaban que tenía un virus; otros, que era una enfermedad del tracto digestivo. Hubo uno que hasta recomendó que le extirparan la vesícula. "Déjeme pensarlo", contestó Hopper sabiamente.

El próximo especialista sugirió raspar parte del músculo intestinal para crear una abertura más grande hacia el intestino grueso. Esta vez, Hopper estuvo de acuerdo. "Cuando desperté de la anestesia, el médico me aseguró que no tendría que volver a ver a otro médico el resto de mi vida", recordó.

Pero la predicción fue prematura. En un vuelo hacia Boston tan sólo unos días después, Hopper comenzó a vomitar. Apenas aterrizó el avión, los paramédicos lo llevaron rápidamente al Massachusetts General Hospital, donde permaneció por 11 días. Exasperado, Hopper le insistió al nuevo grupo de médicos: "Escuchen, no me voy de aquí hasta que ustedes no descubran lo que me sucede".

Siguiente: La sorprendente verdad sobre los errores en los diagnósticos. >>

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?