Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones de Comestibles

Cupones de ahorro.

Michaels

Los socios ahorran todos los días.

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos aquí.

Calidad de vida

Buenas noticias para los sobrevivientes de un derrame cerebral

El simple hecho de caminar 3 veces por semana mejora el tiempo de recuperación, el estado físico y la calidad de vida.

Herramienta de Salud de AARP

Mi Historial de Salud con AARP  Considera esta herramienta segura y práctica que te ayuda a administrar la información de salud de tu familia.    Más herramientas

In English l Nuevas investigaciones muestran que algo tan simple como hacer una caminata de media hora a paso ligero al aire libre, tres veces por semana, puede mejorar significativamente el estado físico y la capacidad de movimiento de aquellos que sobrevivieron a un derrame cerebral, en tan solo algunos pocos meses.

Vea también: ¿Mareado? Podría estar sufriendo un derrame cerebral.

Pareja caminando en un parque - Los beneficios de caminar para sobrevivientes de derrame cerebral

Los sobrevivientes de derrames cerebrales experimentan rápidos beneficios al caminar media hora a paso ligero al aire libre, tres veces por semana. — Foto: Istockphoto

Mejor aún, estos beneficios se pueden traducir en una disminución del riesgo de enfermedad y una mejora integral de la calidad de vida, sostiene Carron D. Gordon, autora principal de un estudio publicado este mes en Stoke, una revista de la American Heart Association (AHA, Asociación Estadounidense del Corazón).

El estudio se realizó entre 128 sobrevivientes de derrame cerebral, en Jamaica, donde Gordon es profesora en la escuela de terapia física de University of the West Indies. La gente que vuelve a su casa luego de hacer rehabilitación por un derrame cerebral “pasa casi todo el tiempo haciendo muy poco”, explica. A menudo abandonan las actividades de la vida diaria porque les falta energía y tienen temor de sufrir una caída. “Me interesó saber qué se podía hacer por ellos”, agrega Gordon.

Se incluyó a personas que habían sufrido un derrame cerebral entre seis meses y dos años antes del estudio. Los participantes tenían entre 42 y 90 años (con una edad promedio de 64), y fueron divididos de manera aleatoria en dos grupos. Uno de los grupos recibió masajes terapéuticos en los miembros afectados por 25 minutos, tres veces por semana, durante 12 semanas.

El segundo grupo caminó al aire libre tres veces por semana, durante 12 semanas. Comenzaron con caminatas de 15 minutos y fueron incrementando la duración hasta llegar a 30 minutos, manteniendo su nivel de actividad en un 60 a 85 % de su frecuencia cardíaca máxima. Fueron supervisados por instructores y acompañados por un amigo o familiar si así lo querían.

“Caminaron en cualquier lugar conveniente de su comunidad”, dice Gordon. “Esto podía ser alrededor de su casa, por la acera o en el parque”.

Luego de tres meses, los grupos fueron comparados y se observó que aquellos a los que les había tocado ejercitar caminaban más rápido que los que habían recibido masajes, llegando a recorrer 290 metros (más de tres campos de fútbol) en una prueba estandarizada de caminata de seis minutos. Esto representó una ventaja de 174 metros con respecto a aquellos que solo recibieron masajes.

Su frecuencia cardíaca en reposo, una medida clave de salud cardiovascular, también mejoró. Los que caminaban tuvieron un promedio de 78 pulsaciones por minuto, mientras que el otro grupo registró un promedio de 84 pulsaciones por minuto.

A pesar de que el ejercicio no mejoró su capacidad de realizar actividades de la vida diaria como vestirse, los pacientes dijeron que su calidad de vida había mejorado, al igual que su estado físico y su resistencia. “El hecho de que su capacidad física y su resistencia hayan mejorado es algo muy significativo para cualquier persona de edad con un derrame cerebral”, dice Gordon.

La Dra. Cheryl D. Bushnell, una neuróloga especializada en tratar pacientes con derrame cerebral en el Wake Forest Baptist Medical Center, aclamó al trabajo por demostrar los beneficios de una actividad diaria como caminar.

“En mi opinión, no hacemos el hincapié suficiente en la importancia del ejercicio”, dice. “Esto representa una buena prueba basada en la evidencia de que el ejercicio hace más que simplemente mejorar la calidad de vida. Afecta parámetros que podrían tener consecuencias en la longevidad, como la velocidad al caminar”.

Bushnell encontró importante destacar que los que caminaron en el estudio de Gordon se vieron beneficiados a partir de caminar tres veces por semana, mientras que la American Heart Association recomienda 30 minutos de ejercicio, cinco días por semana.

El estudio de Gordon fue el primero en evaluar la caminata en sí misma (otros han considerado una combinación de ejercicio aeróbico y de musculación). Lo próximo que quiere investigar es si las caminatas afectan los niveles de tensión arterial, azúcar en sangre y lípidos, o si previenen la recurrencia de derrame cerebral.

“Realmente creo que caminar es un ejercicio excelente para todos”, sostiene Gordon.

Michael Haederle, escritor independiente sobre temas relacionados con la salud, es colaborador frecuente de AARP.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

video
entienda los verdaderos costos de salud

Nota: Para ver los subtítulos en español, presione el botón de "CC".

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.

entienda su
diagnóstico