Conoce más

Abrir
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Calculadora del beneficio del seguro social

Calculadora del Seguro Social

¿Cuánto recibirás?

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones disponsible ¡gratis!

Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Encuentra un empleo hoy

Celebra la Herencia Hispana

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

encuesta

Y si eres un fanático de las telenovelas, prueba tus conocimientos y contesta estas preguntas.

Fanáticos del fútbol

In English | El fútbol despierta pasión entre sus fanáticos, dentro y fuera de los estadios. ¿Y a quién van a alentar los hispanos estadounidenses mayores de 50 años? A lo mejor se sorprende, o a lo mejor no, si es usted un apasionado del fútbol.

En lo que al fútbol se refiere, Harold Hall es y será, siempre, un catracho. Nacido en Honduras hace 52 años, Hall ha vivido la mayor parte de su vida en Estados Unidos, es un orgulloso ciudadano estadounidense y ha criado cinco hijos en Chicago.

Sin embargo, uno de sus recuerdos más preciados es estar descalzo, pateando una pelota de fútbol con sus hermanos sobre las calles de tierra de su El Progreso natal. “Nunca puedo olvidar de dónde vengo —dice Hall, que se identifica como un “apasionado del fútbol”—. Amo este país; he vivido aquí 37 años. No obstante, si me preguntas a quién voy a apoyar, la respuesta es Honduras.”

Este fanático del fútbol sigue religiosamente al equipo nacional hondureño y hasta ha manejado de costa a costa en Estados Unidos para asistir a sus juegos. Estaba encantado de saber que su equipo estaría disputando contra Estados Unidos, el 6 de junio, en Chicago, un partido clasificatorio para la Copa Mundial. Hall, cuyo abuelo era inglés, es un líder de la comunidad hondureña local. Él esperaba que ómnibus repletos de aficionados hondureños de todo el país llegaran al estadio Soldier Field para el gran partido. Y no lo desilusionaron: miles de hondureños que viven en Estados Unidos se dieron cita en el estadio, vestidos de celeste y blanco, superando a los aficionados estadounidenses por un margen de cuatro a uno, según Associated Press.

Pero la cantidad de fanáticos —así como la capa celeste y blanca casera de su propio hijo— no podría garantizar un triunfo de los hondureños. El equipo nacional de EE. UU. dio vuelta el partido y venció a Honduras 2-1. Después de ir perdiendo por un gol convertido a poco de comenzar el juego, Estados Unidos contraatacó, ganando con un gol de su capitán, Carlos Bocanegra. “Fue una experiencia maravillosa ver tanta gente gritando: ‘¡Honduras! ¡Honduras!’ —dijo Hall respecto de la estridente escena dentro del estadio—. Fue un buen partido; lástima que perdimos.”

Millones de hispanos en Estados Unidos siguen el fútbol con una pasión rayana con la locura. Para los fanáticos de todo el mundo el deporte es mucho más que un juego.

Jorge Ramos, un comentarista de fútbol de ESPN Deportes y Embajador hispano de AARP, dice que, para los latinos, el fútbol es un modo de expresar su orgullo nacional. “Es nuestro modo de decir quiénes somos —dice el uruguayo—. Es esa pasión lo que hace ‘la belleza del fútbol.’”

Y no existe para los aficionados del fútbol ningún evento más importante que la Copa Mundial. Esta se disputa cada cuatro años y la próxima tendrá lugar en Sudáfrica, a mediados de 2010. En estos momentos, los equipos nacionales de todo el mundo están compitiendo para las 32 plazas que ofrece el torneo.

Para muchos inmigrantes latinoamericanos y sus hijos, el fútbol simboliza una conexión con su patrimonio cultural. Ellos juegan o dirigen en ligas recreacionales comunitarias, frecuentemente con equipos ligados a varias nacionalidades. Hall dirige un equipo llamado el Honduras Soccer Club, compuesto mayormente por compatriotas suyos. Y como aficionados, ellos siguen la suerte de sus equipos nacionales por televisión o, cuando pueden, en persona.

Por lo general, cuando el equipo de EE. UU. juega de local contra conjuntos latinoamericanos, los fanáticos del visitante superan ampliamente a los locales. Cuando EE. UU. jugó contra México, en Chicago, en 2007, las gradas del Soldier Field estaban inundadas de camisetas verdes de hinchas de El Tri, como se conoce al equipo mexicano.

Algunos informes indican que el 90% de la multitud animaba a México, y, a decir por lo que se veía y escuchaba en el estadio, hasta se habrían quedado cortos. Los aficionados mexicanos son conocidos por su enérgico apoyo hacia sus equipos durante los partidos, tocando tambores y trompetas, silbando y gritando, y cantando el himno universal del fútbol: ¡Olé! ¡Olé-Olé-Olé! ¡Oooooleeee! ¡Oooooleeee!

Arturo Thiele-Sardiña, de San José, California, considera el fútbol un medio para permanecer en contacto con sus raíces. Nacido hace 50 años en España, pero criado en Wisconsin, practicó este deporte en su juventud y solía sintonizar su radio de onda corta para seguir los partidos en su madre patria. Más recientemente, cuando pasó más de un año en Irak, como coronel de la reserva del Ejército de EE. UU., estar al tanto de los resultados de los partidos de fútbol era un escape bien recibido y una manera de relajarse.

“Para mí, el fútbol es la conexión con mi viejo país”, dice Thiele-Sardiña, quien también vivió en España durante su adolescencia. Los grandes partidos en televisión son motivo de reuniones familiares, como cuando España jugó los cuartos de final contra Italia, en la Eurocopa 2008. Mientras los españoles trataban de alcanzar una victoria durante una prórroga, “estábamos parados, muriéndonos, todos abrazados —recuerda—. Y cuando ganamos, corrimos todos afuera ondeando la bandera española.”

En Estados Unidos, el fútbol todavía no alcanza la popularidad de los deportes dominantes, como el béisbol, el football americano y el básquet. Sin embargo, eso está cambiando gradualmente. Haber sido los anfitriones de la Copa Mundial 1994 hizo que este deporte fuera más visible para el público en general y dio origen a la Major League Soccer (Liga Mayor de Fútbol —MLS), que ha crecido hasta reunir los 15 equipos profesionales que hoy participan de la misma. La reciente importación de superestrellas como el británico David Beckham y el mexicano Cuauhtémoc Blanco para jugar en la MLS ha atraído una atención de parte de los medios sin precedentes.

El reciente éxito del equipo estadounidense en la Copa Confederaciones 2009, un anticipo a la Mundial en Sudáfrica, también enfocó la atención del público en el fútbol. Estados Unidos desafió todas las expectactivas para llegar a las finales, derrotando al equipo favorecido, España, antes de ser vencidos por Brasil.

No obstante, entre los hispanos estadounidenses —con excepción de los originarios de países caribeños como Cuba y República Dominicana, donde el béisbol sigue a la cabeza—, el fútbol siempre ha ocupado el primer lugar.

Mientras se escribía esta nota, había 14 equipos nacionales de países hispanohablantes tratando de acceder a 9 plazas para la Copa Mundial 2010; los equipos que finalmente participarán del torneo quedarán definidos para noviembre.

_____________________

Es de esperar que haya grandes desilusiones durante la Copa Mundial. España ya está considerada como uno de los equipos favoritos para ganarla. Siga leyendo AARP Segunda Juventud para recibir actualizaciones regulares hasta que tenga lugar el gran acontecimiento, en junio de 2010.

_____________________________________________________

Estos enlaces son provistos solamente como fuentes de información. AARP no respalda, no tiene control y no se responsabiliza por estos sitios de enlace o por el contenido, publicidad, materiales, productos y/o servicios ofrecidos a través de sus páginas.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.