Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal

Los socios ahorran en entradas de cine

Calculadora del beneficio del seguro social

Calculadora del Seguro Social

¿Cuánto recibirás?

Ancestry.com

Ancestry.com

Ahorros en una suscripción de un año

99 Formas de ahorrar

99 Formas de Ahorrar

Échales un vistazo ahora

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

encuesta

Y si eres un fanático de las telenovelas, prueba tus conocimientos y contesta estas preguntas.

Nace un nuevo personaje

Mi primera novela, Liz Balsameda

Sweet Mary no es la gran novela estadounidense. Más bien, es “un paseo al estilo floridiano, lleno de ritmo. Un paseo en una Harley grande y flamante”.

In English | Bajo otras circunstancias, se podría llamar una crisis de la mediana edad.  Pero en realidad, no se siente para nada como tal crisis. Se siente, no tanto como un convertible rojo o como un amorío imprudente, sino más bien como una aventura, una juerga escapista.

A los 50 años, me convierto en una novelista primeriza. Mi novela, Sweet Mary, será publicada por Atria Books, el 14 de julio. No puedo decir que sea la gran obra literaria del siglo, ni un trabajo de grandeza arrolladora. Es un paseo, un paseo al estilo floridiano, lleno de ritmo. Un paseo en una Harley grande y flamante.

Y ha sido una gran aventura, quizás la más divertida de mi vida como esritora.

No estoy guardando vigilia al lado del teléfono, esperando que me llame el comité del premio Nobel. Sin embargo, debo confesar que cuando miro la despampanante portada de Sweet Mary en mi escritorio, mi corazón pega un salto. Escucho la “música para el camino” que compilé para el paseo, los ritmos entrelazados de la conga, los desgarradores solos de guitarra, esos tonos que llenan el alma y que acompañaron nuestro viaje, el de Sweet Mary y mío.

Escucho la voz de mi editora, retumbando gentilmente en mi cabeza: “Disfruta el proceso, niña. Gózalo de verdad”.

En mis 29 años como periodista, no hubiera buscado la palabra “gozo” para describir la angustia de un escritor, las veces que hay que parar y volver e empezar a contar una historia, la cacería de transiciones. “Responsabilidad,” quizás, pero nada más festivo que eso. Para mí, escribir era una tarea seria, una tarea cargada de grandes preocupaciones. Como periodista, diariamente enfrentaba mis propias inquietudes, las preguntas sobre los hechos, las citas, los contextos, los ángulos y el interés periodístico.

Pero, en el mundo de la ficción, los personajes se encargan de todos los cuestionamientos. Y, vaya que lo hacen. Pareciera que se materializaran para divertirte, halagarte, provocarte y, a veces, fastidiarte.

Hubo momentos en los que, después de varias horas perdidas en cierta tangente cautivante, salía de ella con el estremecedor sentimiento de que mi frivolidad me apartaba de una misión mucho más seria. Después de todo, no era una estudiante en vacaciones de primavera.

Ahora que lo pienso, nunca tuve vacaciones tipo "spring break". A los 21 años, en la primera semana de mi carrera en el periódico The Miami Herald, cubrí el comienzo de la histórica flotilla del Mariel. A los 26, como corresponsal al extranjero para Newsweek, cubrí un par de guerras. A los 38, como columnista del periódico The Miami Herald, cubrí la apremiante situación de los niños que languidecían en los campos de detención de Guantánamo. A los 40, escribí un libro, en colaboración con un eminente médico que había fundado una clínica para los desamparados de Miami. Al año siguiente, trabajé en una película de HBO, sobre la vida de un famoso jazzista, quien había escapado de un régimen totalitario.

Sin embargo, mi primera obra de ficción no estuvo inspirada en ninguna de estas experiencias. La inspiración llegó desde un lugar inesperado: un rumor de “radio pasillo”. Comenzó con una conversación con mi hermana, en 2003. “No vas a creer lo que le pasó a  la vecina de Cookie —me dijo—. Los federales tiraron abajo la puerta de su casa y se la llevaron esposada. La confundieron con una traficante de drogas.”

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Horóscopo

Escorpión - Horóscopo de AARP

¿Eres Escorpión?

Mira lo que te depara el destino si tu cumpleaños es entre el 24 de octubre y el 22 de noviembre. Si no eres escorpión aquí encontrarás tu signo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.