Para leer

Fragmento del libro 'Ritmo al Éxito'

Escrito por Emilio Estefan.

Pareja disfrutando de un crucero

Mi membresía de $16 me ahorró $500 en mi viaje – ¡Hazte socio!

Publicado con el permiso de Celebra, una división de Penguin Group (USA) Inc., copyright 2010.


Capítulo 1: Asume la responsabilidad

Soy un empresario y todos los empresarios nos parecemos en algunas cosas. Se me ocurren cuatro: Nos arriesgamos, pensamos en grande, somos creativos y somos ingeniosos. Quizás hay otra similitud.  No nos podemos quedar tranquilos y somos un poquito impacientes.  Pero voy a dejar esas ideas a un lado por el momento (¡sea paciente!)  y hablaré de una cualidad que no todos compartimos.

Lo que no todos los empresarios tienen es sentido de responsabilidad, ya sea por sí mismos, por el proyecto que tienen entre manos o por las personas que trabajan para ellos. Una de mis convicciones más arraigadas es que la responsabilidad es una virtud esencial en la fibra de un empresario. Y no solamente es importante para las personas que buscan tener éxito en los negocios. Toda persona que desea alcanzar algo en general, necesita ser resuelta, tomar decisiones y responder por ellas.

Vea también: Reseña: La prueba del cielo, una vida más allá de la muerte.

Cuando somos pequeños respondemos sólo por nosotros mismos. La infancia debe ser una época despreocupada y feliz. A medida que crecemos, nuestra cartera de problemas se va abultando hasta llenarse y casi estallar. Como parte de una familia, uno tiene al menos parcialmente algo de responsabilidad por el bienestar de cada uno de sus integrantes.

Para un niño, esto puede significar cumplir algún que otro encargo ayudar en los quehaceres de la casa. Luego, cuando obtienes un empleo, tienes obligaciones con la gente que confía en que hagas bien tu trabajo. Al formar tu propia familia, ya sientes una verdadera presión por garantizar el sostén de tus seres queridos. Siempre he tenido un enorme sentido de responsabilidad. Creo que se reveló por primera vez aquel día en que, a la entrada del cuarto de mis padres, los escuché hablar de nuestro futuro. Decidí que sería yo quien sacaría a mi familia del país, y me atuve a mi decisión hasta que cumplí cabalmente la tarea. Eso es asumir la responsabilidad.

Me vi obligado a decidir y a comportarme como un adulto a tan temprana edad porque sabía que mi padre no iba a dar un paso. Yo lo amaba con la vida —el me enseñó todo— pero mi padre no era hombre que asumiría una responsabilidad tal como esa. Era un jugador profesional que vivía la vida minuto a minuto. No hacía planes para el futuro porque consideraba que el futuro se encargaría de todo por sí mismo, y así es si uno lo deja al azar. Era un hombre extremadamente generoso y me enseñó que era mejor dar que recibir. Toda su vida, si mi padre obtenía algún dinero, lo regalaba. Incluso cuando estábamos en la miseria, si tenía dos dólares, daba uno. Años después, cuando vivíamos juntos en Miami, yo le regalaba cosas —relojes finos, carros de lujo— y luego nunca los volvía a ver. Él se los daba a alguien que, en su opinión, lo necesitaba más que él. Mi padre quería morir con un par de zapatos y un traje como sus únicas posesiones y así fue, pese a todos mis esfuerzos.

Aunque entonces era muy joven, yo ya estaba consciente de la opresión que existía en Cuba. La gente tenía miedo. Debido al sistema comunista, por mucho tiempo no había transacciones comerciales reales en la isla, no existía la libre empresa y los negocios legales estaban siendo confiscados por el gobierno. Antes de la revolución, mis padres habían montado un negocio en casa, cosiendo ropa interior para una tienda, de uno de los hermanos de mi padre. Después de la revolución, nos dedicamos más de lleno al negocio, hasta que el régimen comunista tambien lo
confiscó.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

video
Rita Moreno

Either the video service is temporarily unavailable or the requested video could not be retrieved. We apologize for the inconvenience.

en
imágenes

hablan los
expertos

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Trivias y
Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.