Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones de Comestibles

Cupones de ahorro.

Michaels

Los socios ahorran todos los días.

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos aquí.

sorteo

Gana las vacaciones de tus sueños. ¡Participa hoy!

vencer el
hambre

Apoya la campaña de AARP para vencer el hambre en América.

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juegue

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

Trivias

¡Pon a prueba tus conocimientos sobre entretenimiento, finanzas y más! Contesta las trivias.

encuesta

Lee una reseña de estos estrenos de primavera y revisa nuestras críticas de cine acá.

De Puño y Letra

Lectura para abuelos, padres y niños

Los mejores libros de niños están escritos para los padres que tienen que leerlos.

Ya estamos en pleno invierno. Compré abrigos y botas nuevas para los niños, labor rutinaria. Para mí esta es la mejor época del año: El frío que nos obliga a quedarnos en casa y por ende nos devuelve la lectura sin interrupción. Si no sale el sol no hay por qué ir al parque a patear un balón. Mejor pasar las horas bajo una manta con un buen libro.

Vea también: Libros para niños reciben premio Belpré

No hay actividad que disfrute más que leerles a mis hijos. Todavía recuerdo el último libro que le leí a mi hijo mayor. Fue 20,000 Leguas de Viaje Submarino, de Julio Verne. Él tenía 10 años y leía por su cuenta, pero todavía le gustaba que le leyera antes de dormir. En estos días creo que le he leído el último libro a mi segundo hijo. Tiene 11 años y desde que terminamos El Niño con el Pijama de Rayas, de John Boyne, no me ha pedido que le lea otro, y se va a la cama todas las noches con su propio libro. Todavía me queda mi hijo menor, de solo 8 años. Veremos cuanto tiempo lo puedo mantener embrujado en la lectura maternal.

Dicen los expertos que leer a los niños es bueno para ellos y para nosotros, los padres y los abuelos. La intimidad que se logra al sumirse ambos en un mismo libro es difícil replicar en cualquier otra actividad. Además, al leer con entusiasmo e interés les inculcamos el amor por la lectura, peldaño fundamental para adquirir cultura y conocimientos.

Para leerles a mis hijos, busco libros que me gusten leer a mí. Los mejores libros de niños están escritos para los padres que tienen que leerlos. Si el libro está aburrido, mal escrito o es de mal gusto, ningún adulto va a querer leerlo. Es más, seguro que ni lo compra.

Cuando mi hijo mayor nació, hace 17 años, yo compraba libros en inglés o se los traducía. Luego empezaron a salir libros bilingües como El Gallito de Bodas/The Bossy Gallito, un antiguo cuento contado por Lucía M. González e ilustrado por Lulu Delacre, y Big Enough/Bastante Grande, escrito por Ofelia Dumas Lachtman e ilustrado por Enrique O. Sánchez. Después ya identificado el mercado —en Estados Unidos, según cifras del Censo, los hispanos representan el 22 % de los niños menores de 18 años— las editoriales se lanzaron a publicar libros para niños totalmente en español.

Ya no hay necesidad de regresar de un viaje a Buenos Aires o Madrid con la maleta repleta de libros. De uno de esos viajes, hace años, traje un libro de cuentos para niños de Gabriel García Márquez, ilustrado bellamente por Carme Sole Vendrell. Más cerca a casa, en la antigua y maravillosa librería Lectorum, compré en una ocasión todos los libros que encontré de la catalana Ana María Matute, entre ellos Paulina, uno de los libros más bellos que he tenido el privilegio de leerle a mis hijos. Lectorum, por cierto, existe ahora online, y es de los mejores sitios para comprar libros en español. De México, hemos comprado o nos han regalado todos los libros de Francisco Hinojosa. Estrafalarios y cómicos, son los favoritos de mi hijo más pequeño.

Entre los más recientes tesoros están Cuentos que contaban nuestras abuelas de F. Isabel Campoy y Alma Flor Ada, un libro hermoso de cuentos populares hispánicos publicado en 2006, y Martina, una cucarachita muy linda, una versión deliciosa del viejo cuento contado por Carmen Agra Deedy, ilustrada por Michael Austin. En mi casa, este libro es venerado como una joya familiar. La versión en inglés viene con un disco compacto con la propia escritora contando la historia. No sé cuantas veces lo he comprado para regalarlo en fiestas de cumpleaños. Y no sé cuántas veces hemos escuchado el disco.  

La comparación de libros como joyas de familia es apta sobre todo para los que no tenemos historia en este país de inmigrantes. Como muchos que dejamos atrás nuestros países, en mi familia no hay muebles antiguos ni cuadros ni collares de perlas que dejarle a hijos y nietos. Pero sí hay libros. En la primera página de los libros que compro en ocasiones especiales escribo cuándo y dónde lo compré y para quién es.  Siempre es grato, al abrir un libro, descubrir cómo llegó a casa y por qué se quedó. Estos, espero, serán los que un día leeré a mis nietos. Y tal vez ellos a sus hijos.

Mirta Ojito es escritora, periodista, editora y profesora de posgrado en la facultad de periodismo de Columbia University en Nueva York; ante todo, es una amante de la palabra escrita. Conózcala aquí.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

hablan los
expertos

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Trivias y
Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.