Música para tus oídos

20 canciones esenciales de bossa nova

'La chica de Ipanema', las melodías de Sergio Mendes, Roberto Menescal y otros clásicos.

Stan Getz, João Gilberto, Astrud Gilberto, Antônio Carlos Jobim

Corcovado

Proveniente de la misma sesión histórica —el LP Getz/Gilberto de 1964— que desencadenó la moda internacional de la bossa nova y la chica de Ipanema, Corcovado es una de las canciones más bellas en el repertorio de Jobim, lo cual es mucho decir. Esta versión, interpretada a dúo por Astrud Gilberto y su esposo João, es probablemente la mejor. Dedicado a la montaña Corcovado de Río de Janeiro, el tema ha sido cantado tanto en inglés como portugués por grandes como Andy Williams, Frank Sinatra y Ella Fitzgerald.

Gal Costa

Desafinado

El furor de la bossa fue relativamente breve y las generaciones posteriores de cantantes brasileños se dedicaron a otros estilos. Dotada de una voz extraordinaria, Gal Costa participó en el movimiento psicodélico de la tropicália a fines de los años 60, y experimentó con influencias de rock, pop y folklore brasileño en una carrera que fue especialmente prolífica durante los años 70 y 80. Pero Gal también cayó rendida ante el embrujo de la bossa, grabando una tierna versión de Desafinado como parte de Índia, clásico LP de 1973.

Vinícius de Moraes, Toquinho

Tarde em Itapoa

Así como las melodías de Jobim marcan el principio y el fin de la bossa nova, las letras y asociaciones poéticas de su socio Vinícius de Moraes son los cimientos del género. Acompañado por la voz y las ideas musicales de Toquinho, Vinícius pudo seguir creando obras maestras sin la presencia de Jobim, ininterrumpidamente, como si los tres pertenecieran a la misma familia musical. Esta bossa nostálgica inspirada en una larga caminata de bohemios por las playas brasileñas conjura sentimientos entremezclados de melancolía y felicidad.

Baden Powell

Berimbau

Un virtuoso de la guitarra acústica, Baden Powell (1937-2000) nació en Río de Janeiro y combinó desde joven técnicas clásicas con el jazz de la bossa nova. Colaborando con Vinícius de Moraes, exploró el folklore del Brasil, especialmente en sus raíces africanas. Composiciones como Berimbau funcionaron en dos niveles distintos: como canciones populares, cantadas por grandes artistas de la época, pero también como base para que Baden improvisara extensamente en sus inolvidables recitales.

Elis Regina

How Insensitive (Insensatez)

Pese a que falleció a los 36 años, víctima de las drogas y el alcohol, Elis Regina dejó una discografía impresionante. Una de las intérpretes más talentosas del cancionero de Jobim, Elis incluyó una versión llamativamente moderna de How Insensitive en su LP Elis Regina In London, de 1969. Un desgarrador lamento de amor, con letra de Vinícius de Moraes y una melodía basada en un preludio de Chopin. Posteriormente, Jobim la grabaría junto al cantante inglés Sting en su último disco.

Roberto Menescal

Telefone

Este guitarrista y compositor fue uno de los pilares del sonido de la bossa nova, participando activamente en el movimiento desde fines de la década de los 50. Acompañó a Sylvia Telles, fundó una escuela de guitarra y la cantante Nara Leão fue una de sus primeros alumnos. Temas como Telefone tienen el sello de liviandad y sentido del humor que caracterizan a la bossa. Con la llegada del nuevo milenio, ayudó a su hijo —Márcio Menescal— en la creación de Bossacucanova, excelente grupo que fusiona la bossa original con música electrónica.

Quarteto Em Cy

Água de beber

Al principio, a fines de los años 50, eran cuatro hermanas provenientes del estado de Bahía: Cyva, Cybele, Cynara y Cylene. Se hacían llamar Quarteto Em Cy y fusionaban la inocencia de los grupos vocales estadounidenses con la frescura de la bossa. Cuando se mudaron a Río, llamaron rápidamente la atención de Vinícius de Moraes y otros artistas. Su primer LP salió en 1964, estableciéndolas como una de las propuestas más originales de la época. Su versión de Água de beber de Jobim y de Moraes es irresistible.

Nara Leão

Estrada do sol

Otra joya de Jobim, esta vez interpretada por la voz cristalina de Nara Leão, una de las cantantes que surgieron del corazón mismo de la corriente bossa en el Río de Janeiro de los años 60. Nara tenía el talento para crear una intimidad inmediata con sus interpretaciones y trasladó la misma magia a discos de material más ecléctico en la década de los 70. Aceleró su productividad al enterarse que padecía de un tumor cerebral inoperable. Falleció en 1989, pero su voz continúa sonando, eterna.

Os Cariocas

Só tinha de ser com voce

Uno de los grupos vocales más antiguos de Brasil que todavía sigue activo. Fundado en 1942 por Ismael Neto, se caracteriza por la dulzura de sus armonías. Participaron en la bossa nova desde su inicio, empleando a un joven Jobim como orquestador y después cantando en el histórico disco de 10 pulgadas de Jobim y el compositor Billy Blanco titulado Sinfonia do Rio de Janeiro, en los años 50. Só tinha de ser com voce ha sido grabada también por Elis Regina, Sergio Mendes y Astrud Gilberto, entre muchos otros.

Bebel Gilberto

So Nice (Summer Samba)

Durante décadas, la bossa languideció en el olvido. Sus cualidades trascendentales fueron malinterpretadas por algunos, y La chica de Ipanema se convirtió, tristemente, en sinónimo de música para supermercados. Por lo menos hasta que apareció Bebel Gilberto, la carismática hija del guitarrista João Gilberto y la cantante Miúcha. Bebel renovó la bossa apoyándose en los sonidos electrónicos del nuevo milenio en su primer disco, Tanto Tempo, del año 2000. Uno de sus grandes éxitos fue So Nice (Summer Samba), una bossa clásica de 1964 compuesta por Marcos Valle. Fue el comienzo de un renacimiento que continúa hasta el día de hoy.

Stan Getz, Joao Gilberto, Antonio Carlos Jobim

A garota de Ipanema

La canción que lo empezó todo. Según la leyenda, fue una decisión del momento que la inolvidable Astrud Gilberto, esposa del guitarrista Joao, interpretara esta canción, hipnotizando a generaciones de melómanos con su entrañable acento en inglés y la inocencia de su cantar. La letra, escrita por el pensador de la bossa, Vinicius de Moraes, resume la filosofía del movimiento: qué linda la muchacha que camina por la playa...  pero qué pasajero es todo. Y de ahí surge la pregunta mortífera: ¿por qué todo es tan triste?

Michael Ochs Archives/Getty Images

Antonio Carlos Jobim

Wave

Inspirado en el folklore de su Brasil natal, el jazz y el impresionismo de Debussy y Ravel, el pianista Antonio Carlos Jobim (1927-1994) fue el arquitecto de la bossa. Muchas de las canciones en esta lista son de su autoría, pero se necesitaría un libro entero para apreciar su obra. Jobim escribió docenas de canciones inolvidables, pero sus instrumentales son igualmente poderosos. Como Wave, de 1967, una miniatura que cautiva con su melodía sinuosa.

Joao Gilberto

Chega de Saudade

Los elementos fundamentales de la bossa fueron las melodías de Jobim, las letras de Vinicius... y la guitarra del excéntrico Joao Gilberto, que hoy, a los 82 años, continúa con vida. Luego de pasar una temporada en un hospital psiquiátrico durante los años 50, encontró su camino a través de su estilo musical absolutamente innovador, usando la guitarra como un instrumento de percusión y cantando suavemente y a destiempo de la melodía principal. Editado en 1959, Chega de Saudade es considerado el primer LP de bossa nova.

Sergio Mendes

Mais que nada

Mientras Jobim y Vinicius creaban una revolución cultural en los clubes nocturnos de Río a principios de los años 60, un pianista de jazz estaba listo para unirse a este nuevo movimiento. Enfatizando la sensualidad de las voces femeninas y melodías etéreas que lo acercan al compositor estadounidense Burt Bacharach, Sergio Mendes desarrolló el aspecto más comercial de la bossa nova junto a su grupo Brasil ’66. Su versión —psicodélica y burbujeante— del tema de Jorge Ben, Mais que nada, se convirtió en el tema más famoso de la bossa después de Garota de Ipanema. La carrera de Mendes ha continuado, llena de éxitos, hasta el día de hoy.

Elis Regina con Antonio Carlos Jobim

Águas de Marco

Una de las características más notables de Antonio Carlos Jobim es que siguió creando obras maestras aún después de que la bossa se convirtiera en una sensación internacional. Y una de las mejores intérpretes de su cancionero fue la gran Elis Regina (1945-1982). En 1974, Elis cumplió su sueño de grabar un LP en Los Ángeles en colaboración con el maestro. El tema de apertura es la mejor versión de Águas de Marco, un tema cuya letra exprime la fuerte conexión que unió a la bossa nova con la poesía impresionista.

Sylvia Telles

Samba do uma nota só

A veces la historia es cruel con los artistas. Si Sylvia Telles no hubiera muerto en un trágico accidente a los 32 años, probablemente hoy sería reconocida como la cantante femenina más expresiva de la bossa. Pero como “Dindi” (el apodo de Sylvia, que inspiró una famosa canción de Jobim) dejó de existir el 19 de diciembre de 1966, hoy sólo la recuerdan los expertos de la música brasileña. Basta con escuchar su electrizante versión de Samba do uma nota só para entender que, durante unos pocos años al menos, Sylvia Telles fue la absoluta reina de la bossa.

Lúcio Alves

O barquinho   

Otra figura invalorable pero relativamente olvidada de la música brasileña, Lúcio Alves (1927-1993) es el nexo perfecto entre la canción popular de los años 50 y el boom de la bossa. Su voz aterciopelada supo acoplarse a ambos estilos, creando una transición perfecta. Ya en 1959, su LP Interpretando Sambas Em 3-D, incluía canciones de Jobim, adoptando la hipnótica liviandad del nuevo estilo. En los años siguientes, Alves se dedicó casi de lleno a la bossa, sin conocer el éxito global de otros cantantes. 

Wanda Sá

Adriana

La frescura de la bossa nova —ese sonido tierno, apoyado en lánguidas voces femeninas y melodías que invitan a ser tarareadas a todo pulmón— influyó a una gran cantidad de artistas brasileños durante la década de los 60. Wanda Sá fue una de ellas. A los 13, tomó clases de guitarra con Roberto Menescal, uno de los pioneros de la bossa. Editado en 1965, su primer LP, Vagamente, es una de las obras maestras del movimiento. El tema de apertura, Adriana, nos transporta a las playas de Río en los años 60 a través de sus dos minutos de pura magia.

Tamba Trio

O samba so minha terra

La conexión de la bossa con el jazz es importantísima, y Tamba Trio fue uno de los grupos de la época que más resaltaron esta historia de amor. Formado a principios de los años 60 por el pianista Luiz Eca, el bajista Bebeto Castilho y el baterista Hélcio Milito, Tamba Trio comenzó su carrera acompañando a cantantes femeninas y se transformó en cuarteto en 1967, demostrando un gusto impecable para las armonías vocales a la antigua. Sus primeros discos no han perdido ni un ápice de su frescura inicial. 

Vinicius de Moraes, Toquinho, Maria Creuza

Tomara

Además de fundar los cimientos de la bossa con Jobim, el poeta y ex diplomático Vinicius de Moraes encontró en el joven guitarrista Toquinho un extraordinario socio para componer y tocar canciones. En 1970, el disco La Fusa (grabado en vivo en un café concert de la Argentina, con agregados adicionales en estudio) se convirtió en todo un símbolo de la nueva ola. Acompañados por la joven cantante Maria Creuza, Vinicius y Toquinho celebran la bohemia bossanovesca con una impecable selección de canciones. Tomara es una de las más bellas. 

 

  • Pinterest
  • Google+

Después del mambo y el calipso, le tocó el turno a la maravillosa bossa nova de conquistar el mundo entero con sus dulces cadencias. Surgida a fines de los años 50 en Río de Janeiro como una contrapartida juvenil a la samba tradicional, la bossa se inspiró en el jazz estadounidense, adoptando un ritmo suave y sofisticado. Sus letras celebran los momentos bellos de la vida, tomando plena conciencia de su brevedad. Esta selección de 20 temas demuestra claramente que, tantas décadas después, la bossa no ha perdido nada de su encanto.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

Encuesta de la semana


¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias y
Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

blogs

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

grocery coupon center member benefit aarp

Imprime cupones de descuentos en Grocery Coupon Center powered by Coupons.com.

Member Benefit Swipe Save Discount

Ofertas para socios en artículos selectos de Family Dollar, en myAFINITI.com.

membership discount aarp tanger outlet

Socios reciben un libro de cupones gratis de Tanger con ofertas de marcas conocidas.

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.

Publicidad