Dirigida por Sean McNamara

'Spare Parts', cuando el ingenio vence a la adversidad

La inspiradora historia de cuatro jóvenes inmigrantes.

DIRECTOR: Sean McNamara   
GUIÓN
: Joshua Davis (basado en un artículo de la revista “Wired” escrito por Elissa Matsueda)
ELENCO: George López, Marisa Tomei, Jamie Lee Curtis, Esai Morales y Carlos PenaVega
DURACIÓN: 113 minutos

Una escena de la película Spare Parts

Una escena de 'Spare Parts', un concurso que cambió sus vidas. — Pantelion Films/cortesía Everett Collection

Es posible que Spare Parts no gane ningún Óscar, pero sí muchos corazones. Simplista, la trama se mueve con la misma torpeza del robot del filme que —a pesar de ser construido con desperdicios— ganó el primer lugar en un concurso auspiciado por la NASA. Basada en una historia real, Spare Parts narra cómo cuatro estudiantes hispanos de una secundaria pública en Phoenix se las ingeniaron para derrotar en el 2004 a algunas de las mejores universidades del país (como MIT, Stanford y Cornell) al utilizar latas, envases vacíos y hasta tampones para crear un artefacto que podía hacer lo mismo que los sofisticados modelos de su competencia. Aunque horrible a la vista, “Stinky” (como nombraron al robot),  costó menos de 900 dólares, cuando sus rivales contaron con presupuestos de 10,000 y hasta 15,000 dólares.

Oscar Vázquez, Cristian Arcega, Luis Aranda y Lorenzo Santillán tenían todo para perder. Al igual que el 50 por ciento de los estudiantes de la Carl Hayden Community High School, eran mexicanos indocumentados que sabían que jamás podrían ir a la universidad. Lo único que les esperaba era una vida de delincuencia o como trabajadores de mano de obra no calificada. Todo esto cambió cuandolos cuatro llegaron a regañadientes a un club de robótica que ofrecía la escuela como actividad extracurricular. El club estaba al cargo del  Doctor Fredi (George López), un ingeniero que, por sus propias dificultades, había tenido que abandonar trabajos más remunerativos en el sector privado.

A instancias de Óscar Vásquez, el único de los cuatro que tiene aspiraciones, se inscriben en un concurso de robótica organizado por la NASA en California. El reto es construir un robot que no solo pueda cumplir labores sencillas a control remoto, sino hacerlo bajo el agua. Así, estos cuatro jóvenes descubren sus talentos para suplir la falta de recursos. Como un grupo de superhéroes, cada uno tiene un apodo que denota su fuerte: Christian es “el cerebro”, Lorenzo es “el mecánico”  y el obeso Luis, “el musculo”. 

El guión está basado en un artículo aparecido en la revista Wired en el 2004 bajo el título de “La Vida Robot”. Dado que había que adaptar la historia para que cumpliera con los requisitos mínimos de un largometraje, se añadieron varios elementos de ficción. En lugar de un profesor, eran dos los que encabezaban el club, pero en el filme son representados por el personaje de Fredi. La película también añade (torpemente) unas líneas románticas que se sienten forzadas para cumplir la fórmula; y Esai Morales aparece sólo unos minutos como un papá abusivo. Sin embargo, los elementos principales de la historia se mantienen intactos y son tan increíbles que parecen sacados de la ficción. Los jóvenes no solo logran vencer los muchos obstáculos que se les van presentando, sino que a la hora de inscribirse en el concurso, deciden hacerlo en la categoría de universidad y no de escuela secundaria. Están tan convencidos que van a perder, que prefieren que por lo menos se les respete por competir por encima de su nivel.

El triunfo de estos jóvenes resulta más extraordinario si consideramos que vienen de una cultura acostumbrada a improvisar soluciones y sustituir la falta de recursos con ingenio. No por nada, muchos mexicanos nos referimos a nuestra nación como “el país del mecatito”. Es decir, “el lazo”, en diminutivo.  Por siglos, la gente ha reparado, inventado, y sustituido sus carencias con mecate. 

Spare Parts no es un filme tan bueno, como importante. Aunque difícil de defender en términos artísticos, su edificante contenido es suficiente para justificar no solo su existencia, sino la del cine mismo como promotor del cambio e inspiración de nuevas generaciones. Debería ser vista obligada en las preparatorias del país.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad