'Escobar: Lost Paradise'

Una imperdible película sobre el exlíder del Cartel de Medellín.

DIRECTOR: Andrea Di Stefano 
GUIÓN: Andrea Di Stefano y Francesca Marciano
ELENCO: Benicio Del Toro, Josh Hutcherson, Claudia Traisac, Brady Corbet, Carlos Bardem y Ana Girardot
DURACIÓN: 119 minutos

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Escobar: Paradise Lost

Josh Hutcherson y Benicio Del Toro en una escena de 'Escobar: Paradise Lost'. — Cortesía de Radius

Como lo describiera la politóloga Hannah Arendt en su reportaje sobre el juicio en Jerusalén al ejecutor nazi Adolf  Eichmann en 1961, la verdadera maldad se ejerce casualmente, sin pensarse, en medio de actos de tremenda banalidad. Nada podría describir mejor el excelente retrato que la película Escobar: Lost Paradise nos presenta del sanguinario narcotraficante colombiano. Para decepción de algunos y alivio de muchos, la cinta dirigida por Andrea Di Stefano se aleja de la violencia gráfica, demencial y fuera de contexto a la que nos tienen acostumbrados tantos filmes y series de televisión producidos en Latinoamérica. Escobar: Lost Paradise es un ejemplo de sutileza y de narración indirecta que termina por dar un esbozo más implacable de mal, sin glorificar al personaje como un antihéroe, ni como un grotesco villano de caricatura.

Di Stefano y la coautora del guión se acercan a Escobar de forma tangencial, desde la perspectiva de un joven canadiense, Nick (Josh Hutcherson, The Hunger  Games), que tiene la mala suerte de enamorarse de la sobrina del narcotraficante. La historia transcurre en junio de 1991, horas antes que Pablo Escobar Gaviria,  capo del cartel de Medellín, se entregue a las autoridades debido a un previo acuerdo. Su acto es más que nada simbólico, puesto que la “cárcel” en la que permanecerá fue diseñada de acuerdo a sus especificaciones y cuenta con todos los lujos imaginables. El que debería ser de todos modos un mal momento en la vida del asesino inmisericorde que derramó ríos de sangre y generó ríos de tinta en los años 80, no parece más que un pequeño inconveniente.

En la extraordinaria caracterización de Benicio del Toro, Pablo Escobar es un tipo plácido que incluso le llama a su mamacita y le pide que recen juntos una oración para que salga pronto de prisión. Así como si nada. Lo que es mas escalofriante de su actitud casual es ver hasta qué punto Escobar esta distanciado de sus propios actos. El poder que ejerce casualmente es la única y aterradora expresión de su demencial oficio. Antes de entregarse, Escobar hace a sus cómplices más cercanos un último encargo: que le escondan sus bienes; misión riesgosa y sanguinaria que pondrá a prueba la lealtad de Nick, el joven canadiense que lo único que quería era casarse con la sobrina del capo.

La historia se remonta a algunos meses atrás para mostrar cómo Nick se cruzó en el camino de Escobar. Nick siente que ha encontrado el paraíso de una vida libre a plena naturaleza en las playas de Medellín. El muchacho vive tranquilamente con su hermano y da clases de surf hasta que un día que acude al pueblo y se topa con la hermosa y dulce María (la española Claudia Traisac). María le habla maravillas de su tío Pablo. Al parecer, sin conocer los detalles de su oficio, le dice abiertamente a Nick que la gran fortuna de su tío proviene de la venta de la hoja de coca, un producto que desde tiempos inmemorables Colombia ha mercantilizado. María le comenta que, a diferencia de los corruptos políticos de su país, el tío Pablo reinvierte todas las ganancias de su negocio en labores públicas que ayudan a los pobres de Medellín como clínicas y escuelas. Pronto, Nick es invitado a la espectacular hacienda del tío Pablo en el campo. Por sus enormes pastizales rondan desde elefantes hasta pavos reales.

Al estilo del Padrino de Francis Ford Coppola, el contexto en el que Nick y Escobar se conocen es una espectacular fiesta familiar en la que a los comensales se les provee de cubiertos de oro. “A mi tío le encanta el oro”, le explica María a un estupefacto Nick. La primera impresión de Nick es de Escobar como un personaje secundario en su propia fiesta, y que juega tranquilamente con sus hijos en la alberca.

Las cosas se empiezan a poner más incomodas y a darnos una medida más clara del universo de tinieblas en el que sin darse cuenta Nick ha entrado, cuando el tío Pablo arrebata el micrófono a la banda musical que amena la tarde y se pone a cantarle a su esposa. Cualquiera con un mínimo de sentido común se daría cuenta de que si bien su voz es buena para mandar, jamás debería unirse a una tonada. Los invitados, sin embargo, actúan como si estuvieran escuchando a Pavarotti y en esa escena se nos da la dimensión de un hombre que ha perdido el contacto con la realidad.

Nick, de todas maneras está fascinado y no puede creer que la inocente y generosa María pueda ser parte de algo que no sea tan puro como ella. La siguiente “probadita” que nos dan de la casual crueldad del afable tío Pablo es cuando se aparece en la madrugada en la recámara de Nick para decirle que le alegra que su sobrina esté tan enamorada. Sin el menor recato, Pablo despierta a Nick, se sienta tranquilamente al lado de su cama, se quita los zapatos y se masajea los pies; algo que solamente una persona que se siente tan segura en su poder, tanto frente a los demás como si estuviera solo, podría hacer. Nada de lo que sucede en la historia (y hay toda una secuencia de acción en la que Nick tiene que correr por su vida), retrata a Escobar mejor que estos pequeños detalles íntimos. Eso es lo más extraordinario de la película.

Por otra parte, la maestría de di Stefano en la dirección (increíble que sea su primera película) se muestra también en el consistente acento entre los actores de diferentes nacionalidades.  Empezando por del Toro (originario de Puerto Rico), el español Carlos Bardem (hermano de Javier), y Claudia Traisac, todos dominan con maestría el particular hablar colombiano.  No se la pierdan.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad