Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones de Comestibles

Cupones de ahorro.

Michaels

Los socios ahorran todos los días.

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos aquí.

De la creadora de 'Twilight'

'The Host', una invasión al amor

Una adolescente escapa del extraterrestre que quiere habitar su cuerpo, pero entre los humanos tendrá otra lucha.

DIRECTOR: Andrew Niccol
GUIÓN: Andrew Niccol (basado en la novela de Stephenie Meyer).
ELENCO: Saoirse Ronan, Diane Kruger, Max Irons, Jake Abel y William Hurt.
DURACIÓN
: 125 minutos

Saoirse Ronan en una escena de 'The Host'. — Foto: Alan Markfield/Open Road Films/Cortesía Everett Collection

Antes de descalificar a The Host como una ridícula historia del amor adolescente en su expresión más banal y cursi, habría que hacer el esfuerzo de entender por qué millones de jóvenes han convertido en un fenómeno a la saga de vampiros Twilight de la misma autora (Stephenie Meyer). No se puede descartar tan fácilmente  a alguien cuyas novelas han vendido más de 100 millones de copias y se han convertido en un fenómeno mundial. La misma novela The Host debutó en el primer lugar de la lista de best-sellers de The New York Times y se sostuvo ahí por 26 semanas.

Vea también: ¿Ama la música? 10 boleros para recordar.

La adaptación cinematográfica, dirigida por Andrew Niccol, no decepcionará a los fans de Twilight. Todos los lugares comunes  de dicha saga están ahí: el triangulo amoroso, lo sobrenatural, una heroína confundida, pero la historia se ha trasladado al futuro, a una sociedad en la que una raza alienígena se ha apoderado de los cuerpos de los seres humanos. Unos cuantos individuos han logrado escapar a esta colonización. Entre ellos, Melanie (Saoirse Ronan), quien eventualmente es invadida por un huésped alienígeno, un alma llamada Wanderer (Wanda, para los amigos).

En casos excepcionales, algo resta del ser humano que ocupaba originalmente el cuerpo capturado y eso le ocurre a Melanie. Pese a resistirse, puesto que está obligada a obedecer a su malvada líder, Seeker (interpretada por Diane Kruger),  Wanda termina identificándose con Melanie. Y sobre todo, con sus impulsos carnales que la llevan a querer reencontrarse con su ser amado, Jared Howe (Max Irons). El problema es que una vez logrado su objetivo, Wanda comienza a tener sus propias inclinaciones hacia otro de los seres humanos de la colonia que, escondida en el desierto, ha logrado escapar a los colonizadores extraterrestres. El alma de Wanda se enamora de Ian O'Shea (Jake Abel), pero su cuerpo sigue obedeciendo al deseo de Melanie por Jared. Las posibilidades del planteamiento de The Host eran infinitas y podrían haberse desarrollado de forma fascinante, pero no se logran. Sus limitaciones se revelan mejor que nada en el “diálogo” que constantemente sostienen Melanie y Wanda. Algunos ejemplos “¿A dónde vas?” ,“No te atrevas a besarlo”, “Si lo abrazas, te mato” y, más espectacularmente: “Si sigues con esto, me voy de aquí”.

Aunque la referencia inmediata a The Host es The Body Snatchers, novela de ciencia ficción (Jack Finney, 1954) llevada varias veces al cine, tanto ésta como Twilight le deben más a clásicos de la literatura universal que apelan a algo muy real y sincero de la experiencia adolescente: la relación que el joven tiene que establecer con su propio cuerpo al sufrir transformaciones que lo vuelven tan ajeno a él como a los otros. Escritores del género fantástico  como Robert Louis Stevenson en Dr. Jekyll and Mr. Hyde o Mary Shelley en Frankenstein, por ejemplo, exploraron esta dualidad  magistralmente.  Sin embargo, Meyer abreva sobre todo en la fuente de la literatura romántica gótica inglesa y su sensibilidad entronca perfectamente con los valores puritanos de la era Victoriana  y con su producto más acabado, Drácula.

Meyer vuelve a la esencia de la reaccionaria  novela de Bran Stoker en la que el conde Drácula simboliza al  monstruo de la pasión al cual hay que aniquilar antes de que te atrape, te robe la voluntad y te convierta en su esclavo por la eternidad.  La autora rescata—tal vez sin proponérselo—en su saga de vampiros  y en The Host, el sentido original de la novela como un “cautionary tale” de los peligros de dejarte llevar por los impulsos naturales de tu cuerpo. Una advertencia que resuena en especial con el despertar sexual de los adolescentes. Tal vez ahí se pueda explicar el encanto que ejercen sobre ese segmento de la población.

Desafortunadamente, al igual que Melanie, Meyers parece habitar un “cuerpo” (en su caso, literario) cuyas ambiciones la llevan por caminos intrincados, pero cuya esencia es incapaz de transitar con éxito. El mismo director, Andrew Niccol,  que ha realizado cintas de ciencia ficción mejor logradas (Gattaca e In Time) parece librar una propia batalla con sus impulsos estilísticos, creando algo interesante visualmente, pero que se desperdicia ante la banalidad de la historia.

Asimismo, el género de The Host es otra expresión de una personalidad en conflicto.  Se supone que es un romance juvenil, pero acaba siendo una comedia (de humor totalmente involuntario). Si The Host pretendía sacar suspiros del público, lo único que arranca, son risas.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Trivias y
Horóscopo

Horóscopo de AARP

Qué te depara el destino

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.