Una primavera personal para Sally Field

Una de las artistas más queridas en Estados Unidos por más de 50 años, la ganadora de dos premios Óscar se encuentra exactamente donde desear estar.

In English | Durante años, Sally Field vivió en una casa de rancho, llena de rincones y recovecos, en la comunidad de Malibu Hills, con una piscina y espacio de sobra para sus tres hijos, su madre enferma y un montón de cosas acumuladas a través de los años. Pero sus hijos se independizaron, y su mamá falleció. Así que hace cinco años, Field vendió esa casa y compró la que tiene ahora. Es más pequeña, con solo dos dormitorios y una habitación para huéspedes, escondida en el enclave Pacific Palisades de Los Ángeles, con unos pocos muebles rústicos, jarrones llenos de flores falsas realistas y un patio sin piscina; "No deseo tener que ocuparme de una piscina", dice ella.

En estos días la vida de Field consiste de un pequeño espacio para sí misma, un horario que ella fija y trabajo que la emociona. Su nueva película —Hello, My Name Is Doris— trata de una mujer que, casualmente, también está encontrando una nueva vida después de haber cuidado de su madre.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Cuando Field estaba cuidando a su madre, Margaret, y trabajando en Brothers and Sisters, el drama de ABC, la actriz y su amiga de hace muchos años, la directora de televisión Tricia Brock, acordaron comprarse apartamentos en Nueva York e ir al teatro juntas. Brock se compró el de ella y, cuando Margaret falleció, Field se compró el suyo. "Vemos una obra aproximadamente una vez por semana", dice Brock. "Ahora Sally utiliza ese tiempo en Nueva York para desarrollar proyectos que la apasionan y trabajar en las cosas que son importantes para ella".

Pero esto no significa que Field ha dejado de ser, en cierta medida, una cuidadora. A los 69 años vuela entre su hogar en Los Ángeles y su apartamento en West Village, pasando tiempo en Nueva York y luego regresa de prisa para ver a uno de sus cinco nietos en un recital o simplemente para cuidarlos mientras sus hijos salen. Pero por primera vez en su vida adulta, es estrictamente un trabajo a tiempo parcial.

Tomamos té mientras hablamos. Sobre su diminuto cuerpo, Field viste jeans y una blusa escocesa con cuello de botones —y un par de tenis, que pronto se quita para cruzar sus piernas sobre la butaca—.

Su madre, a regañadientes, se mudó con ella cuando, después de volver a caer víctima de cáncer, era poco prudente que siguiera viviendo sola. Field hubiera deseado no tener que insistir en que se mudara con ella, pero todavía no sabe cuál hubiera sido la mejor opción: "De veras tuve que luchar por resolver lo que era mi responsabilidad y lo que era, 'Es tu vida, y debo respetarla'".

Sally Field

Field mantiene un sentido primaveral por dentro y por fuera. — Chris Craymer

Pero Margaret se dejó convencer. Durante los seis años que las mujeres vivieron juntas, dice Field, tuvieron "muchos momentos de risas y carcajadas", aún mientras su madre se sometía a tratamiento tras tratamiento "horroroso y salvaje" de quimioterapia, tras los que se convirtió en un "pequeño gorrión de persona". Field no estaba muy segura de que buscar una cura era lo mejor para Margaret. Aunque admiraba el espíritu de lucha de su madre, también se preguntaba, "¿Existe algún punto cuando dices, 'No más', y aceptas la vida como es?".

Margaret falleció a los 89 años en el 2011, y ha pasado suficiente tiempo como para que Field se sienta cómoda en una nueva etapa de su vida: una en la que ya no es la cuidadora principal de nadie, ni tampoco necesita ayuda para sí misma. Y eso la introdujo a un nuevo tipo de vida y una nueva forma de pensar.

"Siento que soy nueva para mí misma, de tantas maneras", explica ella. "Creo que todos nosotros, en cada etapa de nuestras vidas, estamos alcanzando la mayoría de edad".

Se casó de joven y se divorció de joven, y luego se volvió a casar y a divorciar de nuevo. "Es evidente que no sirvo para estar casada", dice ella. Hace poco leyó las nuevas memorias de Gloria Steinem, y algo que Steinem escribió a Field le pareció ser muy cierto. "Ella dijo, si nunca verdaderamente tuviste una conexión productiva con tu padre o los padres en tu vida, te cuesta reconocer lo que es dicha conexión. Pienso que nunca verdaderamente comprendí lo que era esa conexión al nivel de los hombres y las mujeres". Está muy unida a sus tres hijos: Peter Craig, de 46 años; Eli Craig, de 43 años; y Sam Greisman, de 28 años. Tiene relaciones estrechas con hombres, y ha tenido buenas relaciones románticas. Tuvo una relación famosa con Burt Reynolds, quien recientemente escribió en sus memorias que todavía extraña a Field. En una entrevista en 1986 con Playboy habló de su relación con él, de cómo ella cuidaba a sus hijos y luego se ocupaba de las necesidades de Reynolds. Ella decidió que no podía seguir haciendo eso, y él no pudo adaptarse, por lo que se separaron.

Sally Field

Field se concentra en proyectos que la apasionan y las cosas que son importantes para ella. — Chris Craymer

Field nació en el otro lado de la colina, en Pasadena, en una familia de clase trabajadora del mundo del espectáculo. Su madre era actriz, sin trabajo fijo —un episodio de Bonanza aquí, uno de Perry Mason allá— y su padre era un oficial del ejército. 

Se divorciaron cuando Field tenía cuatro años; su madre pronto se casó con un actor y doble que según Field era emocionalmente abusivo hacia ella y su hermano. (También tiene una media hermana más joven). En la escuela intermedia y la secundaria, Field aprendió su oficio en los clubes de teatro. Antes de graduarse, consiguió el papel estelar en el programa de televisión Gidget, y luego The Flying Nun, pero no se sentía feliz en esos platós, en los que estaba rodeada principalmente de personas mayores. Se sentía aislada. Había unas cuantas personas de su edad, en su mayoría extras. Se llevaba bien con ellas, pero en realidad sus relaciones nunca llegaron a ser más que eso. "Me di cuenta de que había un sistema de castas", dice Field. "Algunas personas se acercaban y conversaban conmigo, pero en realidad no deseaban llegar a conocerme. Era todo tan extraño, y todo solo sirvió para aislarme, y de por sí yo no era el ser humano más sociable del mundo".

Pero quizás el amor romántico no lo es todo en la vida. Actualmente, Field a menudo siente que se ausentaba demasiado de sus hijos pero que, en esa época, no tuvo otra alternativa. Ella les cuenta de su remordimiento pero ellos no la desean escuchar; piensan que hizo un gran trabajo. Aún ahora, Brock dice que Field no sale a cenar sin colocar su teléfono sobre la mesa: contesta cualquier llamada de sus hijos en cualquier momento.

Sally Field

Una de las artistas más queridas en Estados Unidos encuentra su punto óptimo profesional y personal después de una carrera de más de 50 años. — Chris Craymer

Y, por supuesto, esta también es la misma mujer que alguna vez dijo que el amor de su vida era su trabajo. Le pregunto sobre ese adagio: que nadie jamás dice, cuando está a punto de morir, que desea haber trabajado más. Pone los ojos en blanco y suelta una carcajada. "Eso es pura ----. Esas son las personas que no deseaban ir a trabajar. El trabajo era algo que necesitaban hacer para poder ganarse la vida. Mi trabajo nunca ha sido así". Es cierto, ha aceptado unos cuantos trabajos solo por dinero. ("Me dolió en el alma" actuar en Beyond the Poseidon Adventure, dice ella). Y nadie nunca la ayudó económicamente, así que esos trabajos fueron importantes. Pero más que eso, su trabajo ha sido la parte más gratificante de su vida, aparte de su familia.

Por eso, últimamente su trabajo se ha vuelto decepcionante. En primer lugar, no han habido muchos grandes filmes para mujeres en años recientes, y mucho menos para mujeres mayores. Aunque Field se ha ganado dos premios Óscar —uno por Norma Rae y el otro por Places in the Heart— tuvo que luchar por su último rol importante, como Mary Todd Lincoln en la película de Steven Spielberg del 2012, Lincoln, porque era 20 años mayor que la mujer que interpretaría. (A Field la nominaron para otro premio Óscar por su actuación). Casi todos los papeles que le ofrecen son mucho menos retadores. "Me encuentro en un punto en mi vida donde el trabajo que me ofrecen es sencillamente tan genérico que te dices, 'Ni modo'. Es la mamá con un montón de hijos, y el argumento en realidad trata de todos los hijos, y la mamá solo está ahí". Cuando trabajaba en Brothers and Sisters, desde el 2006 hasta el 2011, pensaba que su personaje, Nora, mostraba un verdadero potencial para cambiar y crecer, pero el canal siempre se resistía, recuerda ella.

Es un problema. "Quizás una vez al año ves una historia con un personaje que es una mujer mayor que tiene algo que decir, y el personaje es uno convincente", dice Field. Anhela interpretar a personajes complejos de su misma edad. "Soy una actriz ya mayor, y mi rostro y cuerpo... tengo que poder interpretar lo que soy", agrega ella. "Si interpreto a un personaje que es una mujer atractiva, deseo ser atractiva, pero también estoy alcanzando los 70 años, tengo un rostro flácido y mi cuerpo ya no es el mismo. ¡Dios santo! Está todo expuesto en 'Doris'".

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad