Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

sorteo

Gana las vacaciones de tus sueños. ¡Participa hoy!

becas para
hispanos

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad.

vencer el
hambre

Apoya la campaña de AARP para vencer el hambre en América.

campaña
Independencia financiera

encuesta

Preguntas y respuestas del
Seguro Social

Todo lo que necesitas saber sobre tus beneficios.

juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. Juega

Inestablidad de los mercados

Prepárese para la próxima crisis

Cinco estrategias para cuidar sus ahorros, invertir sabiamente y proteger su jubilación.

Ilustración de una montaña rusa en un día soleado

— Andrew Bannecker

In English | El 6 de mayo, la misteriosa caída de mil puntos en el mercado de valores —un “descenso repentino” que evaporó alrededor de $1 millón de millones— sirvió para algo: tras 13 meses de ganancias notablemente estables, nos hizo recordar a todos que los mercados son volátiles por naturaleza.

Si bien las acciones tienden a superar otras inversiones a mediano y largo plazo, rara vez permanecen en alza por mucho tiempo. El mercado de valores es, por naturaleza, una montaña rusa.

¿Y cómo podría ser de otra manera? El mercado mide nuestra avaricia y miedo colectivos, y, últimamente, la preocupación persistente es que, independientemente de las señales promisorias, el peor bajón económico global desde la Gran Depresión aún no ha terminado, y podríamos estar encaminándonos hacia una segunda depresión.

Esto no significa que usted deba dejar de lado las acciones. Por el contrario, necesita de sus retornos más altos a largo plazo para acumular ahorros para su jubilación. Sólo tiene que aprender cómo aguantar las pérdidas.

Recordar estas cinco verdades relativas a los mercados lo ayudará.

1. Los mercados saben mucho menos de lo que usted cree.

Los precios de las acciones no son un reflejo de la realidad. Los mercados reflejan las conjeturas de los inversores respecto de lo que podría suceder mañana, la semana que viene o de aquí a seis meses. La desconexión entre lo precios y la realidad se tornó particularmente clara cuando la economía se estancó. En el 2009 estábamos en una profunda recesión que hizo que 8 millones de personas perdieran sus empleos y que los precios de las propiedades sufrieran la peor caída desde la década de 1930. Sin embargo, desde su caída, en marzo del 2009, hasta su alza, en abril del 2010, el índice S&P 500 creció un impresionante 80%: un mercado alcista especulativo impulsado mayormente por las bajísimas tasas de interés —casi cero— de la Reserva Federal. Este es el motivo por el cual es tan difícil comprar acciones cuando están a su precio mínimo y venderlas cuando alcanzan su máxima cotización. A veces, las acciones alcanzan cotizaciones superiores a su valor real, y, a veces, inferiores. La mejor estrategia se llama el promedio del valor en dólares (dollar-cost averaging): Invertir el mismo monto regularmente, de modo de adquirir menos acciones cuando los precios están altos y más cuando están bajos.

2. Los operadores de bolsa profesionales son cortos de miras

En mayo, una serie de noticias económicas genuinamente optimistas —un nivel algo mayor de contrataciones en el ámbito laboral, los precios de las propiedades estabilizándose y una confianza creciente entre los consumidores— daban muestra de una recuperación naciente. Al mismo tiempo, el mercado de valores se desplomaba. El índice S&P 500 perdió un 10,5%, su mayor caída en un mes en décadas. La brusca caída fue una reacción nerviosa de los operadores ante las malas noticias provenientes de Europa, en particular el temor de que Grecia no pagara sus deudas, lo que disparó un nuevo capítulo en la crisis financiera… y, quizá, la segunda caída de la recesión.

El pánico era exacerbado por la renuencia de la Canciller alemana, Angela Merkel, a que la Unión Europea sacara del apuro a Grecia. A ella le preocupaban las elecciones regionales y no quería ganarse la antipatía del electorado alemán. Al mantener su postura, contribuyó al aumento de las tasas de interés en Europa, lo que asustó al mercado de valores de EE. UU. Entonces, Merkel aceptó la ayuda y la caída de precios de los títulos se apaciguó, junto con los inminentes temores por Grecia, lo que demostró, una vez más, que invertir en función de los giros de los mercados es la receta perfecta para recibir un fuerte sacudón, tanto emocional como financiero.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.